Tercera dosis de Pfizer ¿Por qué y para quién?

tercera dosis pfizer

Mucho se está hablando últimamente de la tercera dosis de Pfizer, una tercera dosis que todavía no se ha contemplado para otras vacunas. Pero ¿Por qué necesitamos una tercera dosis? Esperamos que este artículo te ayude a despejar todas las dudas.

A medida que pasan las semanas el ritmo de vacunación se acelera. Esto afecta especialmente a aquellos que reciben su primera dosis, pero cada vez más también la segunda. No hay que olvidar que la mayor parte de las vacunas que está administrando en España son de dos dosis. En concreto: Pfizer, Moderna y AstraZeneca. Si con una primera dosis se consigue un grado de inmunidad moderado, con la segunda este se eleva en muchos casos por encima del 90%. En el caso de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, los ensayos de esta compañía señalan que alcanza el 97% ¿Pero esta inmunidad es permanente?

Queremos cuidarte estés donde estés.
Servicio de telemedicina 24 horas, 365 días del año.


Tercera dosis Pfizer y nivel de anticuerpos

La respuesta a si la inmunidad es permanente es no, no por dos razones o riesgos. La primera porque transcurrido el tiempo, como está pasando por la inmunidad conseguida a tras pasar la enfermedad de la COVID-19, el nivel de anticuerpos desciende paulatinamente.

Aunque distintos estudios apuntan que quien ha tenido esta inmunidad guardan algún tipo de defensa que hace que la mayoría de las raras reinfecciones sean menos graves, es vital, al menos en estos momentos, tener la mejor protección por anticuerpos.

tercera dosis

Pfizer, es la vacuna mayoritaria en España. Este estatus lo mantendrá, al menos, en los próximos meses tras el compromiso de compra por parte de la Unión Europea de otros 1.800 millones de dosis. Por ello, su evolución es tan relevante.

Así, responsables de la compañía ya han señalado como a partir de los seis meses después de la segunda dosis el nivel de anticuerpos empieza a descender.

Por ello, y de nuevo según la propia farmacéutica, señalan la conveniencia de una tercera dosis de Pfizer entre 9 y 12 meses después de la segunda dosis.

💡 Puedes ampliar esta información sobre cómo funcionan las vacunas a través de nuestro artículo Tipos de vacunas: cómo nos protegen.

Efectividad de las vacunas ante nuevas cepas

Pero la ya de por si importante recuperación del nivel de defensas por una tercera dosis de Pfizer no es la única razón para su administración. Un virus tan extendido como la COVID-19 multiplica exponencialmente el riesgo de mutaciones, con un número reducido peligrosas. Por ello, nuevas dosis actualizadas podrían proteger más eficazmente ante diferentes cepas.

El caso de Pfizer no es el único que está hablando de terceras dosis. Una vacuna muy similar de ARN Mensajero, la de la empresa Moderna también ya está realizando pruebas con una tercera dosis, en este caso específica para nuevas cepas.

Este estudio, dirigido especialmente para ver el comportamiento de su vacuna ante las variantes sudafricana y brasileña ha señalado como los anticuerpos específicos contra estas dos variantes aumentaron en un 50%.

Por ello estudian que las siguientes vacunas que se produzcan contengan tanto la composición original de esta vacuna como de la específica de este refuerzo para nuevas cepas.

Refuerzo en vacunas, algo común

Si bien se está hablando ahora sobre la necesidad de una tercera dosis de Pfizer, lo cierto es que los refuerzos en vacunas son habituales. Los hay muy a largo plazo, como es el caso del tétanos que solo se necesita cada diez años. Otras si requieren refuerzos cada menos tiempo, como algunos tipos de hepatitis.

 Y, en algunos casos, como es el caso de una enfermedad mucho más cercana a la COVID-19 como es la gripe, la vacuna de la gripe requiere que sea anual.

De hecho, es importante fijarnos en el caso de la gripe, un virus de vías respiratorias como la COVID-19 y las razones de su vacunación anual, porque nos podría dar pistas de la vacunación futura.

tercera dosis

La vacuna anual de la gripe es fundamentalmente anual debido a las importantes mutaciones que este sufre. Este mayor riesgo de mutaciones se produce precisamente cuando hay una mayor transmisión, ya que cuantas más personas contagien más probabilidad hay que este al “copiarse” de un cuerpo a otro cambie. Lo que está ocurriendo con la COVID-19.

Por ello, cada vacuna anual de la gripe es distinta, se analizan las mutaciones existentes y se elabora buscando cubrir estos cambios para ser más eficaz.

Factores exógenos que influyen en las dosis de refuerzo

La vacuna de la gripe está especialmente indicada para las personas mayores y con algún tipo de riesgo, como inmunodeprimidas o con niveles de defensas más bajos.

Esto nos vuelve a poner en relación con posibles pautas futuras tanto para dar prioridad a una tercera dosis de refuerzo como para incluir una dosis periódica de recuerdo de forma preferencial a ciertos colectivos vulnerables.

Por ejemplo, ya hay estudios, como el realizado por la Universidad de Exeter (Reino Unido) que señala como un medicamento, Infliximab, interfiere en los anticuerpos generados por la vacuna contra la COVID-19.

En concreto, las personas que toman este fármaco comúnmente recetado para alguna Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) como la Enfermedad de Crohn tienen una respuesta de anticuerpos deficiente.

Se trata de un fármaco biológico contra el factor de necrosis tumoral (anti-TNF), prescrito a unos dos millones de personas en todo el mundo. Es muy eficaz contra sus enfermedades, pero suprime el sistema inmunitario, y en relación con estas circunstancias ven reducidos su nivel de anticuerpos ya desde la primera dosis de vacuna.

Con ello, se puede reducir la eficacia de las vacunas y aumentar el riesgo de infecciones graves, por lo que son susceptibles de una pauta más continua.

Ya sea por una reducción paulatina de protección, o porque otros factores influyen en que los niveles de anticuerpos se deterioren, o que cambie el virus por mutaciones, una tercera dosis de vacuna e incluso dosis periódicas de recuerdo nos garantizan la máxima protección.

banner seguro salud covid19

Esperamos que este artículo te ayudase a comprender mejor porqué se hace necesaria una tercera dosis de pfizer.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Antonio Luis Gallardo Sánchez-Toledo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).