18 de febrero: Día Internacional del Síndrome de Asperger

dia-internacional-sindrome-de-asperger

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible a los ojos”. Saint Exupèry. El Principito.

El 18 de febrero se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger con motivo de dar a conocer a este colectivo y sus necesidades. Esta fecha coincide con el nacimiento del psiquiatra austriaco Hans Asperger, quien se dice que describió por primera vez este síndrome en la década de los 40. Sin embargo, estos trabajos no salieron a la luz hasta los años 80 gracias a la psiquiatra Lorna Wing, es decir, hace a penas 30 años.

A día de hoy, muchos profesionales tienen bastantes dificultades en detectar y diagnosticar este síndrome de forma temprana por falta de conocimiento específico, de herramientas o habilidades diagnósticas. Todo ello hace que se postergue el inicio de un tratamiento, a veces, hasta edades más avanzadas. Con ello, las dificultades de adaptación de estas personas a un mundo que no entienden, no se atienden hasta ya entrada la adolescencia o la juventud y, posiblemente, ya hayan sufrido mucha incomprensión por parte de los iguales y de la sociedad.

¿Qué es y cuáles son sus causas? Acercándonos a un mundo que, a veces, nosotros tampoco comprendemos:

El síndrome de Asperger es un síndrome del neurodesarrollo que se evidencia en que la persona muestra:

  • Dificultades en la interacción social, especialmente con personas de la misma edad.
  • Intereses restringidos.
  • Rigidez o inflexibilidad cognitiva y comportamental.
  • Alteraciones en la comunicación no verbal.
  • Dificultades en la abstracción de conceptos.
  • Dificultades en las funciones ejecutivas (planificación y atención)
  • Se fijan más en los detalles que en el todo. Por ejemplo: en un bosque se fijan más en un árbol que en el conjunto.
  • Interpretación literal del lenguaje.
  • Dificultades en la interpretación de las emociones y sentimientos ajenos.

Por algunas características comunes al autismo, se le considera dentro de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA). Pero presenta algunas diferencias con respecto del autismo clásico por dos razones principales:

  • Su inteligencia es igual o superior a la media de su edad.
  • Sus competencias lingüísticas también son iguales o superiores a su edad, aunque no en su uso o tonalidad (su tono suele ser monótono y peculiar).

¿Cómo se interviene con este síndrome en niños?

La infancia es el mejor momento para detectar este síndrome, ya que se pueden hacer multitud de intervenciones en diferentes ámbitos del desarrollo del pequeño.

  • Adaptaciones curriculares:  No suelen ser necesarias, ya que presentan un rendimiento bueno o alto.
  • Mayor atención por parte del personal docente: Como niño con necesidades especiales, aunque estas no sean académicas, necesita un apoyo del docente para poder interpretar ese mundo que no entiende (el mundo social) y las emociones propias y de los demás.
  • Trabajar en el aula la diversidad y empatía entre los alumnos: El tener en una clase un niño con necesidades especiales, ayuda al resto a desarrollar una especial empatía y tolerancia. Además, los mismos alumnos suelen estar dispuestos a ayudar.
  • Las habilidades sociales y el entendimiento del mundo social son su talón de Akiles. Por tanto, es importante que incidamos en entrenar en habilidades sociales y “traducir” el código social para que lo entiendan.

¿Cómo se manifiesta este síndrome en adultos?

A pesar de todas las dificultades que han presentado desde niños, el propio adulto con Asperger suele desarrollar él mismo muchas habilidades de afrontamiento diario, sobretodo en el mundo social. En otras áreas, suelen funcionar bastante bien ya que son autoexigentes y eficaces, en especial en determinados trabajos que no requieren de mucho contacto social.

Las dificultades que suele encontrarse un adulto con este trastorno son las siguientes:

  • Problemas en entender sus propias emociones y, sobretodo, las de otros.
  • Dificultades en profundizar en el conocimiento del otro y darse a conocer de una forma más emocional.
  • Ansiedad y depresión reactivas al mundo que sienten que no entienden y a su sensación de indefensión.
  • Problemas de tomar decisiones.
  • Incapacidad de planificar el futuro en torno a proyectos realistas.

Estas dificultades les llaman a buscar algunas ayudas para atender a las necesidades de la persona y su familia. Estas ayudas pueden abarcar desde la terapia psicológica individual, a un trabajador social que le asesore en la búsqueda de recursos y empleo.

¿Cuáles son las causas del Síndrome de Asperger?

Existen algunas características dignas de mencionar:

  • Los TEA son un grupo complejo de trastornos con múltiples causas: existen factores genéticos y ambientales que contribuyen al riesgo de padecer autismo.
  • Se ha visto que el sistema inmune y la alimentación puede influir en algunos tipos de autismo.
  • La prevalencia es mayor en hombres que en mujeres, en una relación de cuatro hombres por cada mujer.
  • En los últimos 40 años, la prevalencia en los trastornos del espectro del autismo (TEA) se ha visto incrementado significativamente según varios estudios.

El tratamiento:

El tratamiento de estas personas, en especial menores, ha de ser multidisciplinar y coordinado.

  • Lo ideal es la atención y diagnóstico precoz.
  • Si es por la sanidad pública, tratar de acceder a una evaluación más especializada en hospitales. Esto se suele conseguir a través del médico de cabecera.
  • El tratamiento, sobretodo psicológico, suele ser más específico e individualizado en asociaciones y centros privados o concertados. En España, no existen apenas áreas especializadas en los distintos sectores de los servicios públicos, o están muy sobrepasadas.

Como hemos comentado, el diagnóstico y tratamiento de este síndrome es muy específico y delicado. Algunos profesionales están sensibilizados en este aspecto, sobretodo, asociaciones y centros específicos. De todas formas, también existen buenos profesionales en el área pública y privada. Por ello, puede ser recomendable que te informes de las cobertudas de los seguros médicos por si te son de utilidad en caso de sospechar que alguien a tu cargo puede presentar esta dificultad. Al disponer de varios profesionales puedes elegir y soportar menos esperas y costes.