¿A partir de qué temperatura se considera fiebre? ¿Cómo bajarla?

fiebre

La fiebre es algo que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido. Y tener fiebre es una buena señal, puesto que pone de manifiesto que el cuerpo funciona bien y que está activando sus defensas para combatir algo que no va bien en el organismo.

Ante este síntoma tan claro, cuando la fiebre es muy alta o persistente, es esencial acudir al médico para que pueda valorar el estado de salud del paciente y llevar a cabo los tratamientos que considere necesarios.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es un detector natural del cuerpo para indicar que algo en el organismo no está funcionando bien y que las defensas se han puesto en marcha para combatirlo.

Cuando la temperatura del cuerpo sube más de lo que médicamente está considerado normal, es cuando se dice que la persona tiene fiebre y, aunque la mayoría de las veces son inofensivas, ponen al paciente en una situación molesta e incómoda.

Cuando la fiebre sube excesivamente o es muy persistente en el tiempo, es muy importante acudir al médico, puesto que significa que algo está pasando y que el cuerpo, por sí solo, está teniendo dificultades para combatirlo.

Porque no es lo mismo atender que cuidar

¿Qué temperatura se considera fiebre?

Algo que muchas veces nos preguntamos es “a partir de cuánto es fiebre”. Te explicamos cuáles son los parámetros que clasifican la temperatura, según la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

La temperatura corporal que se considera normal son los 37ºC si se toma en la axila, aunque puede variar dependiendo de la persona desde los 36,1ºC hasta los 37,2ºC. A partir de ese límite, es cuando aparece la febrícula hasta los 37,8ºC, que ya empieza a considerarse fiebre.

Por norma general, las personas mayores suelen tener una temperatura corporal más baja que los jóvenes.

Además, si la temperatura se toma de forma rectal, a través de la arteria temporal o del oído, los 38ºC se consideran normales, y si se toma de forma oral, los 37’8ºC.

Y, a partir de los 40ºC se considera que hay riesgos para la salud, por lo que es muy importante intentar bajar la fiebre de cualquier modo y, por supuesto, acudir a urgencias.

¿Cómo tomar la temperatura? Tipos de termómetros

La temperatura corporal se toma con un termómetro a través de la axila, de la boca, del oído, del recto o la arteria temporal.

Para poder hacerlo, existen diferentes tipos de termómetros que te explicamos a continuación:

Termómetro digital

El termómetro digital es el más utilizado, hoy en día, en cualquier hogar. Sirve para poder medir la temperatura corporal de las personas de forma rápida y muy precisa tanto en la boca como en la axila.

Cuenta, además, con una pantalla digital en el que aparece la temperatura y se puede utilizar en cualquier persona, desde bebés hasta ancianos.

Además, son pequeños, no ocupan mucho espacio y son fáciles de transportar y, al no llevar mercurio, son más seguros y no contaminan. Existen muchos modelos disponibles y, todos ellos, van acompañados de un pitido acústico que avisa de cuándo ya se ha tomado la temperatura.

La mayoría de ellos son resistentes al agua y flexibles.

Termómetro digital de oído

El termómetro digital de oído dispone de una sonda con sensor infrarrojo que se introduce en el canal auditivo para comprobar cuál es la temperatura del paciente.

Es un método rápido, fácil y no invasivo, por lo que se puede utilizar en cualquier persona a partir de los 6 meses de edad.

También tienen una pantalla LCD en la que se muestra la temperatura en grados centígrados y al no llevar mercurio son más seguros y contaminan menos.

termometro digital

Termómetro infrarrojo (sin contacto)

Este tipo de termómetro es el conocido como termómetro de frente o sin contacto. Basta con colocarlo a 2-5 cm de la frente del paciente para conseguir la temperatura con precisión.

También tiene pantalla LCD y pitido para avisar de cuándo ha terminado y se pueden utilizar en cualquier persona sin importar la edad.

Termómetro de pistola sin contacto

El termómetro de pistola de contacto es una variante del termómetro infrarrojo que hemos explicado anteriormente. Tampoco requiere de contacto fijo, es rápido y muy efectivo y se le ha dado mucho uso durante el COVID-19 en los lugares públicos como centros comerciales, restaurantes, tiendas…

Por tanto, también pueden utilizarse en personas de cualquier edad.

Termómetro de mercurio

El termómetro de mercurio es el que, antes de que salieran los demás, se utilizaba y a día de hoy se sigue utilizando. Es un tubo fino con una escala numérica en su interior que, cuando se pone en una zona del cuerpo, se va dilatando hasta indicar la temperatura que está notando.

Se utilizaba mucho, sobre todo, para tomar la temperatura rectal.

Es muy importante saber que el mercurio es muy tóxico para el ser humano puesto que es un metal pesado y se está dejando de utilizar debido a su toxicidad y al impacto tan negativo que causa sobre el medio ambiente. Además, es fácil de que se rompa al mínimo golpe, y entre el cristal y el mercurio, muy peligroso, principalmente para los niños.

seguro de salud

Remedios caseros para bajar la fiebre

Los remedios caseros para bajar la fiebre son lo primero que debemos hacer en casa cuando nos sube la temperatura corporal, a nosotros mismos o a nuestros familiares.

Es importante beber muchos líquidos, descansar todo lo que sea posible para que el cuerpo no se estrese, tomar baños tibios, utilizar medicamentos para combatir el malestar, como el paracetamol, tomar infusiones, caldos y no abrigarse demasiado para que el cuerpo no aumente su temperatura.

Cuando la fiebre aparece no debemos alarmarnos, sino empezar a llevar a cabo los remedios caseros que te hemos explicado en este post y esperar a ver cuál es la evolución. Aún así, si la temperatura es excesiva, resulta imposible bajar la fiebre o es muy recurrente, es muy importante acudir al médico para que sea él quien determine qué es lo que debemos hacer.

En Aegon ponemos a tu disposición los mejores seguros médicos privados para que puedas estar bien atendido por especialistas médicos cuando lo necesites, aunque se trate de una gripe o un resfriado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.