Prótesis dental: qué es, para qué sirve y cómo limpiarla

protesis dental

La restauración de la anatomía dental genera grandes beneficios físicos y psicológicos. En este sentido, la prótesis dental juega un papel fundamental.

Gracias a una prótesis dental se puede recuperar la funcionalidad de la dentadura, y se puede hacer a través de dos opciones: prótesis dental fija o prótesis dental removible.

Cada una de estas tiene sus ventajas e inconvenientes, más allá de su diferente coste. La prótesis fija ha evolucionado mucho en los últimos años, pero no es apta para todas las personas. Mientras, la prótesis dental removible sigue siendo una opción muy válida para muchos casos. Te lo explicamos en este artículo, pero antes ¿Sabes cómo cuidar tus dientes? Toma nota de estas 10 recomendaciones y consejos

Prótesis dental fija

La prótesis dental fija como su nombre indica es un tipo de prótesis dental permanente. Para ello, se coloca ayudada por una serie de implantes, un mínimo de cuatro, y hasta ocho, siempre pares, fijados al maxilar.

Sobre estos implantes se atornilla la prótesis fija, que busca que tenga la apariencia de una dentadura normal.

Los implantes no son solo fundamentales para que la prótesis dental quede fija. También porque son los que amortiguan todo el movimiento que se produce cuando se mastica.

El resultado es que se recupera la funcionalidad de toda la boca (al volver a tener todas las piezas). En estos casos quien tiene un implante fijo tiene la misma sensación que si tiene toda la dentadura.

Te ayudamos a encontrar el Seguro de Salud perfecto para ti y tu familia


Prótesis dental removible

No en todos los casos la prótesis dental es factible. Además de tener que hacer frente a un proceso largo (de unos tres meses), en los que es necesario una intervención quirúrgica.

Esta no es siempre viable, especialmente por no tener hueso suficiente para el implante. Es en este caso, la prótesis dental removible es la solución.

Lo que siempre hemos conocido como “dentadura postiza” ayuda tanto a sustituir piezas dentales como tejido periodontal, que las personas mayores han ido perdiendo.

Prótesis dental removible parcial o completa

El primer paso está en evaluar si se puede optar por una prótesis dental removible parcial o tiene que ser total.

Si los dientes que se conservan están en mal estado, habrá que retirarlos y optar por una prótesis dental removible completa.

En este caso, se extraen todos los dietes y se fabrica una dentadura total con las 14 piezas de la parte superior, la más común, de la parte inferior o de ambas.

prótesis dental removible

Para ello hay que cumplir una serie de puntos:

  • Extracción de las piezas dentales.
  • Esperar de seis a ocho semanas a que las encías cicatricen.
  • Periodo de adaptación de la prótesis a la encía.
  • Realización de pequeños ajustes.

Las dentaduras completas se ajustan a la encía usando productos adhesivos. Hay muchos en el mercado y es importante probar que no realicen ningún tipo de reacción.

¿Cómo limpiar una prótesis dental removible?

El proceso de limpieza de la prótesis dental removible no es complejo, pero si debe seguir una serie de pasos fundamentales:

  1. Retirada y uso de un producto especial de limpieza: Tras retirar la prótesis se debe sumergir en un vaso de agua templada con un producto específico de limpieza. Generalmente son tabletas que se disuelven y cuyo fin es eliminar bacterias.
  2. Cepillado: Como si se tratara de dientes naturales. El objetivo es eliminar cualquier resto que haya quedado adherido. Es recomendable el uso de un cepillo de dientes blando.
  3. Aclarado: Usando agua corriente.

Elección ¿Prótesis fija o prótesis removible?

La prótesis dental removible es más económica que la prótesis fija u otras soluciones como los implantes.

Este hecho determina muchas veces su uso, especialmente en las personas más mayores, pero no es el único. Como hemos señalado, existen muchas personas en las que por su estructura maxilofacial es imposible tanto aplicar implantes como prótesis fija.

Si es posible usar prótesis fija, esta genera una mejor experiencia en aspectos como:

  • Mayor fuerza a la hora de morder.
  • Mejor estética.
  • Más seguridad.

En el lado contrario, las prótesis dentales removibles tienen algunos puntos conflictos:

  • En la prótesis removible completa hay que tener muy en cuenta la labor y eficacia del adhesivo para que no se desplace.
  • El adhesivo no solo sujeta, también debe evitar que introduzcan restos alimenticios entre prótesis y encía.
  • En el caso de prótesis dental removible parcial, los agarres metálicos pueden ocasionar molestias e incluso pequeñas heridas o llagas.
  • Son más propensas a generar sequedad en la boca.

Aún así los avances en estética y calidad, tanto de prótesis y adhesivos, permiten que sean tratamientos muy eficaces y con una excelente relación entre calidad y precio.

💡 En este otro artículo te descubrimos cuáles son los tratamientos dentales más habituales.

seguro de salud familiar

La importante labor del dentista

Ya sea, prótesis dental fija o removible, la labor del dentista es fundamental en el antes, durante y después.  

En primer lugar, será quien asesore y explique cuál es el mejor tratamiento en cada caso, explicando los pros y contras según las características particulares del paciente.

En segundo lugar, y también en ambos casos, existe un proceso de adaptación inicial. Es muy normal que se produzcan algunas molestias iniciales, sea fija o removible, es en todos los casos algo ajeno a nuestro cuerpo. Tras algunos posibles y con el paso del tiempo lo más normal es la perfecta adaptación.

Por último, las revisiones odontológicas posteriores son también fundamentales. Además de su objetivo general de mantener la salud bucodental del paciente, debe garantizar que la prótesis cumple sus funciones a la hora de masticar y ayudar a una correcta digestión.

Si te ha interesado esta información, quizás también quieras leer Endodoncia: qué es, para qué sirve y en qué consiste.

Y si necesitas conocer la opinión de un especialista ℹ️ consulta aquí nuestro cuadro médico dental.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Antonio Luis Gallardo Sánchez-Toledo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).