9 beneficios de dejar de fumar

Aegon Salud beneficios-dejar-de-fumar

 “El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo con más inteligencia”. Henry Ford

No es ningún secreto que dejar de fumar tiene muchas ventajas. El 31 de mayo se celebra el Día Sin Tabaco, que tiene como objetivo recordarnos los beneficios de dejar este hábito nocivo para la salud.

Relativizamos mucho el consumo del tabaco, pero en realidad es una de las causas de muerte que se pueden prevenir. Esto es porque esta sustancia aumenta significativamente el riesgo de sufrir trastornos y cánceres cardiovasculares y respiratorios.

Ventajas de dejar de fumar

Todos sabemos las ventajas de dejar de fumar, pero puede que a veces las olvidemos o las minimicemos. Por ello recordamos las más importantes:

  1. Incremento de la función respiratoria

Ya podemos notar, a pocas horas de dejar de fumar, los beneficios de cesar esta conducta. A las 12 horas sin fumar, los niveles de monóxido de carbono (sustancia tóxica para el organismo humano en cantidades grandes), pasan a ser parecidas a las de personas no fumadoras.

Además, se ha visto que a los 3 meses el funcionamiento de los pulmones mejora considerablemente, aumentando bastante la capacidad pulmonar. Por lo que a los 9 meses suelen desaparecer los síntomas tales como la tos, ronquidos y dificultades para respirar.

  1. Menos complicaciones en intervenciones quirúrgicas

Se ha demostrado que para que el riesgo de complicaciones disminuya, sobretodo en el posoperatorio, el cese del consumo debe iniciarse 4 semanas antes de la operación.

  1. Mejora de circulación sanguínea

Los beneficios de dejar de fumar en este sistema son muy notorios desde los primeros momentos, consistiendo en una disminución de la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Sin embargo, estas mejoras aumentan a los 3 meses de haber interrumpido el consumo.

  1. Disminución del riesgo de cáncer

Este es uno de los beneficios más importantes que podemos tener al dejar un hábito tan perjudicial para nuestra salud como lo es fumar. El reducir este hábito, disminuye mucho el riesgo de tener ciertos tipos de cáncer. Se ha demostrado que después de 5 años tras haber interrumpido su consumo, el riesgo de padecer algún tipo de cáncer disminuye bastante.

  1. Descenso en la probabilidad de trastornos cardíacos

Investigaciones científicas han descubierto que el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas se reduce a la mitad después de un año de dejar de fumar. Tras 5 años de parar esta conducta, la probabilidad de sufrir un infarto desciende hasta valores de la población no fumadora, y fumadores muy habituales pueden tener que dejar pasar 15 años hasta situarse en niveles de riesgo similares a la población normal.

  1. Recuperación del gusto y el olfato

Esta mejora tiene lugar tras dos días después de dejar de fumar, ya que las vías nerviosas asociadas a estos sentidos recuperan su funcionamiento normal.

  1. Beneficios emocionales y psicológicos

Se ha comprobado que dejar de fumar, además de disminuir los síntomas de ansiedad y depresión, aumenta la sensación de autoeficacia y autoestima al conseguir esta importante meta.

  1. Aumento de la esperanza de vida

Como consecuencia de todo lo anterior, podemos concluir que la esperanza y calidad de vida aumenta tras dejar de fumar. Además, algunos estudios sugieren que dejar de fumar antes de los 30 años iguala la esperanza de vida respecto a personas que nunca han consumido tabaco de forma habitual. Por ello, una importante consecuencia de esto es que el presupuesto de tu seguro de vida te saldrá más económico.

  1. Aceptación social y mejora en la gestión del tiempo

Todos sabemos que a día de hoy los fumadores está peor vistos, sobretodo en algunos ambientes. Además, desde el punto de vista estético tiene repercusiones importantes como tener los dientes y dedos amarillos o dejar un olor a tabaco muy desagradable en pelo y ropa.

Con respecto a la gestión del tiempo, el tener que salir a fumar puede quitar mucho tiempo en el trabajo y vida de ocio, por lo que el dejarlo te servirá para aprovechar mejor el tiempo.

De todas formas, es importante saber los efectos secundarios a corto plazo cuando se deja de fumar. Esto es crucial de cara a poder mantener nuestro objetivo, ya que todo fin presenta algunas renuncias y dificultades, al menos durante un corto periodo de tiempo.

  1. Dolor de cabeza
  2. Insomnio
  3. Ansiedad e inquietud
  4. Aumento de peso
  5. Problemas de concentración
  6. Tos y goteo nasal
  7. Fatiga mental y física
  8. Empeoramiento del estado de ánimo

A pesar de todas las dificultades que puedas encontrar, te animamos a dejar de fumar para mejorar tu calidad de vida y vivir más tiempo. Una buena recomendación es poner un día concreto a partir del cual abandonar este hábito. En pocos días notarás los beneficios y te animará a mantener la abstinencia. Cualquier día es bueno para terminar con un hábito tan perjudicial y empezar a cuidarse.