Coronavirus: se dispara la compra online

compras online
Tiempo de lectura: 4 minutos

El coronavirus ha cambiado y sigue cambiando nuestros hábitos de consumo. Más de dos meses de pandemia y más de un mes de confinamiento han moldeado la forma en la compramos y han disparado las compras online.

Estos hábitos de consumo ya estaban cambiando antes incluso del confinamiento y la llegada del coronavirus. Un 20% de las compras en España se hacen a través de Internet según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), correspondientes al segundo trimestre de 2019. Este porcentaje eleva hasta los 12.000 millones de euros la facturación para el comercio electrónico.

Esta cifra habla de un crecimiento del 28% respecto al mismo periodo de 2018 y está en línea con las registradas por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) para todo el comercio electrónico B2C. El coronavirus no ha hecho sino acelerar el proceso.

Coronavirus y compra online: un proceso en dos fases

Que el coronavirus ha disparado las compras online es un hecho. A fin de cuentas, salvo supermercados y farmacias, el resto de comercios han permanecido cerrados durante el confinamiento.

Desde el portal de ahorro Cuponation han analizado la evolución de las compras online durante las semanas de encierro. Si durante las dos primeras dos semanas las categorías que más aumentaron de tráfico fueron salud, belleza, moda, bebés o electrónica con crecimientos de hasta el 87%, después el incremento ha ido a otros segmentos como entretenimiento, comida, bebidas, seguros o deporte, que han aumentado el tráfico un 50%.

En cuanto a compras efectivas, las compras online en moda y complementos se dispararon un 111,16% las primeras semanas, aunque las de salud y belleza fueron las que más crecieron con un 121.44%. Con el tiempo, los hábitos de consumo han pivotado hacia otras categorías como comida y bebidas, con un repunte del 61,38% en las transacciones o bebés con una subida del número de compras online del 48,72%.

Tal y como explican desde Xataca, hay tiendas online que han multiplicado sus ventas y han tenido picos de compras al nivel del Black Friday o de Navidad. En términos generales, el deporte ha sido el apartado estrella.

El consumo en la tienda física y en el supermercado también ha cambiado. Durante las primeras semanas del brote, antes del confinamiento, descendieron drásticamente los pedidos a domicilio por miedo al contagio, aunque aumentó exponencialmete el gran comsumo. Según los datos de Kantar 8 de cada 10 españoles hace la compra semanalmente, pero el gasto medio se ha disparado un 42% respecto a antes de la llegada del coronavirus.

También desde Kantar Worldpanel aseguran que el canal online cuenta ahora con su máximo histórico de cuota de mercado, 1,2 puntos porcentuales por encima de antes de la crisis.

¿Ha llegado la compra online para quedarse?

Esta es la pregunta del millón. Lógicamente, habrá personas que ya hayan interiorizado las ventajas de hacer la compra online para ciertos productos y ya no vuelvan a la tienda física. Sin embargo, también habrá quien recupere parte de sus antiguas rutinas.

Una buena forma de saber cómo se comportarán los consumidores cuando se recupere la nueva normalidad es analizar su comportamiento durante las primeras fases de la crisis. En este sentido, un estudio de YouGov constató que un 86% de personas había realizado ciertos modificaciones que pueden quedarse al afrontar la postpandemia por coronavirus.

Desde Kantar constatan que un 43% de los españoles se lavaba más las manos y primaban lugares que ofrecían la posibilidad de hacerlo. Además, un 20% aseguró estar evitando las aglomeraciones, tanto en tiendas como en supermercados y un 19% adicional había reducido el consumo fuera de casa. Estos dos cambios jugarán a favor de las compras online incluso después del confinamiento.

Adicionalmente, un 12% había empezado a comprar menos productos extranjeros. En cuanto a los lugares de compra, se ha certificado un cambio en los hábitos de consumo para primar la proximidad frente a otras ventajas como la comodidad de los grandes centros comerciales o supermercados. En otras palabras, en las semanas anteriores al confinamiento y durante el mismo, los españoles han comprado principalmente en comercios cercanos a sus hogares.

La clave para afianzar el hábito de la compra online será que se recuperen los estándares de calidad anteriores al confinamiento. Es decir, que los tiempos de entrega vuelvan a reducirse, apuntan desde Kantar. Y es que ahora se están produciendo retrasos en los pedidos y saturación en determinados canales.

Además, en el caso concreto de la compra del supermercado, también será necesario que las propias cadenas hagan un esfuerzo para mejorar sus páginas web y facilitar el proceso de compra.

Cómo asegurarse de que la tienda online es fiable

Con el aumento de las compras online conviene tener claro cuáles son tus derechos al comprar en internet y también cómo y dónde comprar para evitar posibles estafas. Estos son los indicadores de que una tienda es segura:

  • Utilizan HTTPS. La ‘s’ final en la URL es precisamente de seguridad. Las páginas fiables usan protocolos https que funciona con un cifrado de datos más seguro.
  • Aceptan varios métodos de pago. Además de tarjeta de crédito, funcionan mediante paypal y otras fórmulas de pago.
  • Incluyen información de contacto. Una página segura ofrecerá de forma clara y accesible su información de contacto. Además, si usan WhatsApp, responderán a tus mensajes.
  • Tienen una política de envíos y devoluciones clara. Para segurar la compra online, la página web informará de cuál es su política de envío y devoluciones antes de comprar.

Además de estos cuatro puntos, también puedes guiarte por tu propio instinto. Un precio demasiado bajo es fácil que sea sinónimo de estafa, salvo que se trate de una oferta especial que tenga sentido. Del mismo modo, una página poco trabajada, con un diseño antiguo y difícil de utilizar debe servir como señal de alarma.

En cualquier caso, el mejor consejo es que, ante la duda, acudas a una página online fiable y de referencia, donde tus derechos como consumidor estarán mejor protegidos.