Volver

Ejercicios que te ayudarán a prevenir y mejorar la vista cansada

ejercicios para mejorar la vista cansada

La salud ocular es muy importante. En los últimos años los avances en esta área han sido espectaculares, como el uso de microbots oculares para curar los ojos desde dentro. Pero hay problemas oculares que, sin ser tan graves, también merecen nuestra atención y prevención, como lo es la vista cansada o presbicia (el primero es el término más coloquial y el segundo el más técnico, pero se refieren a lo mismo).

¿Qué es la presbicia o vista cansada?

La vista cansada o presbicia es un defecto refractivo que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que permite enfocar las imágenes a diferentes distancias. Esta disminución de su capacidad de acomodación provoca dificultades para ver de cerca con nitidez.

Podríamos resumir la vista cansada como un proceso de degeneración natural del ojo que se manifiesta llegada cierta edad, generalmente a partir de los 40-45 años.

¿Quieres conocer el precio del Seguro de Salud para ti y tu familia?

¿Por qué se produce la vista cansada?

Imagina el zoom de una cámara fotográfica: para poder enfocar los objetos cercanos, el cristalino varía su forma y, con ello, su potencia óptica. En personas jóvenes, es muy flexible. Al igual que pasaría con una cámara, con el paso de los años el cristalino se va volviendo más rígido y deteriorándose, reduciendo de forma progresiva su capacidad de contracción (acomodación), dando lugar a la presbicia o vista cansada.

Síntomas de la vista cansada

Para saber si sufres de vista cansada debes de tener en cuenta sus principales síntomas:

  • Problemas para enfocar la vista en objetos que están cerca. Este es uno de los mayores síntomas que seguro que has visto puesto que la gente con vista cansada tiende a alejar los objetos para intentar verlos mejor.
  • Dificultad a la hora de leer. Ver textos que bailan o se amontonan, letras borrosas o cansancio visual.
  • Mayor esfuerzo en tareas cotidiantas que requieren enfocar la vista. Leer o conducir se pueden llegar a convertir en tareas en las que una persona con vista cansada tiene que esforzarse más de lo normal.
  • Molestias oculares. Notas síntomas como la picazón, dolor, ojos resecos o lagrimeo tras hacer esfuerzos con la vista o al final del día.

Tratamiento de la vista cansada

A día de hoy se calcula que un 90% de la población tiene vista cansada a partir de los 45 años. La presvicia es un problema que llega con el tiempo, debido al desgaste de nuestro cuerpo, a nuestros ojos les cuesta más enfocar la vista. Debes saber, que la vista cansada o presbicia no tiene un tratamiento para curarla de forma permanente, sin embargo se puede tratar con el uso de gafas o lentillas adaptadas a cada persona. Es posible que notes más la molestia de la previcia si estás con una pantalla o leyendo.

¿Se puede prevenir la vista cansada?

Como ya hemos comentado, la presbicia es un proceso creado como consecuencia de desgaste en nuestro cuerpo con el paso del tiempo, por lo tanto la prevención que podemos hacer es limitada. Los síntomas de vista cansada suelen aparecer sobre todo alrededor de los 40 años, aunque se puede corregir con cirugía si afectan a tu vida diaria.

Aunque muy limitados puedes descubrir los ejercicios que hasta ahora se recomiendan para prevenir la presbicia, además son muy sencillos y los puedes incluir dentro de tus hábitos diarios.

Ejercicios para retrasar la aparición de la vista cansada

Ya sea por trabajo o por cualquier otro motivo, pasar demasiado tiempo frente al ordenador provoca que los ojos comiencen a resentirse y a doler; los párpados se cierran y en algunas ocasiones aparece la visión borrosa. Para evitar que esto ocurra, es importante realizar una pequeña rutina de ejercicios para mejorar la vista cansada, relajándola y permitiendo que tus ojos puedan descansar.

Son ejercicios que no van a ocupar gran parte de tu tiempo y que ayudarán a retrasar la aparición de la vista cansada. Además, mejorarán tu rendimiento y tus problemas de vista durante la jornada laboral:

  • Hacer descansos cada 15 minutos y desviar la mirada a otros sitios. Lo ideal es que puedas fijar la mirada lo más lejos posible durante unos 5 o 10 segundos. A continuación mira la punta de la nariz y mantén la vista entre 10 y 15 segundos.
  • Otro ejemplo de gimnasia ocular para vista cansada consiste en mirar de cerca y de lejos de manera intermitente. Intenta centrar la mirada en un objeto cercano y segundos después mira lo más lejos posible. Si puedes salir al exterior, este ejercicio tiene mejores resultados.
  • También puedes practicar el control del movimiento de tus ojos dibujando el número 8 en el suelo con la mirada.

Además de estos ejercicios también tenemos consejos para tí y la salud de tus ojos, ya que crear algunos hábitos en tu vida diaria te ayudarán a prevenir la presvicia y otros problemas de vista.

Otros consejos de prevención de la vista cansada

La presbicia es un proceso degenerativo y por lo tanto su prevención es compleja. Lo que se puede hacer de manera sencilla es combinar de forma habitual los ejercicios para mejorar la vista cansada anteriores con una serie de consejos que te ofrecemos a continuación:

  • Cuando leas un libro, el periódico o una revista intenta siempre usar luz natural, ya que la luz artificial hace que los ojos se cansen más.
  • Si trabajas con ordenador, la pantalla debe estar a la altura de tus ojos, de esta manera los brillos no nos molestarán.
  • Cuando veas la televisión, mantén una luz encendida para no hacer tanto esfuerzo con los ojos.
  • Mantener una buena higiene y evitar llevar las manos sucias a los ojos, además de llevar una correcta alimentación que incluya las vitaminas esenciales para aportar a nuestro cuerpo lo que necesita, es clave en todo esto.
  • Por último, ten en cuenta que es conveniente realizar una revisión ocular completa al menos una vez al año.

En conclusión, si combinas estos ejercicios para mejorar la vista cansada con unos buenos hábitos de salud visual, conseguirás retrasar la aparición de esta afección.

seguro de salud

Operación de la vista cansada

Los problemas de presvicia se pueden operar al igual que se opera la la miopía o el astigmatismo para corregirlo. Lo recomendado para esta operación es tener entre 50 y 55 años y este proceso se puede llevar a cabo junto con otros como los ya meniconados.

Ambos procesos son efectivos y sencillos, pero para encontrar el más adecuado se debe de acudir a un profesional que pueda hacer un análisis previo y pueda darnos la valoración que más se adapte a nuestro caso.

Si crees que puedes empezar a sufrir esta afección, te aconsejamos que visites un especialista a tiempo. Descubre a través de nuestro cuadro médico, la red de oftalmologos que ponemos a tu disposición.

Doctor especialista en Geriatría

Profesional con 20 años de experiencia en el campo sanitario. Mis áreas de especialización son: en el mundo clínico, la Geriatría, con especialización en las demencias; Y en el mundo de la gestión sanitaria, la seguridad del paciente y la calidad en la gestión de servicios. Cuento con experiencia en la puesta en marcha de servicios asistenciales, incluyendo dos hospitales generales.