Migrañas: tipos, causas, tratamientos y diferencias con un dolor de cabeza

sintomas migraña

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que no conviene confundir con las cefaleas, lo que comúnmente conocemos como dolor de cabeza.

Sus síntomas con los que viene asociada como el fuerte dolor pulsátil, las náuseas, vómitos o la sensibilidad a la luz y al sonido, su intensidad y duración la diferencian y requieren de un seguimiento especializado.

Por ello, conocer sus causas, sus síntomas y su tratamiento es tan importante.

Te ayudamos a encontrar el Seguro de Salud perfecto para ti y tu familia


Causas de la migraña

La causa de la migraña es siempre una actividad cerebral anormal. Detrás de esta puede haber muchos factores desencadenantes, en un proceso no del todo conocido.

La mayoría de las investigaciones señalan que el proceso comienza en el cerebro y desde allí afecta a las vías nerviosas y realizar cambios químicos en el propio cerebro. Estas modificaciones afectan al flujo sanguíneo del propio cerebro y de los tejidos cercanos.

Existe una casuística bastante amplia por la que se desencadenan:

  • Cambios en los niveles hormonales en las mujeres.
  • Modificaciones en los patrones del sueño, especialmente cuando no se duerme suficiente. En relación a este punto te pueden interesar estos 11 trucos para dormir y conseguir un sueño de calidad.
  • Ingesta de alcohol.
  • Abstinencia de cafeína.
  • Estrés físico por ejercicio excesivo.
  • Ayuno intermitente.
  • Estar expuesto a luces muy brillantes y/o ruido fuerte.
  • Sobrexposición a olores fuertes, incluso perfumes.
  • Tabaco y exposición al humo.
  • Ansiedad y estrés.
  • Alimentos como chocolate, algunos lácteos (quesos curados) y especialmente los que contienen tiramina como el vino, las carnes rojas, pescado ahumado o algunas legumbres.

Las migrañas tienden a aparecer por primera vez cuando se tiene entre 10 y 45 años, y solo en raras ocasiones comienzan después de esta edad.

Existe un cierto componente hereditario, aumentando la posibilidad de padecer migraña. También son más frecuentes en mujeres que en hombres.

tipos migraña

Tipos y síntomas de migrañas

Hay dos clases principales de migrañas:

Migraña con aura o migraña clásica.

La migraña con aura es aquella en el que antes de desencadenarse, percibe una serie de síntomas neurológicos, del sistema nervioso. Estos sirven de advertencia y permiten el inicio de su tratamiento. Son especialmente relevantes los que afectan a la visión:

  • Ceguera temporal.
  • Manchas de color, estrellas, luces destellantes.
  • Dolor en los ojos.
  • Visión borrosa.
  • Visión de túnel, solo los objetos dentro del campo de visión cercano.

Otros síntomas no neurológicos que no afectan a la visión son:

  • Dificultad para concentrarse.
  • Bostezar sin tener sueño.
  • Mareos y nauseas.
  • Entumecimiento.

Migraña sin aura o migraña común

No hay otros síntomas neurológicos ni antes ni durante la migraña. Su síntoma es una cefalea recurrente con episodios que no suelen durar más de 72 horas.

migraña con aura

La cefalea en la migraña

Aunque en la migraña con aurea confluya con otros síntomas, el principal en todos los casos es el dolor de cabeza. Esta suele tener una pauta común.

  • Comienzan con un fuerte dolor en una zona concreta.
  • Empeoran en los siguientes minutos y horas.
  • Es un dolor pulsátil, palpitante.
  • Suelen concentrarse en dos zonas: Detrás de los ojos o en la parte posterior del cuello o cabeza.
  • Su duración va entre las 4 y las 72 horas.
  • Sensibilidad al ruido y a la luz.

Cuando acaba este episodio de dolor de cabeza, es muy común seguir con algunos síntomas. Es la denominada resaca migrañosa. Sus síntomas más comunes son:

  • Continuar con el pensamiento poco claro.
  • Necesidad de descanso.
  • Dolor periférico, especialmente en el cuello.

Diagnóstico de la migraña

La intensidad, duración y especialmente la concurrencia de otros síntomas suelen diferenciar claramente una migraña de una cefalea.

Por ello, el primer paso para su diagnóstico está por ello en las preguntas que haga el médico basado tanto en sus síntomas como en posibles antecedentes familiares.

Este diagnóstico se suele complementar eliminando otras posibles fuentes del dolor de cabeza:

  • Trastornos cerebrales.
  • Tensión muscular.
  • Sinusitis.

Estas dos formas de diagnóstico suelen ser suficiente para determinar si se sufre o no migraña. Así, por ejemplo, un TAC o una resonancia se suelen utilizar en caso de que se tengan otros síntomas.

seguro de salud familiar

Prevención y tratamiento de los ataques de migrañas

La prevención es el primer paso para evitar migrañas y es de dos tipos: Una basada en la modificación de hábitos de vida y otra con tratamientos que prevengan una crisis.

Cambios en estilo de vida

  • Una correcta higiene del sueño, cumpliendo, al menos, las 8 horas de sueño en adultos y respetando el horario todos los días.
  • Hábitos alimenticios correctos: No saltarse comida y evitar alimentos desencadenantes.
  • Reducir el estrés.
  • Evitar el sobrepeso.

Prevención farmacológica

Si se sufre migrañas frecuentemente puede que le receten medicamentos con el objetivo de prevenirlas.

El objetivo es reducir la frecuencia y la gravedad. Entre estos tratamientos están:

  • Medicamentos para la presión arterial alta.
  • Algunos medicamentos antidepresivos.
  • Ciertos tratamientos anticonvulsivos.

Tratamiento de los ataques de migrañas

En el caso de sufrir una migraña, ante el primer síntoma, el tratamiento a tomar es analgésico. El paracetamol o ibuprofeno, generalmente se utiliza para migrañas leves, pero en muchos casos es insuficiente.

En casos más graves, siempre con prescripción médica, se opta por otros medicamentos, entre los que destacan los triptanes.

Su principal ventaja es que actúan muy rápido y sus efectos secundarios son reducidos.

Estos medicamentos tienen como principales efectos la inhibición neuronal periférica y la vasoconstricción de las arterias intracraneales. Por este último punto, su médico debe analizar si no tiene ningún tipo de contraindicación.

tratamiento para la migraña

Diferencias entre migraña y un dolor de cabeza

Como hemos visto, las migrañas son un tipo de dolor de cabeza, menos frecuentes y con más síntomas asociados, que producen una mayor incapacidad para la persona que las sufren.

Por ello, es fácil diferenciarlos de los dolores de cabeza o cefaleas, una de las patologías más habituales sufridas por la población, si tenemos en cuenta estos puntos:

Duración

Una cefalea común dura normalmente poco tiempo, dependiendo sobre todo de la actividad que estemos realizando y si consumimos analgésicos.

Los síntomas de migraña pueden extenderse durante días, sin que los analgésicos comunes tengan efecto en la mayoría de los casos.

Intensidad

Una cefalea común nos permite seguir con nuestras tareas y hacer vida normal.

En la migraña sentiremos un dolor tan intenso y constante que no podremos mantener la actividad que estemos realizando. En los casos de migraña con aura puede alcanzarse una incapacitación completa, teniendo que buscar un lugar donde reposar sin realizar ninguna actividad.

Síntomas adicionales

En una cefalea común casi nunca se tienen síntomas asociados, reduciéndose a un dolor de cabeza constante, pero leve.

En la migraña se puede sufrir náuseas, sensibilidad ambiental y dolor pulsátil, pudiendo intensificarse al realizar actividades que conlleven esfuerzo físico o mental.

Un proceso de migraña puede condicionar tu vida. Hay que tener también muy en cuenta la diferente intensidad existente, las hay poco frecuentes que requieren poco o ningún tratamiento y otras que sí lo requieren. También su eficacia es diferente, incluso hay personas que necesitan ingreso hospitalario.

En todo caso, contar con tu seguro de salud para poder realizar este diagnóstico lo más rápido posible es fundamental para mejorar tu calidad de vida.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.