¿Qué es el EPOC? Síntomas y tratamiento

Epoc enfermedad

“Cuando te levantes por la mañana, piensa en el precioso privilegio de estar vivo, de respirar, de pensar, de disfrutar, de amar”. Marco Aurelio

El 21 de noviembre es el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Este es un día para concienciar sobre la necesidad de investigar acerca de esta enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que para el año 2030 esta enfermedad será la cuarta causa de muerte en todo el mundo. Como consecuencia de este aumento y la gravedad de la enfermedad, en esta jornada se trata de promover la comprensión de esta enfermedad y mejorar la atención de estos pacientes.

¿Cuáles son las causas de la aparición de esta enfermedad?

Existen numerosos factores de riesgo, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • La principal causa del EPOC es el tabaquismo.
  • Exposición a ciertos gases o emanaciones en el entorno laboral.
  • Exposición a una alta polución ambiental.
  • Ser fumador pasivo.
  • Uso frecuente de fuego para cocinar sin la conveniente ventilación.

¿Cuáles son los síntomas del EPOC?

Estos síntomas se suelen presentar lentamente, algo que dificulta el que la persona sea consciente de que padece la enfermedad y consulte de manera temprana con su médico:

  • Fatiga.
  • Tos con o sin flema.
  • Sibilancias.
  • Dificultad para tomar aire.
  • Muchas infecciones respiratorias.
  • Dificultad respiratoria (disnea) que empeora con la actividad.

¿Qué pruebas se realizan para hacer el diagnóstico?

Existen varias pruebas que se pueden hacer para realizar un buen diagnóstico:

  • La espirometría parece ser el mejor examen. Es una prueba de función pulmonar que consiste en soplar con la mayor fuerza posible dentro de una máquina pequeña que evalúa tu capacidad pulmonar.
  • Utilizar un estetoscopio para auscultar los pulmones puede ser de cierta utilidad, aunque no es una prueba muy eficaz.
  • Imágenes de los pulmones también pueden ayudar en el diagnóstico, aunque la que mejor detecta señales de que existe EPOC es la tomografía computerizada.
  • Un examen de sangre llamado gasometría arterial, que mide cantidades de oxígeno y dióxido de carbono en sangre.

¿Qué tratamientos existen para el EPOC?

No existe una cura para esta afección, aunque sí existen varias medidas para mejorar los síntomas y evitar su empeoramiento:

  • Dejar de fumar: es la mejor forma de reducir el daño pulmonar.
  • Medicamentos de alivio rápido para ayudar a abrir las vías respiratorias, antibióticos de uso prolongado, fármacos de control para reducir la inflamación pulmonar, y antiinflamatorios para reducir la inflamación de las vías respiratorias.
  • En casos más graves o durante empeoramiento de la enfermedad puede ser necesario recibir: oxigenoterapia, esteroides, broncodilatadores, una máquina que asista la respiración (BIPAP o sonda endotraqueal).
  • Sólo algunos casos reciben intervenciones quirúrgicas como extirpar partes dañadas del pulmón y así facilitar el funcionamiento de las partes sanas, o trasplante de pulmón en los casos más graves.

Y, si tengo EPOC, ¿qué cuidados debería tomar?

  • Camine para aumentar la fuerza, pero trate de no hablar mientras lo realiza si tiene dificultades al respirar.
  • Evitar aire muy frío o muy caliente.
  • Que nadie fume en casa.
  • Manejar el estrés y el estado anímico.
  • Reducir la contaminación atmosférica en el hogar.
  • Usar oxígeno en caso de que se lo hayan recetado.
  • Llevar una dieta equilibrada.
  • Mantener un peso corporal dentro de la normalidad, En caso de no verse capaz consulte con un especialista.
  • Se recomienda grupos de apoyo dado el estrés que provoca la enfermedad.

En Aegon siempre apostamos por la prevención, y dejar de fumar para prevenir esta enfermedad respiratoria es crucial. Además recomendamos que consulte con más de un especialista para tener varias opiniones. Por ello, puede ser de gran ayuda consultar las coberturas que un seguro médico nos ofrece, y así estar tranquilos de poder recibir la mejor atención médica.