Las grandes claves para evitar el contagio del coronavirus

evitar contagio coronavirus
Tiempo de lectura: 4 minutos

En plena cuarentena, evitar el contagio del coronavirus puede resultar sencillo si mantenemos la higiene de nuestro hogar y evitamos el contacto con personas infectadas o que puedan haber estado cerca de un contagiado. Sin embargo, gran parte de la sociedad española todavía se pregunta cómo tantas personas de nuestro país están siendo contagiadas por el comúnmente llamado coronavirus (COVID-19), aún a pesar de todas las medidas de higiene y protección que se están recomendando desde el Ministerio de Sanidad.

Según informaciones publicadas por el propio Ministerio, esta enfermedad proveniente de la familia de los coronavirus, los cuales se transmiten a través de las secreciones respiratorias producidas por la tos y el estornudo de un paciente contagiado, cuando este lo hace a menos de uno o dos metros de distancia.

En los casos más leves, los síntomas habituales incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar. Asimismo, en ocasiones se pueden producir problemas gastrointestinales como vómitos y diarrea y en los pacientes más graves, la infección puede derivar en neumonía, grandes dificultades para respirar o fallo renal. “Si bien la mayoría de las complicaciones graves se presentan en personas de edad avanzada o con patologías previas de corazón o pulmón, es importante llevar un control sobre nuestra temperatura corporal y nuestros síntomas para evitar agravaciones que de otra forma podríamos mantener a raya”, señalan desde el equipo médico de Aegon.

No debemos olvidar tampoco el hecho de que ser asintomático no implica no estar contagiado”, recuerda Belén González, Directora de Salud de Aegon. En el caso de que tuviésemos un familiar cercano con síntomas de coronavirus o que haya dado positivo al realizar la prueba, nuestra probabilidad de estar incubando el virus o transmitirlo aumenta exponencialmente. Por ello, hemos elaborado una serie de pautas a seguir para evitar el contagio del coronavirus o, en el caso de que ya lo estemos, evitar contagiar a nuestros familiares cercanos en tiempos de cuarentena.

Principales formas de evitar el contagio del coronavirus

1. Agua y jabón, la clave de la higiene de manos

Sin duda, la higiene de manos ha adquirido una gran relevancia en tiempos de coronavirus. Los organismos patógenos como bacterias, hongos y virus se acumulan en todas las superficies a nuestro alrededor y cada vez que tocamos algo, estas se adhieren  a nuestra piel irremediablemente. “Una buena higiene de manos diaria no debe ser algo puntual a raíz de una pandemia, sino un comportamiento habitual en todas las personas”, nos recuerda Belén González, Directora de Salud de Aegon. No obstante, según sus indicaciones, es importante hacerlo varias veces al día y tener enjabonadas las manos al menos quince o veinte segundos para desinfectarlas correctamente.

En ocasiones también está indicado el uso de geles hidroalcohólicos, utilizados específicamente para la desinfección de manos y herramientas en el sector de la salud. No obstante, desde Aegon recuerdan que el uso de este tipo de productos debe limitarse a aquellos momentos en los que no tenemos agua y jabón cerca. “Este tipo de geles son más agresivos para nuestra piel, provocando en algunos casos irritación, sequedad y tirantez”, comenta González. “Desde Aegon recomendamos su uso tan solo en aquellas situaciones en las que nos encontremos fuera de casa, como en el supermercado, y no tengamos cerca un aseo donde poder lavarnos las manos de forma apropiada”.

2. Evitar tocar los ojos, manos y boca

En el caso específico del COVID-19, su fácil transmisión a través de aire y su capacidad para ser transportado en materiales muy diversos como el textil o el metal ha generado que su propagación se dé con mucha rapidez. El problema surge cuando una persona toca una superficie contaminada y más tarde se lleva las manos a los ojos, nariz o boca. Desde Aegon recomiendan evitar en la medida de lo posible acercar las manos a la cara y, si fuese necesario completamente necesario, hacerlo con las manos bien limpias.

Aunque no salgamos de casa, debemos ser conscientes de que algunos objetos pueden estar contaminados si los hemos llevado con nosotros a la calle”, comenta González. “No debemos olvidar, por ejemplo, limpiar nuestros zapatos o los muebles que más usemos en casa, pues pueden ser fuente de gran cantidad de microorganismos  perjudiciales para nuestra salud”.

3. Uso de pañuelos y mascarillas en caso de contagio

Según informaciones publicadas por el Ministerio de Sanidad, las personas sanas no necesitan utilizar mascarillas si no están contagiados del virus. “El uso de mascarillas tan solo es obligatorio en las personas contagiadas, de manera que se evite la propagación del virus a la población sana”, recuerda Belén González. “Si bien es una medida que algunas personas prefieren tomar a pesar de no estar contagiadas, en realidad no es necesario. La higiene y mantener las manos alejadas de la cara son clave para prevenir el virus”.

Asimismo, al toser o estornudar es importante cubrirse la boca o la nariz con un pañuelo desechable o, en su defecto, hacerlo en el brazo, flexionando el codo. “De esta forma no solo evitamos contagiar a la persona que tenemos delante, sino que además en caso de convivir con alguien sano, evitamos contaminar alguna superficie que podría ser foco de transmisión a nuestros seres queridos”.

4. Evitar el contacto cercano con personas contagiadas

El coronavirus, como hemos indicado, es un virus respiratorio que se transmite a través de las llamadas “gotitas”, secreciones que producimos al toser o estornudar. Por ello, es importante mantener una distancia social de entre uno y dos metros con las personas que nos rodea, sobre todo si padecemos de alguna enfermedad del sistema respiratorio.

Asimismo, si convivimos con niños en casa debemos tener en cuenta que pueden ser portadores del virus y no presentar síntoma alguno. “A lo largo de los días hemos observado que los niños pueden ser portadores del virus y al mismo tiempo ser asintomáticos”, señala Belén González. “Teniendo en cuenta esta premisa, debemos ser conscientes de esta situación y mantener a los más pequeños alejados de aquellos pacientes de riesgo, como los abuelos, con el objetivo de reducir en lo posible en número de contagios”.

En el caso de estar infectado de coronavirus y convivir con más personas, desde Aegon recomiendan mantener el mínimo contacto con otras personas y llevar una higiene impoluta que evite la transmisión a pacientes que podrían ser de alto riesgo.

Si te ha interesado este artículo sobre Cómo evitar el contagio del coronavirus, quizás también te interese seguir leyendo «Cómo ayudar a un hipocondríaco digital en tiempos de Coronavirus«. Asimismo, te invitamos a compartir este contenido en tus perfiles sociales.