Seguro de Ahorro, alternativa rentable a la bajada de tipos

Seguro Ahorro CuenTAEgon

Entramos en las últimas semanas del año con ciertas dudas en lo económico. La situación de nuestros vecinos, especialmente franceses y alemanes, está cuestionando la recuperación y está llevando a que el Banco Central Europeo haya implementado la política monetaria más expansiva de su corta historia.

El resultado, en el mes de octubre el Euribor a 12 meses cierra con su mínimo histórico del 0,337%, buena noticia para los que tengan préstamos hipotecarios y malas noticias para los ahorradores en general, que ven nuevamente como la mayoría de las entidades financieras siguen rebajando la remuneración de productos como depósitos y cuentas de ahorro.
Depósitos con una rentabilidad muy condicionada

Este ajuste de tipos, que se produce muy rápido, está especialmente afectando al pequeño ahorrador en productos tan tradicionales como las cuentas remuneradas y los depósitos de pequeñas cantidades. Sólo se está amortiguando el impacto en un determinado grupo de depósitos, a largo plazo y que exigen vinculaciones muy importantes que les hacen poco accesibles a la mayoría de los iahorradores. Estas suelen ser:

  • Que sea “dinero nuevo”, es decir que provenga del traspaso de fondos que tengas otras entidades.
  • Buscan fórmulas para evitar la retirada de fondos, como son altas comisiones de cancelación (que conllevan en muchos casos no recibir remuneración si necesitas antes tu dinero) u ofreciendo interés creciente, que conlleva que la remuneración más alta la recibes en el final de la operación.
  • Mínimos de inversión muy altos, exigiendo imposiciones de 50.000 o incluso 100.000 euros, para ofrecer tipos competitivos.

Para pequeñas cantidades, nos encontramos con tipos de interés muy bajos, siendo el caso más paradigmático el de las cuentas remuneradas, la forma de ahorro utilizado por muchos consumidores que permiten ahorrar realizando pequeñas aportaciones. Si a estas cuentas con una remuneración muy por debajo del 0,5% añadimos los efectos fiscales, que llevan a aplicarle una retención del IRPF 21%, el resultado será conseguir una rentabilidad tan menguada que poco nos pueden ayudar a conseguir nuestro objetivo de ahorro.

La alternativa del seguro de ahorro

Los seguros de ahorro como la CuenTAEgon nos permiten establecer un objetivo de ahorro rentable sin que necesitemos invertir grandes cantidades, todo lo contrario. En primer lugar, con una rentabilidad superior a la de las cuentas remuneradas y con mejor fiscalidad ya en las cuentas seguro la rentabilidad se acumula y no se abona hasta el vencimiento lo que conlleva que no tenga retenciones o pagos a hacienda hasta ese momento.

Son más flexibles que los depósitos. Se establece un pago de cantidades mínimas a lo largo de la duración del producto, sin que sea necesario la inversión inicial del depósito, en este caso conseguimos un capital final resultado de estas aportaciones y los intereses generados. Todo ello con la posibilidad de conseguir recuperar parcialmente nuestro dinero sin coste y poder también paralizar las aportaciones si así lo necesitamos.

Muchas ventajas que ayudan a que el ahorrador pueda conseguir sus objetivos a pesar de la complicada coyuntura actual.