Claves para la vuelta a la rutina tras el fin del confinamiento por coronavirus

Fin confinamiento en España
Tiempo de lectura: 7 minutos

El Gobierno de España ha anunciado el Plan de transición hacia lo que se denomina como ‘la nueva normalidad’. Es decir, el fin del confinamiento en España tal y como lo conocemos y, por tanto, la vuelta a la rutina.

Este regreso a ‘la nueva normalidad’ plantea muchas incógnitas y por eso, hoy te contamos las principales claves y consejos para la vuelta a la rutina tras el fin del confinamiento por coronavirus.

¡Infórmate!

Fin del confinamiento en España

La pandemia por COVID-19 ha afectado al mundo entero, causando una importante crisis sanitaria, social y económica. En España, durante más de 50 días, todos los ciudadanos hemos hecho el esfuerzo de permanecer en nuestros hogares y respetar las medidas de prevención que el Ministerio de Sanidad ha ido dictando. Facilitando así que los sanitarios pudieran ejercer su labor y evitando que el número de contagios fuera incrementando.

Llegado el punto en el que nos encontramos, en el cual el pico de contagios ha disminuido significativamente, el Gobierno Español ha decidido llevar a cabo un “plan para la transición hacia una nueva normalidad”, o lo que es lo mismo, el inicio gradual y pautado hacia la vuelta a la rutina.

¿En qué consiste la desescalada del confinamiento en España?

La expansión del virus COVID-19 en nuestro país llevó al Gobierno a adoptar una serie de medidas sanitarias y, el 14 de marzo, a aprobar el estado de alarma que ha sido prorrogado, hasta la fecha, en tres ocasiones más.

De este modo, se ha conseguido contener significativamente la pandemia y, al igual que en muchos otros países, el Gobierno considera que ha llevado el momento de iniciar, poco a poco, unas fases de desescalada para poder llegar al fin del confinamiento.

Estas fases son 4 (0,1,2 3), y es importante recalcar que son un intento gradual de poder ir recuperando la “vida normal” de los ciudadanos y, sobre todo, volver a poner en marcha la economía del país.

Puesto que la pandemia no solo ha afectado a la salud de las personas sino también a la economía, poniendo así en riesgo a muchas familias que no pueden seguir sosteniendo la situación actual.

Por ello, es importante seguir estrictamente todas las pautas marcadas en cada fase y no olvidar que, pese a que se esté iniciando un plan de desconfinamiento, el virus sigue estando en las calles y que, por tanto, se deben seguir llevando a cabo todas las recomendaciones sanitarias y de prevención que el Ministerio de Sanidad dicta.

Cada fase va a ir permitiendo poco a poco que la sociedad vuelva a ponerse en marcha y que se produzca esa vuelta a la rutina tan esperada por muchos.

Desde la salida de los niños y ancianos a la calle, la concesión para la vuelta a la práctica del deporte, la apertura parcial y gradual de los diferentes tipos de establecimientos… Y, todo ello, pautado en diferentes tiempos y horarios.

La lucha contra el COVID-19 no estará ganada hasta que se le pueda hacer frente con una vacuna, un tratamiento o una alta inmunización de la sociedad. Y, en la actualidad, ninguno de estos factores se cumple.

Por tanto, la mejor defensa para los ciudadanos es llevar a cabo todas las prevenciones posibles para evitar los contagios.

Como hemos dicho, el fin del desconfinamiento está previsto en 4 fases distintas.

  • Fase cero o de preparación de la desescalada
  • Fase 1. Fase inicial de reactivación
  • Fase 2. Fase intermedia. Supone la ampliación de la fase uno, aunque aún con limitaciones
  • Fase 3. En esta fase tres o avanzada se reactiva por completo la actividad económica. Terminada esta fase llegaríamos a la ‘nueva normalidad’, donde se terminarían las restricciones sociales y económicas.

Fases que serán diferentes en cada Comunidad Autónoma y que se sucederán en un intervalo de tiempo de 15 días. Siempre y cuando los resultados sean los esperados y no se acuse ningún rebrote que vuelva a poner en riesgo a la ciudadanía ni provoque, de nuevo, un colapso en el sistema de sanidad.

Para más información sobre las diferentes fases de desconfinamiento haz clic aquí.

Claves para la vuelta a la rutina tras el fin del confinamiento 

El confinamiento ha cambiado la vida, en muchos sentidos, de todas las personas. Nuestra normalidad, según los expertos, ya no volverá a ser nunca como lo era antes de la llegada del COVID-19. Así que deberemos adaptarnos a nuestra nueva realidad y conseguir disfrutar de lo mejor de ella.

Muchos españoles han perdidos a familiares y amigos debido al coronavirus. Otros han visto afectada su economía o han perdido sus negocios y, en su gran mayoría, el miedo al contagio es algo que preocupa, y mucho.

Durante más de 60 días hemos estado todos en un aislamiento social en el que hemos visto, o sufrido, diversas circunstancias que nos han hecho mella. Y ello ha provocado distintos estados emocionales que deben gestionarse debidamente para conseguir una vuelta a la rutina progresiva y satisfactoria.

Adaptación progresiva

El fin del confinamiento está programado en la progresión de diferentes fases para facilitar la adaptación de la ciudadanía y el control de posibles rebrotes.

La adaptación a la ‘nueva normalidad’ puede resultar costosa, debido a que las emociones provocadas durante las últimas semanas siguen estando latentes en cada uno de nosotros.

Por ello, debemos ir recuperando, poco a poco y a nuestro ritmo particular, la normalidad. Avanzando en cada fase del desconfinamiento según nos vayamos sintiendo cómodos.

Gestión de estrés

Tantos días sumergidos en el confinamiento del hogar, sin poder gestionar negocios, el trabajo o mantener relaciones sociales, ha podido provocar, en muchos ciudadanos, estrés.

Y, sin lugar a duda, la vuelta a la rutina también puede causarlo. Puesto que debemos hacer frente a todas aquellas situaciones que dejamos “paradas” sin acabar de resolver cuando el COVID-19 apareció en nuestras vidas.

Así que la mejor recomendación es gestionarlo debidamente. Sin agobios. Poco a poco. Y priorizando aquellos aspectos que son más importantes.

No aislarse emocionalmente

Hablar con nuestros familiares, amigos o incluso especialistas sobre nuestros miedos, nuestras inseguridades y todo aquello que nos afecte emocionalmente, debe ser una prioridad para evitar crear cualquier tipo de trauma.

Gestión de la ansiedad por contagio

El miedo al contagio está muy latente en la sociedad. Pero no puede suponer un inconveniente para nosotros mismos que no nos permita “reintegrarnos” en nuestra rutina o que nos provoque situaciones físicas o emocionales que agraven la situación.

Por ello, tras el fin del confinamiento, debemos ser conscientes de que el riesgo de contagio es posible pero que, llevando a cabo todas las precauciones sanitarias que el Ministerio de Sanidad ha facilitado, podemos disminuirlo significativamente.

Niños y ancianos

La mayoría de las familias tienen entre sus miembros a niños o ancianos que sienten un temor mucho mayor ante el fin del confinamiento.

Para ellos es mucho más difícil entender qué es lo que está pasando o va a pasar y sus miedos son mucho mayores. Así que ayudarlos a superar sus incertidumbres, explicarles en qué consisten las diferentes fases y tranquilizarlos, debe ser una prioridad.

Buenas prácticas en el centro de trabajo tras el fin del confinamiento por coronavirus

La vuelta a la rutina supone, en las diferentes fases de desconfinamiento, el inicio de las actividades laborales. Por ello, y para seguir controlando el contagio de la enfermedad, el Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía de buenas prácticas en los centros de trabajo.

En ella se llevan a cabo una serie de consejos e indicaciones para poder retomar la vuelta al trabajo con la máxima seguridad y tranquilidad. Indicando, en los diferentes apartados, qué es lo que debemos hacer. Y recordando la importancia de no acudir a ellos sí, en algún momento, mostramos cualquier indicio de sintomatología (tos, fiebre, dificultad al respirar…)

Cualquier duda al respecto queda resulta, ya sea antes de ir al trabajo, en los desplazamientos, en el propio centro de trabajo, en cuanto a las medidas organizativas o a las de higiene.

Y es prioritario recalcar la importancia de seguir manteniendo una distancia social de 2 metros y una estricta higiene para evitar el riesgo de contagio.

La vuelta a la rutina está cada vez más cerca con la aplicación de las diferentes fases de desconfinamiento.

La solidaridad entre las personas sigue siendo clave para controlar los contagios y, no hay que olvidar que, pese a que poco a poco estamos recuperando nuestro día a día, debemos seguir atendiendo a las recomendaciones que el Gobierno y el Ministerio de Sanidad nos van notificando.


¿Quieres más consejos e información? Ya tienes disponible la Guía gratuita de ayuda durante y después del Coronavirus. Información, consejos y recomendaciones, claves para la desescalada y más.

Descárgarla gratis aquí 👉 Guía sobre el COVID-19 Aegon Seguros


En Aegon Seguros hemos querido acompañarte en todo el proceso y lo seguiremos haciendo. La salud física y emocional de nuestros clientes es una prioridad para nosotros y por ello continuamos a vuestra disposición para ayudaros a afrontar cada nueva etapa y facilitaros toda la información que preciséis.

Así que no dudes en contactar con nosotros si lo necesitas. Seguimos estando a tu lado ahora y siempre.

¿Te ha parecido útil este post? ¡Compártelo en tus redes sociales para que tus amigos y familiares puedan estar informados!