Hipotiroidismo: causas, síntomas y tratamiento

hipotiroidismo

El hipotiroidismo o tiroides hipoactiva es un trastorno del tiroides, una glándula pequeña con forma de mariposa situada en el cuello, caracterizado porque no produce la cantidad suficiente de algunas hormonas.

Estas hormonas son fundamentales para el funcionamiento de nuestro organismo, por lo que de no ser tratado correctamente puede causar distintos problemas de salud:

  • Dolor de articulaciones
  • Obesidad
  • Enfermedades cardiacas
  • Infertilidad

Por todo ello, saber que es el hipotiroidismo, sus síntomas y tratarlo de forma adecuada es tan importante.

Síntomas del hipotiroidismo

Los síntomas del hipotiroidismo son muy variables según cada caso y la gravedad de la deficiencia en producción de hormonas.

En la mayoría de los casos los primeros síntomas son leves y difíciles de relacionar con el hipotiroidismo al ser muy genéricos. Entre estos destacan el cansancio y el aumento del peso.

sintomas hipotiroidismo

A medida que el metabolismo se ralentiza por la disminución de hormonas, surgen otros síntomas:

  • Fatiga.
  • Ritmo cardíaco lento.
  • Mayor nivel de colesterol.
  • Piel seca.
  • Dolores musculares, debilidad y rigidez.
  • Depresión.
  • Pérdida de memoria.
  • Palidez en la cara.
  • Agrandamiento de la glándula del tiroides.
  • Pérdida de fuerza del cabello.

Cualquiera puede tener hipotiroidismo, hombres y mujeres, niños y mayores, pero sí es cierto que tiene una mayor incidencia en mujeres de mediana edad. Por ello, uno de los síntomas del hipotiroidismo en las mujeres está la irregularidad en el ciclo menstrual.

Hipotiroidismo en niños

Si el hipotiroidismo se desarrolla en niños, nos encontramos con síntomas añadidos y diferentes a los de los adultos:

  • Retraso en la sustitución de los dientes de leche por la dentadura definitiva.
  • Problemas de crecimiento, que dan como resultado una menor estatura.
  • Pubertad tardía.

Causas del hipotiroidismo

No existe una causa única por la que el tiroides no produce suficientes hormonas. Entre estas están:

  • Enfermedades autoinmunes: En concreto la tiroiditis de Hashimoto, caracterizada por la producción de anticuerpos que atacan los tejidos de quien lo sufre.
  • Algunos medicamentos, incluyendo tratamientos contra el hipertiroidismo: en este caso, aunque su fin es disminuir la producción excesiva de hormonas en ocasiones puede disminuir demasiado su producción.
  • Cirugía del tiroides: Al extirparse, total o parcialmente, se deja de producir por lo que tendrá que administrarle hormona sintética.
  • Radioterapia: En cáncer de cabeza y cuello.
  • Embarazo: Algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo durante o después del embarazo. Este hipotiroidismo deriva en un aumento de la tensión arterial que aumenta el riesgo de aborto y parto prematuro.
  • Deficiencias en yodo: El yodo, rico especialmente en pescados o mariscos y otros alimentos que crecen en suelos ricos en yodo.

Factores de riesgo

Aunque como hemos señalado cualquier persona puede padecer hipotiroidismo, hay factores que aumentan el riesgo:

  • Ser mujer.
  • Tener más de 60 años.
  • Antecedentes de enfermedad tiroidea.
  • Enfermedades autoinmunes como ser celiaco o tener diabetes del tipo 1.
  • Tratamientos antitiroideos como yodo radioactivo.
  • Estar embarazada o dar a luz en los últimos seis meses.

Diagnóstico del hipotiroidismo

Detectar una tiroides hipoactiva es bastante sencillo. Si coinciden varios síntomas como cansancio, piel seca, aumento de peso o estreñimiento hay suficientes sospechas de tener hipotiroidismo.

Constatarlo es muy fácil ya que se realiza con un sencillo análisis de sangre que mide el nivel de las hormonas tirotropina (TSH) y de la tiroxina.

Si se tiene hipotiroidismo la glándula tiroidea produce más TSH en un esfuerzo por estimular la producción de hormona tiroidea. El resultado es un nivel bajo de tiroxina y alto de TSH.

Al ser una prueba tan sencilla como efectiva, permite tanto el diagnóstico rápido, muchas veces sin síntomas evidentes como el control posterior y eficiencia del tratamiento.

Hipotiroidismo subclínico

Este mismo método se utiliza para diagnosticar un trastorno conocido como hipotiroidismo subclínico.

La característica principal del hipotiroidismo subclínico es que no provoca signos ni síntomas notorios.

Quienes sufren hipotiroidismo subclínico presentan niveles de triyodotironina y tiroxina normales, pero con un nivel de TSH algo más alto de lo normal.

El hipotiroidismo subclínico requiere un seguimiento continuo, ya que 3 de cada 10 de los que lo sufren acaban sufriendo hipotiroidismo.

Tratamiento del hipotiroidismo

Las hormonas que produce la glándula tiroides son la triyodotironina y la tiroxina. Ambas hormonas son fundamentales para el metabolismo y el control de las funciones vitales, desde la temperatura corporal a la frecuencia cardíaca.

Por ello, el tratamiento habitual consiste en la administración diaria de hormona tiroidea sintética.

Al equilibrarse tu nivel hormonal los efectos positivos son muy rápidos, no solo empiezas a sentirte mejor sino:

  • Disminuye el colesterol elevado.
  • Frena la subida de peso y acompañado de una dieta adecuada para personas con hipotiroidismo se empieza a disminuir.
  • Mejora síntomas externos como la piel seca o la palidez.

Por lo general el tratamiento es de por vida. La clave está en administrar la dosis adecuada de hormona sintética. Determinar la cantidad adecuada suele requerir un tiempo.

tratamiento hipotiroidismo

Para conseguirlo, hay que revisar el nivel de TSH periódicamente. Al principio del tratamiento más frecuentemente, tras unas ocho semanas.

Posteriormente las revisiones son más especiadas en el tiempo, generalmente cada seis meses.

Es importante seguir siempre el tratamiento, aunque uno se encuentre mejor. Si se abandona, los síntomas del hipotiroidismo volverán.

En el caso del hipotiroidismo subclínico con un aumento leve de TSH, el tratamiento con hormona puede ser perjudicial, por lo que tan solo hay que controlarlo si se mantiene, lo más común, deriva en hipotiroidismo y lo más infrecuente, en hipertiroidismo.

Complicaciones

Un hipotiroidismo no tratado puede generar problemas de salud graves, entre los que destaca:

Bocio

Se produce por una estimulación constante de la tiroides para liberar más hormonas. La glándula se agranda y con ello genera incomodidad, un problema estético y en los casos más graves interferir en la deglución o la respiración.

Problemas cardiacos

Aumenta el riesgo mayor de padecer enfermedades del corazón e insuficiencia cardíaca, especialmente derivado por el incremento de los niveles de colesterol.

Mixedema

Sus síntomas más importantes son una intolerancia intensa al frío, somnolencia, letargo profundo y pérdida de la consciencia.

Infertilidad

Un nivel bajo de hormona tiroidea interfiere con la ovulación, afectando a la fertilidad. También algunas causas del hipotiroidismo, como el trastorno autoinmune, afectan la fertilidad.

El hipotiroidismo es un trastorno importante que afecta a millones de personas en el mundo. Pero su fácil diagnóstico y tratamiento efectivo permite controlar sus síntomas y evitar complicaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Antonio Luis Gallardo Sánchez-Toledo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).