¿Qué es el hipo y cómo quitarlo?

El hipo es muy molesto. Incontrolable, que causa malestar y difícil de detener. Nunca sabemos cuándo lo tendremos pero, si llega, causa una sensación desagradable e incómoda.

¿Quién no ha tenido hipo alguna vez en su vida? Principalmente de pequeños, cuando las abuelas solían decir…’estás creciendo…’

Pero, ¿realmente esto es así? ¿Por qué tenemos hipo? ¿Qué es lo que lo causa? Y, sobre todo… ¡¿cómo lo detenemos?!

Desde Aegon Seguros vamos a contestar, a continuación, todas las dudas que suelen generarse sobre el hipo. Ya que, aunque sea algo muy común para todo el mundo, parece que no se tiene la suficiente información sobre él. Así que ¡vamos a ello!

Queremos cuidarte estés donde estés.
Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año.


¿Qué es el hipo?

El singulto, más conocido por todo el mundo como hipo, consiste en una serie de contracciones involuntarias que realiza el diafragma seguidas por cierres rápidos y bruscos de la glotis. Al modificarse la respiración, es cuando aparece el hipo.

Según el manual Merck, el hipo es más frecuente en hombres que en mujeres y los episodios se distinguen en breves, que son los más habituales y duran unos minutos. Y el hipo persistente, que es que puede llegar a durar más tiempo, desde días hasta un mes, resultando bastante incómodo y desagradable. En caso de que dure más, desde Aegon Seguros te recomendamos que acudas rápidamente a tu médico de confianza para que pueda llevar a cabo todas las acciones necesarias para prevenir daños mayores.

Causas del hipo

Pese a que no se sabe con certeza cuáles son las causas del hipo, los expertos creen que, en algunas ocasiones, puede venir provocado por una hinchazón gástrica, un elevado consumo de alcohol, la ingesta de ciertas sustancias irritantes, el estrés, la exaltación, el nerviosismo o vivir periodos de tiempo de continua ansiedad… Y, todo ello, provocaría el descenso de los niveles de dióxido de carbono en sangre es lo que hace que se produzca el hipo.

Algunas otras causas probables del hipo también pueden ser;

  • Comer demasiado o muy rápido
  • Consumir bebidas carbonatadas
  • Tener el diafragma irritado
  • Sufrir de alguna alteración en el estómago
  • Consumir en exceso alimentos demasiado condimentados o picantes
  • Haber estado sometido a cirugías estomacales
  • Tener problemas en el esófago…

¿Es grave el hipo?

El hipo suele ser un trastorno pasajero y, dentro de sus molestias, benigno. Por norma general suele durar desde unos minutos hasta 48 horas y, en los casos más persistentes, hasta un mes. Pero, si pasados unos días el hipo continua, es imprescindible acudir al médico para que valore la gravedad, ya que si se diagnostica como rebelde, es necesario hacer estudios y pruebas para determinar cuáles son las causas y evitar males mayores.

Aun así, y en raras ocasiones, cuando se producen episodios persistentes puede ser motivo de complicaciones más importantes, como consecuencia de un tumor cerebral o un accidente cerebrovascular.

Por ello, de nuevo, repetimos la importancia de acudir al médico especialista para poder hacer los diagnósticos pertinentes y tomar las medidas necesarias en cada caso.

¿Cómo quitar el hipo?

Hoy en día no existen medidas específicas que estén avaladas científicamente para calmar o eliminar el hipo. Pero, sí se conocen diferentes remedios “caseros” o médicos, que pueden resultar de gran ayuda.

Algunos de las formas para quitar el hipo son:

  • Beber pequeños sorbitos de agua
  • Tomar un vaso de agua fría
  • Beber agua flexionando el cuerpo hacia adelante
  • Aguantar la respiración durante 10 segundos y, pasado el tiempo, espirar lentamente.
  • Tomar una cucharada con limón y un poco de vinagre
  • Respirar dentro de una bolsa de papel
  • Taparse la nariz y hacer fuerza para que salga todo el aire
  • Que te den un susto. Aunque es una medida casera, la apnea forzada funciona para acabar con las molestas contracciones del hipo. Al asustarnos hacemos una apnea involuntaria lo cual puede contribuir a calmar el hipo.
  • Y, en cuanto a los medicamentos, solo hay que recurrir a ellos si así lo considera el especialista y bajo suscripción médica.

Hipo en bebés y recién nacidos

En el caso del hipo en bebés, los especialistas consideran que no hay remedios que realmente tengan efectividad para poder controlarlo y, por lo tanto, debe esperarse a que se les pase de forma natural.

Para ellos, el hipo también resulta inofensivo pero, al igual que en los adultos, si persiste más allá de lo normal o el bebé sufre ataques muy continuados, es imprescindible acudir al pediatra para que éste pueda valorar que no sea consecuencia de algún problema digestivo, neurológico o respiratorio.

Pero, en el caso del hipo en recién nacidos éste podría incluso cumplir con una misión muy concreta que, según una investigación publicada por el Departamento de Investigación en Neurociencia, Fisiología y Farmacología del University College Londres, cada vez que el pequeño tiene hipo, se produce un efecto de señales cerebrales que le ayudarían a aprender a controlar la respiración. El estudio reveló que tras las contracciones provocadas en los músculos del diafragma al hipar, se provocaban unas respuestas muy intensas en el córtex del cerebro, con lo que al producirse el “hip”, el sonido enviaba unas hondas en el cerebro que provocaban la necesidad de contraer el músculo del diafragma.

Por tanto, los investigadores dilucidaron que el hipo era un mecanismo del propio cuerpo para ayudar al cerebro del bebé a controlar los músculos respiratorios y que, además, que se generaran este tipo de conexiones ayudaba a correcto desarrollo de los recién nacidos.

Como hemos dicho, el hipo no suele ser un motivo de preocupación, aunque sí de molestia. Pero, en el caso de que se produzcan episodios persistentes o repetitivos, es esencial acudir al médico para tomar todas las precauciones que sean necesarias.

seguro de salud

Precisamente por ello, es importante contar con un buen seguro de salud capaz de cuidar de tu salud y la de tu familia en cualquier momento que lo necesites, pudiendo acceder a los mejores médicos especialistas y recibiendo el trato, los diagnósticos y los tratamientos correctos en cada ocasión.

Desde Aegon Seguros te animamos a que tomes cartas en el asunto y apuestes por tu tranquilidad y la de tu familia. Contratando la póliza que más se ajuste a tus necesidades a lo largo de toda tu vida. ¡Llámanos e infórmate! Nuestros asesores te ayudarán en todo cuanto necesites.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin