¿En qué se basa el Método Montessori?

metodo montessori

La educación de los más pequeños es una prioridad para los padres y docentes. Por todo ello, la aplicación de métodos educativos que consigan mejores resultados es tan relevante.

Los cambios continuos que estamos viviendo en materiales y formas de enseñanza, con un mayor peso en la tecnología, son importantes, pero también otros métodos más tradicionales que han acreditado su éxito.

Este es el caso del método Montessori, que aunque lleve años aplicándose en algunos centros cada vez tiene más apoyos, incluso en su aplicación dentro de casa.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo

Método Montessori en qué consiste

El método Montessori consiste en una propuesta pedagógica creada por la educadora italiana María Montessori. Fue creado tras observar de forma científica el aprendizaje de niñas y niños durante sus diversas fases de desarrollo.

Para ello tiene en cuenta tres aspectos claves de cada niño como es su capacidad, cuáles son sus intereses y potencialidad.

Para conseguir su máximo provecho se tienen en cuenta ciertos aspectos:

  • Libertad a la hora de aprender a su ritmo.
  • Crear un entorno estimulante con juegos y actividades diversas.
  • Los elementos que le rodean son seleccionados para un determinado motivo.
  • Se cuida el tamaño adecuado de estos, así como su belleza y el orden.
  • Todo ello es observado, analizado y comprendido por parte de un adulto.

¿Quién fue María Montessori?

Para entender mejor en qué consiste el método Montessori hay que tener en cuenta como se desarrolló.

María Montessori tuvo dos claros influjos a la hora de crear su método. El primero fue Jean Itard, médico francés de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, que estudió el caso del Víctor, un niño de unos 11 años, que se consideraba que tenía discapacidad intelectual y no podía ser educado.

El doctor Itard opinaba lo contrario, que la culpa de sus problemas estaba en haber crecido en un ambiente inadecuado que es lo que conllevó que su inteligencia no se desarrolle. Para solucionarlo busco irle vinculando a la vida social, estimulando sus sentidos y ampliando su mundo con nuevas necesidades y relaciones.

Su otro gran referente fue Édouard Séguin, otro médico del siglo XIX. Fue él el que indicó que lo que se conocía entonces como “idiotez” fuera un problema médico sino que era de índole educativo. Así, además de insistir en la importancia de la higiene, ropa y alimentación señaló que su régimen de vida debía ser personalizado, algo que continuaría María Montessori.

Édouard Séguin consideraba que los niños desarrollan su inteligencia por medio de una serie de actividades como la imitación, el juego y en general las posibilidades de experimentar.

María Montessori, a principios del siglo XX, rescató, retomó y revisó el trabajo de Itard y Séguin para elaborar su nuevo método pedagógico que conformó lo que conocemos hoy como Método Montessori.

Características del método Montessori

En el desarrollo de su pedagogía y de qué es el método Montessori tuvo especial cuidado en todos los elementos que estimulen el desarrollo de los niños. Todo ello conforma las características de este método:

  • Zonas de trabajo o aulas espaciosas que permitan el trabajo en grupo.
  • No deben tener exceso de mobiliario, primando las áreas vacías para que desarrollen actividades con libertad en grupo.
  • Además de las zonas de trabajo grupal deben existir espacios de trabajo individual.
  • No se trabaja en pupitres, sino sobre mesas de trabajo o en el suelo, por ello muchos de los espacios tienen alfombras.
  • El aula se divide por temáticas y en los más mayores por asignaturas.
  • También existe un área específica para lectura con libros y cuentos adaptados.
  • Se incentiva el trabajo de los pequeños decorando el aula con sus trabajos.
  • Igualmente hay una zona en el que niño puede relajarse y descansar. Su decoración fomenta la reflexión.

¿Cómo se aplica el método Montessori?

Si los elementos son algo fundamental, lo es aún más la forma de aplicarlo. Esto hace que no solo se pueda usar en centros educativos, también trasladar a ámbitos domésticos.

Los puntos principales son los siguientes:

  • Fomentar la libertad del niño: por tanto se le debe dejar que explore lo que le rodee, que interactúe con facilidad y mejore su autoestima.
  • Crear un entorno amable: en el que conseguir que el niño o niña se crea necesario e importante en sus diferentes tareas.
  • Incentivar las actitudes positivas: se debe ensalzar lo que realice bien y lo contrario, no criticar demasiado lo que hace mal, que lo sepa para mejorar pero que aprenda del fracaso. Respetar el error y procurar que lo vaya corrigiendo es por eso un punto importante.
  • Se deben incentivar la justicia y con ello la seguridad: para ello se evita siempre ridiculizar y cualquier actitud que denigre o infravalore al pequeño. Lo contrario se busca que ganen seguridad en si mismo gestionando emociones por un lado y confianza en los demás.
  • Tener una mente abierta ante las ideas e iniciativas ajenas: se busca motivar la creatividad y la motivación aceptándose tal y como es y mejorando en sus rutinas diarias.
  • Crear un ambiente activo de preguntas y respuestas: al fomentar la curiosidad del niño lo normal es que multiplique las preguntas. Es muy importante aprovechar esa interactividad, escuchar a los más y pequeños y darles respuestas adecuadas en tiempo y forma.
  • Dirígete al niño de forma correcta, con amabilidad: el profesor o monitor en particular y el adulto en general son sus referentes, por lo que la forma de dirigirte a ellos es fundamental como modelo.
  • Ayudar no imponer: en la labor de enseñanza se debe procurar solo tener un papel activo para corregir o ayudar en caso de no saber algo, al contrario, si lo hace bien, se debe pasar desapercibido.

En definitiva, el método Montessori es algo más que una moda, establece una nueva forma de enseñanza en el que es importante tanto los medios como la forma que hacerlo.

Compartir en qué consiste ayudará a elegir si es un método que se considere adecuado o no. Especialmente porqué hay otros métodos pedagógicos.

Lo importante es que muchas de sus aplicaciones se pueden extender más allá del centro educativo y con ello conseguir un mejor aprendizaje.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn