Mi hijo tiene un amigo imaginario

amigo imaginario

Tener un amigo imaginario es algo muy común en los niños pequeños. El hecho de que no todos los niños lo tengan y que muchas veces lo analicemos desde la óptica de un adulto sigue generando temores para muchos padres que han de desterrar.

Y es que los amigos imaginarios en niños no son ni problemático ni patológico, y solo en contadas excepciones debe preocuparnos. Por todo ello, os dejamos estos consejos.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo

¿Qué es un amigo imaginario?

Un amigo imaginario es un amigo que, aunque no existe, con el que el niño interactúa y vive esa experiencia como si fuera real. Por ello habla con él, interactúa y juega.

Lo más normal es que sea la personificación de algún objeto, especialmente un juguete o un peluche. Pero lo que más preocupa a los padres es cuando este no “se humaniza” en ningún objeto y no forma parte de la realidad.

En este caso puede ser cualquier cosa, desde un personaje que hayan visto en la televisión, un animal o cualquier “amigo” que se haya creado en su imaginación.

¿Cuándo aparecen los amigos imaginarios?

La edad en la que suelen aparecer estos amigos es variable, pero lo más normal es que esté entre los 2-3 años hasta los 7-8 años.

Son muchos los niños que tienen un amigo imaginario. Algunos estudios los sitúan por encima del 50%, en concreto entre el 60%-70%, empezando la mayoría en edades tempranas, alrededor de los 3 años y manteniéndolos en los primeros cursos escolares.

Sobre si existe alguna relación causa-efecto, es cierto que sí es más común en ambientes en el que el niño está solo, no tiene otros niños alrededor, ya sea por ser hijo único o porqué no se puede relacional con otras personas de su edad. Pero lo cierto es que muchos de los que tienen amigos imaginarios tienen hermanos.

Amigo imaginario y creatividad

Otro de los aspectos más estudiados es si existe relación entre tener un amigo imaginario y ser más creativo.

Si suele ocurrir que cuando un niño tiene muchas fantasías, “cree” su amigo imaginario. Uno de los ejemplos más claros de esa creatividad está a la hora de poner nombres para amigos imaginarios.

Por ello, aunque no existe un perfil característico, si se ha encontrado una relación en muchos casos en niños y adolescentes muy creativos con haber tenido un amigo imaginario. No solo eso también suelen ser más empáticos y tener una riqueza de lenguaje superior.

Por ello, para muchos expertos, el factor clave en los amigos imaginarios en niños está mucho más en su creatividad que en estar solo.

💡 Te dejamos algunas ideas de actividades con niños para hacer en familia.

¿Hasta cuándo dura un amigo imaginario?

Un amigo imaginario, puede “aparecer y desaparecer” esporádicamente pero su decadencia llega cuando la niña o el niño comienza a desarrollar su pensamiento lógico, activa el uso de la razón y aprenden a argumentar y cuestionar.

amigos imaginarios

El pensamiento lógico comienza a desarrollarse en los niños a partir de los 5 o 6 años, y su mayor desarrollo llega a los 7 u 8 años. En ese momento también generalmente los niños amplían y consolidan su círculo de amistades, y este aumento de relaciones lleva consigo despedirse de su amigo imaginario.

Si se supera esta edad y se llega a los 8 o 9 años es aconsejable que se consulte con un especialista.

Padres, hijos y amigos imaginarios

Tener un amigo imaginario ha sido tradicionalmente mal visto o al menos considerado como algo no normal. Todo ello ha llevado a causar en muchas ocasiones un estigma a los padres con niños con un amigo imaginario.

La realidad es que no todos los padres conocen que sus hijos tienen un amigo imaginario, de hecho 3 de cada 4 no lo hacen. Esto es así no porque el niño tenga vergüenza, sino porqué busca mantenerlo en su mundo más íntimo, aparte de los adultos. En parte es consciente que su amigo imaginario no existe y que pertenece a su imaginación.

La realidad, como hemos señalado, es que la presencia de amigos imaginarios no debe preocupar a los padres, aunque esta es la reacción más normal. Ante algo normal, deben reaccionar con total naturalidad, y, por tanto, ni rechazar este hecho ni tampoco ignorarlo.

A veces si es necesario establecer algunos límites:

  • Si el niño utiliza al amigo imaginario como excusa cuando hace algo mal.
  • Escuchar las conversaciones para evitar conductas peligrosas, como puede suceder si su amigo imaginario tiene “superpoderes” como volar, o tenga conductas agresivas.
  • Si el hecho de tener un amigo imaginario limita estar con otras personas.

Por ello lo que sí es importante es que los padres, por ejemplo, señalen que su “amigo” es solo para cuando no están acompañados y que disfruten del juego y actividades cuando están con otras personas, y especialmente con niños de su edad.

💡 Las mejores películas infantiles para ver en familia

Se debe procurar que juegue con amigos reales, un pilar básico del desarrollo del niño ya que le ayuda a cooperar, mejorar en el desarrollo del lenguaje y asumir distintos roles. Si solo juega con un amigo imaginario será siempre el niño el que decida que rol asumir con lo que dejará de aprender valores importantes.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn