¿Qué es una ostomía? Consejos de cuidados para un paciente ostomizado

bolsa de ostomia

En España hay cerca de 70.000 personas con una ostomía y se calcula que, anualmente, esta cifra puede aumentar en unos 13.000 casos más.

Es precisamente por este motivo por el que los pacientes que son sometidos a una ostomía deben entender qué es lo que se les ha hecho, a causa de qué y cuáles son las principales recomendaciones médicas que deben seguir para poder llevar una vida lo más normal posible.

En este artículo encontrarás todas las claves sobre las ostomías y consejos para personas ostomizadas. Y recuerda que los expertos del cuadro médico de Aegon te pueden ayudar en todo lo que necesites.

¿Qué es una ostomía?

La ostomía, según explica la Asociación Española Contra el Cáncer, es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo para poder conectar una víscera con el exterior del cuerpo a través del abdomen. A la apertura que se lleva a cabo se le llama estoma, y cuando es el colon el que se ha comunicado con la pared abdominal se denomina colostomía.

El estoma tiene que ser de color rosado o incluso rojizo y debe ser capaz de generar una especie de mucosidad. Al llevar a cabo esta operación, se coloca una ‘bolsa’ en la que se recogen las heces para evitar que éstas pasen a través del ano.

Es decir, cuando hay algún problema grave en el recto, el ano, los intestinos o el sistema urinario, los especialistas valoran, como tratamiento, llevar a cabo una ostomía.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

La ostomía no afecta en la capacidad del paciente para ingerir alimentos y su uso puede ser temporal o de carácter permanente, según sus necesidades y de las indicaciones del médico especialista.

La ostomía temporal se lleva a cabo cuando la intención del médico es evitar que los desechos pasen por una zona del intestino durante un determinado tiempo y, así, aumentar el proceso de recuperación. Cuando la recuperación se ha llevado a cabo, se procede al cierre del estoma y se reconstruye el intestino para que el tránsito intestinal vuelva a ser el adecuado.

Por el contrario, la ostomía permanente se lleva a cuando se ha tenido que extirpar el esfínter anal y no se puede llevar a cabo una reconstrucción.

Este procedimiento no tiene por qué ser doloroso aunque, inevitablemente, suele ser un tanto molesto e incómodo al menos durante los primeros meses.

¿Por qué se hace la ostomía?

La ostomía es una intervención que se utiliza mucho más de lo que normalmente somos conscientes. Es que es una solución muy eficaz para poder tratar ciertas enfermedades o patologías. Entre ellas, algunas de las que a continuación detallamos:

  • Cáncer de colon
  • Diverticulitis
  • Cáncer en el recto
  • Lesiones en el recto o en el colon
  • La enfermedad inflamatoria intestinal
  • Obstrucciones intestinales
  • Fístulas perineales

Tipos de ostomía

Existen diferentes tipos de ostomías según su aspecto y su ubicación, que va en función de la zona donde se ha practicado el estoma y de la enfermedad que ha motivado la intervención, pero aunque tienen ciertas similitudes entre ellas también guardan diferencias a tener en cuenta.

Los tres tipos de ostomías que existen son:

Colostomía

La colostomía es cuando el especialista comunica el colon con la parte posterior del abdomen. A través del estoma se eliminan heces líquidas, generalmente, gases y olor.

La intervención suele realizarse a la altura de la parte afectada del colon y existen cuatro tipos de colostomías diferentes:

  • Colostomía sigmoidea, que es la más común y que consiste en la intervención de la parte inferior del colon.
  • Colostomía transversa, que es cuando se cruza el colon de forma transversal por la parte superior del abdomen.
  • Colostomía descendente, que es cuando el médico lleva el excremento hacia la parte izquierda del abdomen.
  • Colostomía ascendente, que es cuando se lleva el excremento a la parte derecha del abdomen.

Ileostomía

La ileostomía consiste en la intervención quirúrgica que se lleva a cabo para crear una obertura en el intestino delgado por el abdomen.

Por norma general se suele ubicar en la parte inferior derecha del abdomen, puede ser temporal o permanente y es muy importante que el paciente ostomizado proteja adecuadamente la piel de alrededor del estoma, y es que la excreción que éste saca es muy corrosiva.

Urostomía

Por último, está la urostomía, que consiste en la abertura de un estoma para drenar la orina. Por norma general se ubica en la parte inferior derecha del abdomen y suele ser de forma permanente. 

seguro de salud

Recomendaciones para personas ostomizadas

Cada médico especialista llevará a cabo una revisión y seguimiento exhaustivo de la persona ostomizada para poder detectar cualquier posible complicación y valorar cómo se está desarrollando el tratamiento.

Las recomendaciones generales son:

  • Durante el primer mes, después de haberse sometido a la intervención, el tamaño del estoma puede variar, por lo que es muy importante que se lleve a cabo una medición continua del tamaño del estoma para ajustar el diámetro de la bolsa y así evitar irritaciones o complicaciones. 
  • Al ducharse, el paciente puede hacerlo con o sin el dispositivo, pero si lo hace con el dispositivo debe recordar tapar el filtro adecuadamente. Además, es importante que el agua que toque el estoma no esté ni demasiado fría ni demasiado caliente y que la presión no sea excesiva.
  • En el caso de las ileostomías, es preferible no cambiar las bolsas justo después de comer o beber, puesto que es el momento en el que más evacuación hay.
  • No es recomendable utilizar cremas ni aceites en la zona, puesto que dificultan que los dispositivos se puedan adherir correctamente.
  • Cuando se realice el cambio de bolsa, es recomendable dejar unos minutos la zona sin cubrir, al aire, para que se realice una mayor oxigenación.
  • No utilizar nunca yodo ni alcohol.
  • Es importante que la persona ostomizada lleve siempre consigo un recambio del dispositivo y de ropa interior.
  • No dar tirones en la piel al retirar los dispositivos.
  • Si al retirar el estoma se produjera un sangrado leve, el paciente debe aplicarse una compresa con agua fría, si de este modo el sangrado no cesara, debe acudir al médico inmediatamente.
  • Las personas ostomizadas deben llevar a cabo una dieta sana, saludable y equilibrada.
  • Los alimentos se deben masticar adecuadamente, comer lentamente, intentar no tragar aire, evitar comidas copiosas y comer 6 veces al día para lograr una mejor absorción de los nutrientes.

Las personas ostomizadas pueden llevar a cabo una vida normal siempre y cuando sigan las recomendaciones médicas de su especialista y lleven a cabo una buena higiene y alimentación.

Poder contar con el apoyo del médico inmediatamente es muy beneficioso para el paciente, tanto para su salud física como emocional, por lo que es importante contar con un seguro privado de salud que te permita acudir a la consulta cuando sea necesario sin tener que esperar largas listas de espera.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.