¿Qué es el linfoma de Hodgkin?

linfoma hodgkin

Un linfoma es un cáncer que empieza en los linfocitos que son glóbulos blancos que combaten las enfermedades y forman parte del sistema inmunitario. Los linfocitos anormales se acumulan entonces en los ganglios y vasos linfáticos, así como en otros órganos.

Según informa la Asociación Española Contra el Cáncer, el linfoma de Hodgkin supone un 10% de los linfomas en España, con un diagnóstico aproximado de 8.765 personas y una incidencia mundial de alrededor de 80.000 casos.

Pese a que la gran mayoría de pacientes diagnosticados se curan, sigue siendo un cáncer y, por ello, es necesario un diagnóstico y tratamiento precoz. Así que es imprescindible conocer cuáles son las causas, síntomas y tipos de linfoma de hodgkin que existen para poder acudir al médico al menor indicio.

A continuación, desde Aegon Seguros, te lo explicamos todo. Porque tu bienestar y el de tu familia son nuestra prioridad.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.


¿Qué es el linfoma de Hodgkin?

El linfoma de Hodgkin es uno de los tipos de cáncer con mejor pronóstico en los pacientes, ya que alrededor del 75% pueden curarse tras recibir el tratamiento y más del 90% siguen con vida 10 años después de recibir el diagnóstico.

Pese a ello, existen ciertos casos en los que hay complicaciones, por lo que los expertos siguen estudiando cuáles son los mejores tratamientos y prevenciones para evitar que las personas afectadas sufran dichas complicaciones.

Es un cáncer que afecta a un tipo de glóbulos blancos en concreto, los linfocitos. Las células del sistema linfático empiezan a crecer de forma anormal y es cuando se produce el linfoma, afectando al sistema inmunitario. 

Los linfocitos son los encargados de crear los anticuerpos necesarios para que el cuerpo humano cuente con las defensas necesarias para identificar y vencer a los virus o bacterias que puedan atacar y, al crecer de forma anormal, se inflaman los ganglios y no pueden detectar a los microorganismos extraños, por lo que no se generan los anticuerpos.

Los ganglios que suelen afectarse son los de las axilas, ingles y cuello. Pero que un ganglio esté inflamado no siempre es indicativo de que exista un linfoma, sino que también puede ser debido a una infección puntual, por lo que es imprescindible acudir con rapidez a un especialista que analice el porqué de la inflamación y tome las acciones pertinentes según los resultados.

linfoma hodgkin tipos . Sistema linfático
Sistema Linfático

Tipos existentes

La Asociación Española de Oncología Médica recoge los dos tipos y clasificaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace en referencia al linfoma de Hodgkin. Quedando del siguiente modo:

Predominio linfocítico nodular

El linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular representa a una minoría de los pacientes, siendo estos solo el 5% de los casos. Por tanto, es poco común, y su crecimiento es mucho más lento que en el tipo clásico. Las personas afectadas no presentan otro tipo de síntomas o signos en el momento del diagnóstico.

Este tipo se caracteriza por la presencia de células malignas llamadas ‘palomitas de maíz’ y su comportamiento es muy poco agresivo, ofreciendo una respuesta muy favorable ante los tratamientos.

Sin embargo, puede volver a aparecer con los años, por lo que es imprescindible llevar a cabo controles médicos periódicos para poder controlarlo.

Linfoma de Hodgkin clásico

El otro tipo de linfoma de Hodgkin es el clásico, que representa al otro 95% de los casos existentes. Es el más común y se caracteriza por la presencia de células descomunales con varios núcleos celulares, llamadas células de Reed-Sternberg.

El tipo clásico, a su vez, se divide en 4 subgrupos;

  • El linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular
  • El linfoma de Hodgkin con celularidad mixta
  • El linfoma de Hodgkin con agotamiento linfocítico
  • El linfoma de Hodgkin con predominio en linfocitos

El estudio del tipo está orientado a conocer cuál es la localización exacta del tumor y poder reaccionar según las necesidades de cada uno de ellos, aunque el tratamiento seguirá siendo el mismo e igual de efectivo.

tipos linfoma de hodgkin

¿Cuál es el pronóstico del linfoma de Hodgkin?

El pronóstico del linfoma de Hodgkin dependerá, principalmente, de la extensión del tumor. Por lo que, para poder acotarlo, se clasifica en diversos grupos según el número de los ganglios, su localización, la afectación de otros órganos y la existencia de síntomas.

Para ello se utiliza la clasificación de Lugano, que divide los linfomas en 4 estadios que sí condicionan el tipo de tratamiento que deberá recibir el paciente:

  • Estadio I: Cuando el linfoma afecta a una sola zona o a una sola estructura linfoide
  • Estadio II: Cuando afecta a dos o más regiones pero que estas están situadas a un mismo lado del diafragma, es decir del tórax y hacia arriba o del abdomen hacia abajo.
  • Estadio III: Cuando el linfoma afecta a regiones ganglionares o estructuras linfoides situadas a ambos lados del diafragma.
  • Estadio IV: Cuando el linfoma afecta a más de una zona extra ganglionar, con o sin afectación de los ganglios.

Pero, además, dentro de esta clasificación se vuelven a dividir en la siguiente:

  • A. Si no se producen síntomas.
  • B. Si se sufre una pérdida inexplicable de peso superior al 10% en 6 meses, si existe una sudoración nocturna excesiva o se tiene fiebre intermitente de más de 38ª.

Y teniendo todo esto en cuenta, el médico recomendará un tratamiento más o menos intenso.

Causas del linfoma

Las causas del linfoma de Hodgkin son las mismas que ante cualquier otro tipo de cáncer, y los médicos siguen investigando cuáles pueden ser las que se enfoquen más hacia este tipo.

Por norma general pueden ser el tabaco, el sobrepeso… todas ellas modificables, aunque también otras que no lo son como la edad, ya que suele ser diagnosticado entre los 15 y los 30 años y en los mayores de 55. Los posibles antecedentes familiares de linfomas, ser hombre, ya que las personas de este género suelen tener más probabilidades, o incluso haber estado infectado anteriormente por el virus Epstein-Barr.

¿El linfoma de Hodgkin tiene cura?

El linfoma de Hodgkin se cura cuando reacciona favorablemente al tratamiento. Y, en la mayoría de los casos, se consigue una remisión completa.

En el caso de existir recaídas, estas serían durante los 2 o 3 primeros años, tras recibir el tratamiento, pero pasados los 5 suelen ser muy raras.

seguro de salud

Contar con una asistencia médica rápida y de calidad es un elemento decisivo para conseguir remitir completamente la presencia de un linfoma de Hodgkin o cualquier enfermedad o dolencia que aparezca. Por ello, desde Aegon Seguros ponemos a tu disposición los seguros de salud que mejor se adaptan a tus necesidades y a las de tu familia, para que podáis recibir la atención necesaria de un especialista, el acceso a las pruebas diagnósticas y tratamientos médicos pertinentes, segundas opiniones médicas…

Llámanos e infórmate, nuestros asesores te ayudarán a encontrar el seguro de salud que estás buscando.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.