Tipos de implantes dentales y cómo elegir el tuyo 

implantes dentales

Los implantes dentales no son sólo un elemento estético importante, también una parte de nuestra salud bucodental. Conviene por ello saber qué tipos de implantes existen.

Si te ves en la necesidad de escoger un implante dental, las preguntas son variadas: ¿qué tipo de implantes dentales pueden ser los más adecuados para mí?, ¿qué tengo que tener en cuenta a la hora de escogerlos?, ¿qué clínica debo escoger?. Vamos a tratar de responder a estas y otras cuestiones.

Elegir implantes dentales

Para empezar, hay que dejar claro que lo más importante no son los implantes dentales sino el conjunto, formado por el diente nuevo y su raíz artificial.

Es normal (y habitual), que ante la falta de información centremos toda nuestra atención en los implantes, cuando lo más importante es un adecuado diente hecho con material cerámico (zirconio), evitando la porcelana que tiene un núcleo de metal en su interior.

El diseño del diente, así como su forma, color y ajuste con el resto de la dentadura es mucho más crítico para el confort y la correcta masticación que el implante. Al fin y al cabo vamos a masticar con los dientes, siendo el implante la raíz de sujeción de ese nuevo diente.  

En todo momento debemos tener en cuenta que estamos hablando de salud y de recuperar una experiencia de calidad de vida en muchos casos perdida como es el poder masticar y comer cualquier tipo de alimento.

Criterios al elegir un implante

Los criterios esenciales que debemos tener en cuenta a la hora de escoger implantes dentales correctamente, son los siguientes: 

El tipo de conexión

Un implante es una pieza biocompatible con diseño de tornillo que hará las funciones de raíz artificial del nuevo diente y que irá colocado en el hueso dental, sujetando en su parte superior a la corona o diente.

Para ello el diente se conecta en la parte superior del implante. Esta conexión puede ser interna o externa al cuerpo del implante. El diseño original era externo. Actualmente se utiliza más la conexión interna, debido a que tiene mayores beneficios biomecánicos. Soporta mejor las cargas laterales y micromovimientos procedentes de la masticación y está menos expuesta a la contaminación de bacterias. Permitiendo una restauración final más estética del diente y la encía.

Diseño

Aunque existen otras opciones la tendencia es hacia los implantes cónicos, es decir, el cuerpo del implante es cónico, permitiendo claras ventajas como es una mejor estabilidad inicial del implante en el hueso, y dando una mayor seguridad de osteointegración con el hueso.

Pilar de conexión

Es muy importante evitar la conexión directa entre implante y corona, que tiene una probabilidad muy elevada de contaminación e infección del implante. Por ello, siempre debemos comprobar que nos ponen un pilar de conexión que ayudará al implante a soportar mejor las cargas de la masticación y sellará biológicamente el acceso de bacterias al implante, protegiendo a ese último.

Tipo de cirugía

Aunque no es posible en todos los casos, es recomendable buscar los implantes sin cirugía, o cirugía guiada por ordenador. En esta cirugía, a través de una férula o guía 3D, se colocarán los implantes sin levantar la encía o hacer incisión en ella. De este modo se evitan los puntos de sutura y un postoperatorio con inflamación o molestias.

Consulta nuestro cuadro dental, provisto de 4.500 odontólogos y más de 3.000 centros por toda España.