Conoce los tipos de mascarillas y cómo utilizarlas correctamente

Tipos de mascarillas
Tiempo de lectura: 4 minutos

Desde el pasado 20 de mayo es obligatorio el uso de mascarillas para los mayores de seis años, salvo algunos casos específicos, en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros.

Ante esta obligación hay una realidad, los diferentes tipos de mascarillas que existen en el mercado y sus características muchas veces nos complica saber cuál es la más adecuada, lo explicamos.

Mascarillas higiénicas

Las mascarillas higiénicas tienen como objetivo disminuir el riesgo de contagio de una persona asintomática contagie a otras siempre acompañada del distanciamiento social, pero no ser contagiado.

Las mascarillas higiénicas cubren boca, nariz y barbulla. Suelen estar compuestas por una o varias capas de material textil y pueden ser de dos tipos de mascarillas higiénicas: no reutilizables y reutilizables.

Mascarillas higiénicas no reutilizables

Tienen una eficacia de filtración bacteriana (EFB) igual o superior al 95%. Su eficacia, aunque siempre debe estar claramente señalada en su etiquetado, no suele superar las cuatro horas.

Si se humedecen, algo muy común con una mayor transpiración en verano, es recomendable ser sustituidas.

Se pueden comprar no solo en farmacias, también en otros establecimientos como supermercados y grandes superficies.

Mascarillas higiénicas reutilizables

Como su nombre indica, las mascarillas higiénicas reutilizables tienen como gran ventaja es que se pueden volver a utilizarse, aunque también hasta un cierto límite.

Tipos de mascarillas

Estas mascarillas que deben tener una eficacia de filtración bacteriana (EFB) de al menos un 90% deben indicar claramente en la mascarilla o en el tejido del que están hechas si hemos optado por hacérnoslas nosotros mismo el número máximo de lavados por el que se garantiza su eficacia.

Igualmente en su lavado deben seguirse las instrucciones que recomiende el fabricante de su tejido, especialmente en temperatura máxima y lavarse y secarse de forma separada al resto de la ropa.

Mascarillas quirúrgicas

Son las mascarillas que vemos en hospitales y clínicas. Como las higiénicas están diseñadas para filtrar el aire que exhalamos y protegen a quienes tengamos alrededor.

Según su tipo de eficacia de filtración se distinguen entre las de tipo I y las de tipo II, en este caso también protegen a quien la lleva de salpicaduras de sangre y otros líquidos biológicos.

Como las higiénicas su tiempo de eficacia no debe exceder de las cuatro horas.

Tipos de mascarillas

Este tipo de mascarillas se venden especialmente en farmacias o establecimientos homologados y deben ser envasadas en un formato que garantice su protección frente a cualquier tipo de contaminación antes de su uso.

Ya tienes disponible la Guía gratuita de ayuda durante y después del Coronavirus. Información, consejos y recomendaciones, claves para la desescalada y más.

Descárgarla gratis aquí 👉 Guía sobre el COVID-19 Aegon Seguros

guía de ayuda coronavirus Aegon Seguros

Mascarillas EPI

Se denominan así porque constituyen Equipos de Protección Individual (EPI) y se recomiendan esencialmente para profesionales al estar expuestos a un contagio al crear una barrera que disminuye el riesgo potencial de contagio. También son recomendables con prescripción médica a colectivos vulnerables como enfermos inmunodeprimidos.

Todos los tipos de mascarillas EPI deben llevar marcado CE según el Reglamento (UE) 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los equipos de protección individual

Sus distintas tipologías FFP1, FFP2 y FFP3 son las siglas de Filtering Face Piece y se determina a partir de los resultados obtenidos por su capacidad de filtración independientemente del diseño o material utilizado en su fabricación:

Mascarillas FFP1

Este tipo de mascarillas tiene un 78% de eficacia de filtración mínima, es decir permite un 22% de fuga hacia el exterior.

Protege de residuos no tóxicos como polvo o aerosoles, limita que se inhalen pero su eficacia es muy limitada contra virus y bacterias.

Mascarillas FFP2

Tienen un 92% de eficacia de filtración mínima. Su mayor eficacia hace que ya sirvan de sistema de protección más adecuada contra virus y bacterias.

Mascarillas FFP3

Su eficacia se eleva hasta un 98% y son las más indicadas para el personal sanitario ya que tienen las mejores propiedades para evitare contagios contra bacterias, virus y hongos.

Recomendaciones generales para el uso de todo tipo de mascarillas

La eficacia de las mascarillas puede limitarse si no lo usamos adecuadamente, por ello, es importante seguir una serie de consejos:

  • Lávate las manos a conciencia, entre 40 segundos y un minuto, antes de manipular la mascarilla.
  • Coge la mascarilla solo por las gomas
  • Pontela sobre nariz y boca, asegurándote que se ajuste lo más posible con tu cara.
  • Evita tocar la parte exterior de la mascarilla. Si no tienes más remedio lávate las manos antes y, por supuesto, después.
  • Antes de quitarte la mascarilla vuelve a lavarte las manos.
  • Si es desechable, después de su uso introdúcela en una bolsa de plástico y ciérrala.