Cómo afecta el coronavirus a perros, gatos y otros animales de compañía

coronavirus animales
Tiempo de lectura: 6 minutos

Tras la llegada del coronavirus a España, la sociedad ha modificado todas sus rutinas, manteniendo a la población en un estado de incertidumbre y preocupación general.

Y es que las últimas noticias sobre a quién y cómo afecta el COVID-19 no son las más alentadoras.

Últimas noticas sobre el coronavirus

Una de las últimas noticias sobre el coronavirus ha sido la muerte de un perro que dio positivo leve por SARSCoV-2.

Esto ha conmocionado a muchos dueños, los cuales están optando por abandonar y llevar a refugios a sus mascotas por temor a que éstos puedan portar el virus.

Y es que, en España, casi el 50% de las familias tienen entre sus miembros una mascota. Principalmente perros o gatos, que proporcionan cariño, compañía y lealtad eterna a sus propietarios. Y, saber cómo afecta el coronavirus a los animales de compañía, es otra de las preocupaciones e incertidumbres que desde Aegon Seguros queremos ayudarte a resolver.

Así que sigue leyendo porque, a continuación, vamos a intentar resolver todas las dudas que puedas tener al respecto.

Origen del Coronavirus: procedencia de la familia del Coronavirus

Los coronavirus son una familia de virus que afectan, comúnmente, a murciélagos y otros animales. Y, además, su contagio a personas es algo muy raro y poco frecuente. El virus SRAS-CoV, perteneciente al grupo de los coronavirus, estaba asociado a las civetas, así como el MERS-CoV a los dromedarios.

El COVID-19 es el virus que, en la actualidad, está afectando a nuestra sociedad. Es un virus nuevo y completamente desconocido del que, hoy en día, no se sabe con exactitud cuál es su procedencia.

Y, pese a que los expertos están llevando a cabo diferentes estudios para determinar cuál es su origen, todavía no se ha confirmado que sea animal.

Por tanto, las únicas recomendaciones que se hacen al respecto son las mismas que se vienen dando en los últimos años: manipular la carne, leche y órganos de la carne animal a consumir con precaución y evitar, en todo momento, el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

Coronavirus en perros, gatos u otros animales de compañía

¿Puede un animal de compañía infectarse o contagiar el COVID-19?

Según informa la OMS, no existen pruebas científicas de que esto sea así o de que el animal pueda transmitirlo a personas u otras mascotas.

La evidencia científica actual indica, pues, que el COVID-19 no se puede contraer de las mascotas. Por el contrario, lo que sí está demostrado es que el COVID-19 se propaga a través de las gotitas producidas por una persona infectada cuando ésta habla, estornuda o tose.

Contaminación vs transmisión

Si la mascota, al igual que las personas, ha estado en contacto con el virus puede contaminarse. Sin embargo, no supone más riesgo de propagación del virus que objetos como pomos de puertas, barandillas, etc.

En este sentido, la mascota, sin ser infectada, puede ser contaminante si entra en contacto con el virus. Por ello, es fundamental tomar las medidas pertinentes de desinfección para evitar contagios

Como comentábamos anteriormente, no hay evidencia científica de la capacidad de perros, gatos u otros animales de contraer la enfermedad y, por tanto, convertirse en portadores ni transmisores directos del virus

Ejemplo práctico

Imaginemos que sacamos a pasear a nuestro perro y, al igual que nos podría pasar a los humanos, el animal ha pisado o rozado con cualquier parte de su cuerpo algún lugar donde haya presencia del virus. Con las patas, la cabeza, el lomo… Si no se lleva a cabo la limpieza recomendada, cualquier persona podría acariciar posteriormente al animal contaminado y podría acabar infectándose con el virus si se toca la cara, la boca o cualquier otra mucosa. Lo mismo que podría pasarnos si no tomamos precauciones y nos agarramos a una barandilla o tocamos los botones de un ascensor en los que haya presencia del virus.

¿Qué medidas tomar para evitar el contagio del COVID-19 en los paseos de nuestras mascotas?

El Ministerio de Sanidad es muy claro al respecto y, por ello, explica cómo llevar a cabo las salidas a la calle del animal:

  • Salir solo cuando sea imprescindible para que el animal pueda llevar a cabo sus necesidades fisiológicas.
  • Realizar salidas breves y cercanas al domicilio.
  • Llevar bolsas para recoger las defecaciones y depositarlas, posteriormente, en la basura.
  • Llevar una botella con agua y jabón para limpiar los orines.
  • Evitar el contacto con otras personas y canes.
  • Evitar, en la medida de lo posible, que el animal roce con su cuerpo cualquier superficie, como por ejemplo paredes, mobiliario, árboles…
  • Cuando se finalice el paseo y se vuelva al domicilio, es esencial desinfectar las patas y el hocico de nuestro perro antes de acceder al hogar. Con mucho cuidado, claro está, de no dañar al animal. Ni utilizando productos abrasivos que pueda causarles heridas en la piel. El agua y el jabón, recordemos, son los productos más eficaces. 

Los mismo que hacemos con nuestra mascota, debemos hacer con nuestras prendas de vestir. Es decir, desinfectar nuestros zapatos y cualquier otra prenda que haya estado en contacto con cualquier superficie y lavar con agua y jabón nuestras manos.

Y, durante todo el paseo, evitar tocarnos los ojos, nariz o boca.

¿Qué hacer si debemos quedarnos con la mascota de alguien que está infectado con el COVID-19?

Las personas contagiadas, a día de hoy, son muchas y, desgraciadamente, la cifra sigue en aumento. Por ello, es posible que debamos hacernos cargo de la mascota de algún enfermo cercano a nosotros.

En ese caso, solo hay que tomar las precauciones que las autoridades pertinentes dictan al respecto y, así, evitar nuestro propio contagio.

Por supuesto, bajo ningún concepto hay que abandonar al animal. Recordamos que no existen pruebas científicas que indiquen que los animales de compañía puedan contagiar a los humanos el COVID-19.

Por tanto, las medidas a tomar en estos supuestos son:

  • Recoger al animal del hogar en el que se encuentre con todas las medidas preventivas necesarias (guantes y mascarilla) y darles un baño con agua y jabón siempre que sea posible. Si no es así, utilizar guantes y mascarilla cada vez que acariciemos al animal.
  • Desinfectar concienzudamente todos los elementos que hayan estado en contacto con la persona contagiada, ya sean juguetes, el collar o la correa. En el caso de ser animales en jaula, desinfectar todos los elementos.
  • Utilizar nuevos comederos o bebederos que no hayan estado en contacto con la persona infectada.
  • Si es necesario acudir al veterinario, por la razón de emergencia que sea, la persona infectada no podrá realizar la visita bajo ningún concepto. Debiendo permanecer en su domicilio para evitar propagar el virus.

Conclusión

El COVID-19 es todavía un gran desconocido para la sociedad y para los expertos que, incansablemente, dedican todos sus esfuerzos a descubrir su procedencia, la forma de evitar su contagio y la cura. Por ello, es imprescindible que todos pongamos de nuestra parte para disminuir los contagios y facilitarles el trabajo. Y la mejor manera de hacerlo es seguir todas las recomendaciones que los organismos oficiales van informando a la población: el Ministerio de Sanidad, la OMS…

Lavarse las manos con agua y jabón o, en su defecto, con soluciones hidroalcohólicas, evitar cualquier tipo de contacto social que no sea necesario e imprescindible y permanecer en el domicilio durante el tiempo que las autoridades marquen, pudiendo abandonarlo solo para realizar la compra de alimentos básicos y sacar a los animales siguiendo todas las recomendaciones que hemos comentado en este artículo. 

En cuanto a los animales, sigue las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Sanidad en cuanto al Coronavirus y animales de compañía.

Apóyate en tu animal de compañía para aliviar la sensación de estrés tras el encierro y aprovecha para fortalecer tu relación con él. 

Juntos, incluyendo a tu animal de compañía, podemos lograr vencer a este virus. Así que paciencia y ¡quédate en casa!