Enfisema pulmonar: síntomas y tratamiento para una mejor calidad de vida

enfisema pulmonar

El enfisema pulmonar es una enfermedad de los pulmones que conlleva problemas para respirar, incluso en reposo. Suele darse en fumadores, aunque no es la única causa que la motiva. Las personas que padecen esta afección tienen dañados los alveolos, por lo cual el aire no se renueva; el viejo queda atrapado mientas que el nuevo, rico en oxígeno no entra en los pulmones.

No debe confundirse con el enfisema subcutáneo, una afección poco común que se presenta cuando el aire penetra dentro de los tejidos bajo la piel, normalmente cuello y cara. Ocurre generalmente debido a fisura pulmonar, ruptura de esófago o bronquios y fracturas óseas.

El enfisema pulmonar junto a la bronquitis crónica son las dos condiciones más comunes de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC. Este trastorno causa dificultades respiratorias lo que a su vez genera gran morbilidad y mortalidad, en todo el mundo. Se estima que cada año mueren en España más de 18.000 personas a causa de la EPOC.

💡 Lee más sobre ¿Qué es el EPOC? Síntomas y tratamiento

Si bien, el enfisema es una afección irreversible, un tratamiento adecuado ayudará a minimizar los síntomas y ralentizar su progresión.

¿Qué es el enfisema pulmonar?

El enfisema es una afección pulmonar que causa dificultad para respirar a causa de daño en los alveolos.

El intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre el pulmón y la sangre durante la respiración se produce en los alveolos. Es decir que en ellos se produce la renovación del aire, al respirar.

Ese intercambio es muy importante porque desde los alveolos pulmonares, ese aire renovado y rico en oxigeno es llevado por la sangre. De ahí llega a los diferentes órganos del cuerpo y en ellos a sus células para que sigan vivas y realicen sus funciones, enfatizan desde la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

En las personas que padecen esta afección los sacos de aire pueden estar:

  • Destruidos.
  • Estrechados.
  • Dilatados.
  • Demasiado inflamados

Esto conlleva que la capacidad de aire que pueden albergar los pulmones se vea reducida, y con ella la cantidad de oxígeno que entra en el torrente sanguíneo.

Porque la salud es lo más importante…Infórmate sobre nuestros seguros de salud. Ahora con 4 meses gratis

De manera más gráfica, cuando las personas con enfisema exhalan, los alvéolos dañados no funcionan como deberían provocando que el aire viejo queda atrapado sin dejar lugar para que entre aire fresco y rico en oxígeno. Consecuencia de ello: aparecen los problemas para respirar.

La mayoría de las personas que padecen enfisema también tienen bronquitis crónica, ambas afecciones se vinculan al consumo de tabaco y dan lugar a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

enfisema pulmonar que es

¿Cuáles son las causas del enfisema pulmonar?

El enfisema pulmonar ocurre de manera progresiva. Entre las principales causas que lo generan están:

  • Fumar: el tabaco es la principal causa de enfisema pulomonar
  • Exposición a la contaminación del aire, como humos químicos, polvo, vapores, humos, gases y otros productos químicos o sustancias.
  • Genética: una forma rara y hereditaria de la enfermedad está relacionado con la deficiencia de alfa 1-antitripsina (AAT), conocido como enfisema pulmonar de aparición temprana.

Síntomas del enfisema pulmonar

Mientras que lo normal es que respires sin ser consciente de ello, uno de los principales síntomas del enfisema es que aquellos que lo padecen muestran fatiga o dificultad al respirar incluso estando en reposo.

No obstante esto se produce de manera gradual. Es decir, que la enfermedad tarda en manifestarse. Las personas que lo padecen primeramente notarán dificultad respiratoria en la actividad física y progresivamente este efecto empeorará hasta darse en todo momento, incluso en calma o descanso.

Otros signos que pueden indicar enfisema incluyen:

  • agotamiento
  • pérdida de peso
  • labios o uñas de color gris azulado por falta de oxígeno

Si esto sucede es necesario buscar atención médica de inmediato, sobre todo si la enfermedad no ha sido diagnosticada.

Tratamiento del enfisema pulmonar

Tanto el diagnóstico como la terapia del enfisema serán definidos por un médico. Para ello, el facultativo tendrá en cuenta aspectos como la edad, el estado de la enfermedad o la tolerancia a los medicamentos.

Dado que se trata de una enfermedad crónica que no desaparece, el tratamiento del enfisema será orientado para mejorar los síntomas y con ello la calidad de vida del paciente. Asimismo también se buscará evitar que la enfermedad progrese volviéndose más grave.

De acuerdo a la SEMI, el tratamiento puede incluir:

  • Dejar de fumar. Es el factor más importante para mantener los pulmones sanos.
  • Antibióticos para las infecciones bacterianas.
  • Broncodilatadores y otros medicamentos inhalados.
  • Vacunas: dado que la infección puede empeorar los síntomas del enfisema, se recomienda las vacunas tanto el neumococo y la gripe
  • Ejercicios respiratorios para fortalecer los músculos que se utilizan en la respiración
  • Suplementación de oxígeno mediante botellas portátiles.
  • El soporte nutricional, ya que los pacientes pueden experimentar la desnutrición y la pérdida de peso. 
  • Cirugía o transplante en los casos más graves
enfisema

Esperanza de vida

Es importante tener en cuenta que si el enfisema no se diagnostica o se trata de manera adecuada puede evolucionar hacia complicaciones más serias. Esto puede conllevar neumonías, infecciones respiratorias o incluso afecciones vinculadas al corazón.

💡 Más info en nuestro artículo Neumonía: qué es, síntomas, características y tratamiento

No solo eso. El enfisema es parte de la EPOC, como mencionamos arriba, un grupo de enfermedades pulmonares que causan bloqueo del flujo de aire y problemas respiratorios que en el peor de los casos puede resultar mortal.

Uno de los pasos claves para mejorar la esperanza de vida de las personas con enfisema es abandonar el tabaco, si fuman. Asimismo es importante evitar exposición a partículas irritantes. En relación al tabaco, puedes leer nuestro artículo de Recaída al dejar de fumar: los trucos para evitarla.

seguro de salud

Dado que no hay forma de reparar o regenerar el tejido pulmonar dañado, esta afección no puede curarse.

Ahora bien, con las medidas terapéuticas adecuadas su impacto en la vida diaria puede minimizarse en las fases iniciales de la enfermedad. Mientras que, como subraya la SEMI, si está muy avanzado pueden darse limitaciones e incluso necesitar apoyo de bombonas de oxígeno para respirar.

Por lo cual resulta fundamental acudir a revisiones médicas para poder identificar la enfermedad en primeras etapas para asegurar una mejor calidad de vida del paciente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Cristina Fernández

Licenciada en Periodismo, a lo largo de mi carrera he escrito importantes publicaciones, entre las que destaca Business Insider España, donde actualmente me encargo de temas relacionados Estilo de Vida. Mi interés y conocimiento se centra sobre todo en aspectos relacionados con la Salud, Estilo de Vida y Bienestar.