¿Qué es el Párkinson? Síntomas, causas y tratamiento

Aegon Vida que-es-parkinson

 “Aceptar no significa resignarse. Significa comprender que las cosas son como son y que siempre existe una manera de afrontarlas”. Michael J. Fox

El 11 de abril es el Día Mundial del Párkinson, y este año se celebra bajo el lema “Empeñados por el Párkinson”. El objetivo de crear este día ha sido el de impulsar la investigación de esta enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante del sistema nervioso; que afecta ya a 300.000 personas en toda España. También sabemos que la edad media del inicio de esta enfermedad está en el tramo comprendido entre los 55 y 60 años, aumentando la prevalencia exponencialmente a partir de la sexta década. Además, es un día para dar información acerca de las características de esta enfermedad, tratamientos y la esperanza de vida de estos pacientes.

 

¿Cuáles son los síntomas del párkinson?

  • Síntomas más tempranos suelen ser debilidad y fatiga: les cuesta más realizar las actividades de la vida cotidiana.
  • Temblor de reposo: Este tipo de temblor se produce en las extremidades cuando están en reposo, y suele empeorar con emociones o estrés. En cambio, este temblor disminuye con el movimiento voluntario.
  • La rigidez muscular ocurre en las fases más avanzadas y es provocada por la resistencia de los músculos al movimiento.
  • Lentitud de movimientos (bradiquinesia). Esta lentitud afecta a movimientos implicados en tareas diarias tales como vestirse, caminar, etc
  • Los trastornos posturales consisten principalmente en la inclinación del cuerpo y la cabeza hacia delante. Esto produce trastornos tanto en la marcha como en el equilibrio.
  • Inexpresión facial o hipomimia.
  • Disfagia o problemas en la deglución.
  • Disminución del volumen da la voz.
  • Depresión o ansiedad sobretodo en primeros estadíos de la enfermedad.
  • Disminución del balanceo de los brazos al caminar.
  • Tendencia a arrastrar los pies al caminar.
  • Sensación de quedarse pegado al suelo al tratar de iniciar la marcha.
  • Disminución del tamaño de la letra o micrografía.
  • Dificultad para girar sobre sí mismo.
  • Hipotensión ortostática.

¿Cuáles son las causas del Párkinson?

El Parkinson se produce por una muerte de las neuronas encargadas de producir un neurotransmisor muy importante en la función motora: la dopamina.

  • En la actualidad se desconocen las causas que provocan la enfermedad, además de no tener cura aunque sí tratamientos para atenuar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.
  • El origen de este mal es genético tan solo entre un 5 y 10% de los casos.

 

¿Cómo se diagnostica? ¿Qué pruebas hay?

  • El diagnóstico se basa en la observación de una compleja combinación de síntomas y un buen diagnóstico diferencial con otras enfermedades.
  • Además debe existir una buena respuesta a los fármacos antiparkinsonianos.
  • Algunas pruebas o técnicas de exploración que puede mandar el especialista son:
  • La Tomografía Computerizada (TC): es una técnica de rayos x que construyen una imagen de secciones transversales del cerebro. Esta prueba ayuda a excluir enfermedad vascular y tumores que podrían provocar síntomas similares.
  • Resonancia Magnética (RM): Utiliza cargas magnéticas en lugar de rayos x. Tiene mayor resolución que la anterior.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET): Es una prueba muy costosa que se utiliza principalmente en la investigación.
  • Examen físico-neurológico de observación de signos y síntomas.
  • Pruebas neuropsicológicas basadas en tests que exploran la actividad motora y sus deficiencias.

¿Existe tratamiento y/o cura?

  • No existe en la actualidad curación conocida para esta enfermedad, pero sí la posibilidad de llevar una vida prolongada y productiva.
  • El tratamiento es sintomático y dirigido a las medidas de apoyo y mejora de la calidad de vida.
  • Dado que los factores psicológicos influyen en los síntomas principales del Parkinson, los resultados dependen de la forma en la que el paciente sobrelleve la enfermedad. Por ello es de gran utilidad los grupos de ayuda, la psico educación sobre los síntomas y signos, y la terapia de apoyo psicológico.
  • La fisioterapia debe centrarse en medidas como el calor y los masajes para reducir los calambres musculares dolorosos, así como entrenamiento y ejercicio para afrontar los cambios debilitantes en el movimiento.
  • La farmacoterapia: la mayoría de los medicamentos están dirigidos a restituir, mejorar o simular temporalmente la dopamina y disminuir los síntomas derivados de esta falta de dopamina.
  • En algunos casos se recurre a la cirugía, en especial para aquellos en los que la terapia farmacológica no tiene efecto. Es un área que ha tenido mucho desarrollo en los últimos años y está obteniendo buenos resultados como es el caso de la estimulación cerebral profunda.

 

¿Cuál es la esperanza de vida para pacientes con Párkinson?

  • La esperanza de vida promedio de una persona con esta enfermedad generalmente es la misma que para las personas que no la padecen.
  • Es un trastorno que progresa lentamente.
  • No es posible predecir qué curso llevará la enfermedad en cada persona.
  • En las etapas más tardías es posible que el paciente puede no responder a la medicación y, como consecuencia, puede llegar a manifestar complicaciones graves como la asfixia, la neumonía o las caídas. En muchos casos la persona tiene que hacer uso de la silla de ruedas en estas etapas y tienen más dificultades de llevar a cabo las actividades básicas de la vida cotidiana. Por ello, una buena opción para procurar que los que más quieres tengan todo lo necesario en caso de una invalidez laboral es contratar un seguro de vida.
  • Además, un porcentaje significativo de los casos puede derivar en un deterioro cognitivo, llegando, en los casos más graves, a desembocar en una demencia.

Profesional de la salud desempeñando sus labores de Psicóloga General Sanitaria con más de 5 años de experiencia en el tratamiento, evaluación y seguimiento de personas con diversas problemáticas en el área de Salud Mental. Actualmente es psicoterapeuta en la Policlínica CEMEI y en el Equipo de Atención Psicológica (EAP) de Psicólogos Sin Fronteras (PSF) desde hace varios años.
Es licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Regulada como Psicóloga General Sanitaria por el Ministerio de Sanidad y Consumo.