¿Qué es la apnea de sueño y por qué se produce?

descanso apnea-de-sueno

 “Los sentimientos van y vienen, como nubes que el viento lleva. La respiración consciente es mi ancla”. Thich Nhat Hanh

La calidad del sueño es algo muy importante para nuestra calidad de vida. Es frecuente que no dediquemos el tiempo necesario a esta actividad debido a nuestro estilo de vida y nuestra actividad frenética: niños, trabajos de muchas horas, actividades variadas, series… Y no sólo es importante dormir, sino que el sueño sea realmente reparador para que al día siguiente podamos afrontar el día con menos cansancio y mejor humor. Los principales factores que nos pueden ayudar a que podamos descansar realmente son:

  • Realizar ejercicio físico
  • Dormir en el mismo horario: entre 6 y 8 horas aunque el tiempo varía según la persona.
  • Buenas condiciones ambientales: buena temperatura, que no haya luz y comodidad.
  • Utilizar la cama solo para dormir y no realizar otro tipo de actividades
  • Evitar la actividad intelectual antes de dormir.
  • Cenas ligeras y sencillas
  • Evitar siestas largas (no más de 30 minutos).
  • No tomar excitantes después de las 3 de la tarde.

Existen varios trastornos en este ciclo de sueño-vigilia, unos de los tipos más comunes son los relacionados con la respiración como es la apnea de sueño. Este trastorno está muchas veces infradiagnosticado y por ellohablaremos de él a continuación:

¿Qué es la apnea de sueño?

La apnea del sueño es un trastorno del ciclo de sueño-vigilia que consiste en que la respiración se interrumpe o se realiza de modo superficial. Estas interrupciones pueden durar de segundos a minutos y ocurrir más de 30 veces por hora.

¿Cuáles son las causas que pueden provocar la apnea de sueño?

Existen personas más propensas a poderlo desarrollar debido a que cumplen una serie de características:

  • Obesidad o sobrepeso
  • Suele darse más en hombres que en mujeres.
  • Historia familiar de apneas.
  • Pequeñas vías respiratorias.
  • Amígdalas o adenoides más grandes, u otros tejidos que puedan obstruir y complicar la respiración.

¿Cuáles son sus síntomas y cómo se detecta?

El tipo más común es la apnea obstructiva del sueño, cuyos síntomas son:

  • Al menos 5 a 15 apneas o hipoapneas obstructivas por hora de sueño.
  • Ronquidos, resoplidos, jadeos o pausas en la respiración durante el sueño.
  • Dormir durante el día, fatiga o sueño no reparador a pesar de haber dormido las horas suficientes.
  • Irritabilidad y cambios de humor.
  • Dolores de cabeza
  • Déficits de memoria en algunos casos.
  • Problemas de atención.

El diagnóstico se basa en realizar una historia clínica: el médico te preguntará por los hábitos de higiene de sueño, si se encuentra cansado por las mañanas a pesar de haber dormido las suficientes horas, así como antecedentes en la familia. Después, es posible que, en el caso de reunir los síntomas, tu médico te recomiende que te realices un estudio de sueño en un centro especializado. Allí te realizarán una serie de exámenes (polisomnografía) o te pedirán que lo realices en casa con un equipo que ellos mismos te ofrecerán.

¿Cuál es el tratamiento para los síntomas de la apnea de sueño?

Existen varias medidas según la gravedad de los síntomas:

  • En los casos más leves, el tratamiento puede reducirse simplemente utilizar ciertos dispositivos dentales: estos dispositivos mueven la mandíbula hacia delante para facilitar la respiración.
  • CPAP o presión positiva continua sobre las vías respiratorias: consiste en poner al paciente una mascara que cubre nariz y boca durante el sueño. Esta máscara ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias mediante la dicción de presión al aire que respira.
  • En muy reducidas ocasiones en necesaria una intervención quirúrgica para eliminar las amígdalas o tejido sobrante de la garganta.
  • Cambios en el estilo de vida: bajar de peso, ejercicio, reducir el consumo de alcohol, dejar de fumar, dormir de lado y utilizar descongestionante nasal.

Apnea de sueño en niños:

En niños se trata de un problema común que afecta a cerca de un 2% de niños y a algunos no les llegan a diagnosticar. Este trastorno en niños puede ocasionar problemas de aprendizaje, de conducta, de corazón y de crecimiento.

En muchos casos suelen ser niños que tienen las amígdalas y los adenoides más grandes, por lo que el modo más común de tratamiento es extraérselos.

Si su hijo presenta los síntomas propios de esa afección, te recomendamos que consultes con su pediatra y él te asesore. Además, éste te podrá recomendar que te dirijas a un centro especializado en sueño para que le realices un estudio específico. Por ello, para evitar esperas innecesarias, también te recomendamos contratar un seguro de salud familiar y así disponer de los mejores cuidados médicos posibles dentro de tu núcleo familiar, pudiendo así realizar un diagnóstico temprano de problemas de la salud tan frecuentes pero poco diagnosticados como es la apnea de sueño.