Los mejores tips para cuidar el cabello en invierno

los mejores tips para cuidar el cabello en invierno

Nuestro pelo también puede verse afectado por los cambios de estación, especialmente en el cambio del verano al otoño/invierno. Por eso, te ofrecemos los mejores tips para cuidar el cabello en invierno y que éste no se resienta durante la estación más fría.

Del mismo modo que hay que saber cómo cuidar nuestra salud en otoño, conviene que prestemos atención al efecto estacional en todo nuestro cuerpo. Incluyendo partes a las que tal vez no siempre prestamos la atención debida, como es nuestro pelo.

Por qué sufre más el pelo en invierno

Sequedad

Los expertos señalan que el cabello sufre una mayor sequedad en invierno, debido a la temperatura ambiental y a que hacemos un uso mucho más abusivo de la calefacción. Esto tiene su lógica, teniendo en cuenta que usamos con mucha más frecuencia los secadores y planchas, por ejemplo.

El aire seco con poca humedad, propio de las estaciones frías, favorece que el pelo se cargue de iones negativos, lo que provoca la electricidad estática. En otras palabras, tarde o temprano tu pelo va a lucir encrespado. 

Bajas temperaturas

Además, el frío provoca la contracción de los capilares, lo que hace que llegue menos cantidad de sangre al cuero cabelludo, con lo cual va a estar mucho menos nutrido que en verano. 

Por otro lado, debemos recordar que los cambios bruscos de temperatura van a afectar más a aquellas personas que tengan la piel fina o seca, mientras que el pelo sufre daños por la humedad y la contaminación del exterior. El cabello se deshidrata volviéndose quebradizo, y la ruptura de las capas externas hace que pierda su brillo natural. 

Qué puedes hacer para cuidar mejor tu pelo en invierno

Por todo esto que acabamos de mencionar, queremos ofrecerte una serie de claves para cuidar tu cabello y repararlo cuando hace frío: 

  • Hacer uso de un champú y acondicionador más hidratantes de lo normal, y si fuera necesario, aceites o mascarillas. 
  • Cortarse el cabello y sanear las puntas
  • Secar por completo el cabello antes de salir de casa para prevenir que pierda su humedad. 
  • Cuando te seques el pelo, no debes abusar del calor, bien sea mediante el secador o las planchas para el pelo. Deben estar a temperaturas moderadas, para evitar la rotura del pelo lo máximo posible. Además, en estos casos es conveniente usar un protector térmico.
  • Puedes proteger nuestro cabello del frío haciendo uso de gorros, sombreros o capuchas
  • Si eres aficionados a practicar deportes de invierno, debes proteger el pelo de los rayos ultravioletas, ya que la nieve tiende a reflejar mucho más la radiación ultravioleta (UV) que el mar, por ejemplo. Además, en las zonas de montaña el nivel de humedad también es mucho más bajo. 
  • Por supuesto, tu alimentación también va a influir en tu salud capilar. Por lo tanto, cuanto más rica sea en vitaminas y minerales, más ayudará a la salud de nuestro cabello. 
  • Si tu cabello tiende a ser seco, dañado o pobre, con tendencia a la caída, puedes suplementar nuestra alimentación con productos específicos, como pueden ser los nutricosméticos ricos en aminoácidos, zinc y selenio.