Botiquines caseros: ¿qué no debe faltar?

repasamos qué se debe incluir en el botiquin de casa
Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Te has planteado porqué es importante contar con un botiquín en casa? Un botiquín casero puede ser cualquier armario, caja o maleta que contenga los medicamentos y el material sanitario necesario para atender y aliviar pequeñas molestias, síntomas breves o trastornos menores, en las condiciones necesarias. Con este artículo queremos ayudarte a ordenar las ideas y conocer qué debe tener un botiquín de primeros auxilios en el hogar y cada cuánto tiempo hay que actualizar sus productos.

Todo botiquín de casa debería incluir:

  • Medicamentos: analgésicos, antitérmicos (por ejemplo, paracetamol), antiinflamatorios (por ejemplo, hibuprofeno), laxantes, antidiarreicos, antitusígenos, anticatarrales, antitusivos, mucolíticos, expectorantes y antiácidos.
  • Cremas y pomadas:  antiinflamatorias para dolores musculares o articulares, pomada para quemaduras y crema antihistamínica para reacciones alérgicas.
  • Antisépticos: por ejemplo: agua oxigenada, alcohol, etc. Son sustancias que se utilizan para evitar la infección de las heridas Si se considera necesario, se puede cubrir la herida con una gasa o apósito.
  • Material sanitario: algodón, compresas de gasa estériles, venda elástica, esparadrapo, tiritas cicatrizantes, tijeras de punta redonda, pinzas, termómetro y apósitos desinfectantes.
  • Teléfonos importantes: es recomendable que tengamos en nuestro botiquín algunos teléfonos de emergencias, como el correspondiente a cada comunidad autónoma, así como los referidos a centros de información toxicológica.
  • Termómetro: es imprescindible para medir la temperatura, por ejemplo, en procesos gripales o catarrales. Debe ser de fácil lectura. Hasta hace poco tiempo, en la mayoría de las casas había termómetros de mercurio. Con el avance de las nuevas tecnologías, desde el 2009, éstos se han ido sustituyendo por termómetros digitales.
  • Tijeras y pinzas de punta redondeada.
  • Bolsa térmica para poder aplicar frío o calor.

medicamentos y termometro que forman parte de un botiquin de casa Características de un botiquín

El botiquín de casa debe estar bien protegido de la luz, en un ambiente aireado y sin excesiva humedad, como por ejemplo, en una caja o una estantería. Se recomienda que permanezca siempre cerrado, pero que disponga de un sistema de apertura fácil y sencillo. Por supuesto, si nuestro botiquín contiene medicamentos, no debe estar al alcance de los niños.

Para saber cuidar de nuestro botiquín casero y mantenerlo al día, debemos estar pendientes de las fechas de caducidad de los productos que hayamos adquirido. Cuando el medicamento ya haya caducado, será el momento de llevarlo a reciclar en nuestra farmacia más cercana.

Además, es muy importante que no dejemos los medicamentos desperdigados por el botiquín, sin prospecto ni envase original, o fármacos en mal estado, como tijeras o pinzas oxidadas. Mantener el orden entre los diferentes elementos nos ayudará a encontrar lo que necesitamos en caso de emergencia. De ahí que sea de gran ayuda guardar las cosas de manera clasificada, por ejemplo, la zona de los esparadrapos, tiritas, etc.

Si no queremos llegar a vivir este tipo de situaciones, lo conveniente es que revisemos nuestro botiquín al menos dos veces al año, y conservar siempre los envases e instrucciones que acompañan a los medicamentos. A su vez, se deben desechar los colirios, jarabes, pomadas y gotas, una vez que ya se hayan abierto.

Te invitamos a conocer de primera mano los testimonios de nuestros clientes Aegon a través de nuestra página de 👉 opiniones.

¿Qué no debe tener un botiquín de casa?

Un botiquín de casa no es un almacén de medicamentos. Su uso está restringido a situaciones de urgencias o al tratamiento de síntomas leves que no requieren la visita al médico. Un botiquín no debe contener:

  • Medicamentos caducados.
  • Medicamentos en mal estado.
  • Medicamentos sin prospecto.
  • Tijeras oxidadas.

un termometro forma parte de utensilios y medicamentos que debe tener un botiquinCuidado con la automedicación

A pesar de que tengamos en nuestros botiquines caseros todo lo necesario para solventar urgencias y padecimientos de gravedad leve, hay que tener especial cuidado con la automedicación y siempre que sea posible consultar con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento. Por ello, te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo «Pautas para tomar medicamentos de manera correcta y no ponernos en peligro«

El II Estudio de Salud y Estilo de Vida de Aegon mostraba recientemente que uno de cada tres españoles se automedican (el 34%). Si bien no es un comportamiento mayoritario, se encuentra ampliamente extendido entre las personas que buscan tratar enfermedades poco graves como catarros o alergias (86%), padecen dolores ocasionales de cabeza y espalda o tienen problemas para dormir (79%).

Mientras que según el Estudio, solo el 10% de los encuestados dijeron tomar medicación sin prescripción médica para el tratamiento de enfermedades moderadas o graves (como infecciones o anginas). Por otro lado, el 6% afirma hacerlo cuando padece patologías crónicas, tales como alergia, artritis o diabetes.

Si te ha gustado este artículo, quizás también te interese Prevención en Salud ¿Porqué es importante el cuidado de tu salud?

seguros de salud