¿Qué es la edad biológica y cómo calcularla?

edad biologica de una persona

No todo el mundo envejece igual. Vemos muchos ejemplos a diario, en los que personas con los mismos años están mejor que otras. Y es que, una cosa es nuestra edad cronológica y otra la que tiene nuestro cuerpo, nuestra edad biológica.

La edad biológica es un concepto relacionado con el estado funcional del cuerpo. En este influyen el estado de las células, de los tejidos, de los órganos y de todos los sistemas que lo componen

Saber cómo calcular la edad biológica, en qué consiste y qué factores influyen a que esta sea distinta es muy importante ¡Sigue leyendo!

¿Cuál es la edad biológica?

La edad biológica es un concepto fisológico que mide el grado de envejecimiento de nuestras células y nuestro organismo. Básicamente, la edad biológica nos indica el estado de nuestro cuerpo según unos patrones estándar que se asignan a cada edad.

Es decir, se trata de un indicador de tu estado de salud general, en el que incluyen tanto tu genética como otros factores externos. Algunos de los factores externos que pueden alterar tu edad biológica con respecto a tu edad cronológica son:

  • Estado físico
  • Alimentación
  • Estilo de vida
  • Horas de sueño
  • etc

Seguro que estás más que familiarizado con todos estos aspectos de tu vida, pues bien, que sepas que sumarán o restarán años a tu salud y a la de tu organismo. Y es que igual que hay hábitos que mantiene tu cerebro joven, hay otros que mantienen tu organismo más joven que tu edad real.

💡 Lee más sobre cómo nos influyen unos hábitos de vida saludable.

como calcular la edad biologica

Diferencias entre edad cronológica y edad biológica

La edad cronológica es muy fácil de calcular. Sólo hay que tomar tu nacimiento y empezar a contar, ya que son los años que cumples. Es la edad que conoce todo el mundo y la que sirve para marcar el momento de la jubilación y otros hitos vitales de una persona.

Es muy normal tener variaciones de la edad biológica con la edad cronológica en unos cinco años, incluso más. Hay factores en los que poco podemos hacer, como cuando se sufre alguna enfermedad crónica o factores genéticos, pero en otros sí podemos actuar.

De hecho, los factores genéticos sólo determinan el 30% de tu edad biológica. El 70% de lo que eres depende de factores exógenos, que están marcados por tu estilo de vida.

Por ello, si conocemos nuestra edad biológica podemos actuar sobre el 70% del proceso de envejecimiento. En lo que la ciencia no se pone de acuerdo es en determinar en qué cantidad de años podemos retrasar el envejecimiento, pero la mayoría coincide en que se puede mejorar hasta cinco años.

Pero, en definitiva, sea cual sea este retraso, implica su vez un retraso en la llegada de enfermedades que tengan que ver con la edad.

¿Cómo calcular la edad biológica?

Dicho todo esto, ya te estarás preguntando qué hacer para poder calcular la edad biológica. Existen distintos análisis para poder determinarla.

Uno de los puntos de partida es hacernos un análisis de sangre. El motivo es que la edad biológica se mide a través de un grupo de proteínas que se liberan cuando los telómeros, los extremos de los cromosomas, se acortan. Este fenómeno está ligado al envejecimiento, y los primeros en identificarlo y aislar las proteínas fueron los científicos del instituto alemán Max Planck.

Todo ello redunda en la importancia de realizarse análisis de forma frecuente, importantes no solo para calcular tu edad biológica sino dentro de un programa amplio de prevención de enfermedades.

Otros puntos importantes para mejorar en tu edad biológica son:

  • Mantener en buen estado el sistema digestivo.
  • Tener a raya la diabetes.

Controlar el nivel de medicación. Medicarse de forma habitual suele añadir años a nuestro sistema inmunológico. 

Test edad biológica

Además, para calcular la edad biológica se utilizan una serie de tablas entre las que ese miden: pruebas de esfuerzo, función inmunológica, densidad ósea y factores musculares, entre otros. Sin embargo, aquí cabe decir que las interpretaciones de estas tablas no son unánimes pueden darse a diferentes interpretaciones.

A su vez, según un estudio desarrollado por la Universidad de Stanford, los órganos y parámetros que se deben tener en cuenta a la hora de saber la edad biológica del cuerpo son:

  • Corazón y la función cardiovascular
  • Los pulmones y la medición de la capacidad pulmonar
  • El cerebro, pudiendo detectar deterioro cognitivo
  • La piel, analizando su elasticidad y firmeza
  • La longitud de los telómeros, por demostrarse como factor de riesgo para padecer cáncer o demencia
  • Y el sistema inmunológico-> aquí te contábamos cómo mejorar el sistema inmune
edad biologica test

¿Cómo saber tu edad biológica sin pruebas?

En este sentido, el primer paso para conocer tu edad biológica sin pruebas es hacer la siguiente pregunta: ¿Estoy bien o mal para mi edad? Con el resto de personas sólo podrás guiarte por su imagen exterior, pero como es de ti de quien estás hablando, puedes tener en cuenta otros factores como:

  • Historial familiar de patologías
  • Salud cardíaca-> valores de colesterol, tabaquismo, presión sanguínea, etc.
  • Nivel de cansancio-> dormir menos de 7h al día afecta directamente a tu sistema inmune.
  • Dolores articulares
  • Pérdida de agudeza visual
  • Aspecto psicológico-> los sentimientos de felicidad, depresión, ansiedad o relajación, juegan un importante papel en tu salud.
  • Y cualquier otro síntoma de deterioro cognitivo o físico.

💡 Conoce aquí más sobre ¿Porqué es importante el cuidado de tu salud?

Al hacer esta autoevaluación no seas demasiado exigente, ya que es normal que llegado a cierto punto exista deterior físico si no has cuidado tu salud.

¿Cómo mejorar tu edad biológica?

Como te decíamos al inicio de este artículo hay una serie de elementos clave que te ayudarán a quitarte de encima años biológicos o detener ese envejecimiento: una buena alimentación, hacer deporte y descansar lo necesario. En otras palabras, llevar una vida sana con unos hábitos saludables.

La importancia de la alimentación

Lo habrás escuchado en innumerables ocasiones, cuidarnos por dentro es la base para cuidarnos por fuera. Una buena alimentación, equilibrada, nos ayudará a reforzar nuestra salud ¡Toma nota y aumenta la ingesta de frutas y verduras! Consumir frutas y verduras ayuda a garantizar el aporte necesario de vitaminas y minerales para que tu cuerpo funcione de manera óptima, y prevenir así enfermedades

En este punto, también debes tener en cuenta que lo comemos no sólo nos va a permitir cuidarnos desde un punto de vista físico sino también emocional.

💡 Así es la relación entre la alimentación y las emociones, y cómo nos influye lo que comemos.

El ejercicio físico

Al igual que ocurre con la alimentación, mantenernos en forma también nos ayudará a sentirnos mejor, y más jóvenes, tanto por dentro como fuera.

Piensa que cada vez que hacemos ejercicio físico, nuestro cuerpo experimenta una gran sensación de placer.

Es el reconocimiento al esfuerzo acometido y al objetivo completado. Por supuesto, es importante que nos decantemos por un ejercicio físico que sea adecuado a nuestra edad, además de que ayuda a prevenir ciertas dolencias, como la tensión arterial alta.

El descanso

Un tercer punto clave a la hora de frenar nuestro envejecimiento y mantener una edad biológica acorde a nuestra edad, el descanso.

Descansar bien es sumamente importante para restaurar nuestras energías después de un largo día. En este punto existen una serie de factores que está en nuestra mano poder mejorar.

Conseguir dormir suficiente tiempo y con un sueño de calidad nos proporciona importantes mejoras de salud que se trasladan en la edad biológica.

💡 Toma nota de estas posturas para dormir mejor.

Bienestar mental

Aunque poco a poco vamos siendo más conscientes del papel que juega el bienestar mental en nuestra salud, y por lo tanto en nuestra edad biológica, todavía nos queda mucho por hacer.

Es importante que no te dejes llevar por el estrés del día a día y que también te cuides en este aspecto. Para ello, evita los niveles elevados de estrés que se mantienen durante mucho tiempo y que pueden generar estrés crónico

💡 Estas técnicas de relajación te ayudarán.

Ahora que ya sabes qué es la edad biológica y lo importante que es cuidarnos en todo los aspectos de nuestro estilo de vida, esperamos que puedas poner en marcha muchos de estos consejos.

La edad biológica y el envejecimiento

Una buena señal de que en general la población se cuida más que nunca, es que se vive más tiempo en todo el mundo. Se está reduciendo nuestra edad biológica y aumentando la edad en la media de fallecimientos.

Debes tener en cuenta además que la edad biológica puede no ser la misma para las distintas partes del cuerpo de una misma persona. No obstante, casi todos los estudios inciden en que su mayor importancia deriva del deterioro del sistema inmunológico.

Una función inmunitaria más envejecida deriva a que se produzca una peor respuesta a muchas dolencias. Si a esto unimos una población más envejecida, procurar tener una edad biológica menor es aún más importante.

De hecho, según apunta la Organización Mundial de la Salud en sus estudios sobre envejecimiento y salud, entre 2015 y 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%.

Esto conlleva a su vez, a que todos los países se enfrenten a retos importantes para garantizar que sus sistemas sanitarios y sociales estén preparados para el cambio demográfico, por ello si reducimos la edad biológica, viviremos más, mejor y con menos dolencias.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.