Jardines verticales: qué son y cómo hacer el tuyo en casa

como hacer un jardin vertical en casa

La jardinería es relajante, divertida y muy decorativa. Crear un espacio único en el hogar, verde, que recuerde a la pureza de la naturaleza y que además proporcione un espacio de relajación en el que poder disfrutar de la belleza de las plantas, es un sueño para muchas personas. Y, hoy en día, una posibilidad fácil, versátil y muy económica.

Así que, ¿qué te parece si desde Aegon te enseñamos a hacer un jardín vertical en tu casa para que puedas disfrutar mientras lo planificas, lo diseñas, lo haces y lo cuidas?

¡Vamos a ello! A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es un jardín vertical?

Los jardines verticales están muy de moda. Y es que son la solución más bonita para decorar cualquier patio, terraza o pared de tu hogar de una forma original, divertida, creativa y única.

Hacer un jardín vertical te permite plantar vegetación, tanto en el interior como en el exterior, diversificar el proyecto con diferentes tipos de plantas, y aprovechar la tendencia de éstas para imitar la belleza de los acantilados, los barrancos o los lugares más idílicos de las montañas.  

Además, tener un jardín vertical proporciona una gran variedad de ventajas, entre las que caben destacar:

  • La mejora de la calidad del aire de la zona en la que se encuentre, puesto que se lleva a cabo una mayor absorción del monóxido de carbono (CO2), lo que facilita que la producción de oxígeno sea incalculable.
  • La regulación de la temperatura. Las plantas, en verano, mantienen una temperatura ambiente más baja, alrededor de los 5º. Y, en invierno, evitan que la temperatura baje. Por lo que contar con un buen jardín vertical será de utilidad para mantener un termostato mucho más regulado.
  • El jardín vertical proporciona un aislamiento acústico natural, reduciendo hasta en 10 decibelios la contaminación acústica. Lo que es una gran ventaja tanto en interior como en exterior.
  • También lleva a cabo una regulación natural de la humedad ambiental.

Te ofrecemos la solución que necesitas. Asegura tu ahorro

Haz tu propio vertical casero

Hacer un jardín vertical es sencillo, aunque requiere de tiempo, planificación y muchas ganas y pasión por conseguir crear un espacio único.

Para poder hacer el tuyo, en tu hogar, debes seguir los siguientes pasos.

  • ¿Dónde?

En primer lugar debes escoger dónde quieres situarlo. Como hemos dicho, puede ser en el interior de tu hogar, aprovechando cualquier pared o muro que quieras decorar, o bien en el exterior, ya sea encabezando el patio, la terraza, como pared divisoria, etc.

  • La estructura

Uno de los requisitos más imprescindibles es la estructura que quieras utilizar y que, además de formar parte de la decoración, servirá para suspender las plantas que escojas. Recuerda que deben ser resistentes pero, a la vez, ligeros. Y, además, permitirte trasladar tu jardín vertical si fuera preciso.

Puedes hacer jardines verticales con palets, por ejemplo. Una opción rústica, práctica y muy económica. O con contenedores de madera, de plástico, cestos, celosías… O también con muchos más elementos de los que te imaginas porque, además, hacer un jardín vertical puede ser una buena manera de reciclar materiales que tenemos por casa.

Además, puedes darle la forma, el tamaño y el formato que te apetezca. Desde el recuerdo de un acantilado hasta un marco de fotos, por ejemplo. Por lo que el resultado final dependerá, única y exclusivamente, de tu maravillosa imaginación.

  • Cuidado con la humedad

Los jardines verticales requieren, al igual que cualquier jardín, riego. En ocasiones, y según el tipo de planta escogida, escaso, moderado o intenso. Y esto, al tratarse de una pared, debe estar bien pensado para que no se creen humedades. Por tanto, la estructura que escojas debe ser estanca, para que el agua no se filtre y estropee el resto de tu hogar.

  • Paso a paso

Para montar un jardín vertical seguro, ordenado y bien pensado, coloca primero la estructura en tu pared y, posteriormente, coloca los sustratos y la vegetación, plantas, musgo… que consideres necesarios. De este modo, además, no dañarás las raíces de las plantas y podrás colocarlas según las preferencias de diseño que tengas. Recuerda que las colgantes no deben tapar al resto. Así que utilízalas para crear ese efecto mágico del conjunto.

  • La luz necesaria

Cuando tengas escogido el lugar en el que quieres colocar tu jardín vertical, será el momento de escoger las plantas que quieras añadir. Y es que son seres vivos que necesitan luz, directa o indirecta, para poder sobrevivir.

Asegúrate de que todo el conjunto tenga la misma necesidad de luz, para así evitar que se mueran, que no florezcan o que se marchiten.

Otro gran consejo para la elección de las plantas es que busques aquellas que no requieran de un cuidado constante ni excesivo. Y que, a ser posible, sean de crecimiento más bien lento.

Los geranios, las orquídeas, las plantas trepadoras, las begonias, las hostas o los helechos son plantas muy útiles para crear un jardín vertical. Además, proporcionan una belleza realmente fascinante.

jardín vertical con palets

¿Puedo tener un jardín vertical de interior?

Por supuesto, hacer un jardín vertical en el interior de tu hogar es posible y, además, una magnífica decisión.

Como ya hemos mencionado, los beneficios son muchísimos y para conseguir el éxito debes tener en cuenta, principalmente, el tipo de sustrato que vas a utilizar. Y es que ésta será la clave para su correcto desarrollo.

El sustrato debe ser ligero y, sobre todo, muy rico en nutrientes. Por lo que la tierra, el musgo o una mezcla de ambos, son las mejores opciones.

¿Puedo tener un jardín vertical de exterior?

Sí, en efecto. Es posible tener un jardín vertical en el exterior y, además, existen muchas variantes para los jardines verticales exteriores. Pueden ser una zona verde, un huerto urbano en el que plantar fresas, hortalizas… En definitiva, pueden ser ese rincón que tanto anhelas y que tantas satisfacciones te va a proporcionar.

Al hacerlo en exterior la preparación es mucho más sencilla y la variedad de plantas, hortalizas o frutas que utilicemos es mucho más variada. Se pueden plantar lechugas, espinacas, canónigos, berros, cilantro, orégano, romero, menta, tomillo, poleo, perejil, eneldo, pensamientos, caléndulas… pero debemos prestar especial atención en la colocación, puesto que es muy conveniente evitar que las plantas colocadas en la parte superior hagan sombra en las inferiores.

El sustrato, por supuesto, es también fundamental para los exteriores. Y aunque se pueden utilizar muchos tipos diferentes, es importante que sean de calidad y con un valor elevado de nutrientes.

  • Sustrato universal, compuesto a base de turba y otros compuestos
  • Sustrato de turba, muy esponjoso pero que necesita combinarse con otros fertilizantes
  • Sustrato de fibra de coco. Orgánico y capaz de mantener las raíces de nuestras plantas bien oxigenadas e hidratadas
  • Sustrato compost, hecho con residuos orgánicos del hogar
  • Sustrato perlita, con una gran capacidad de drenaje
  • Sustrato vermiculita, que aporta hierro y magnesio

Hacer un jardín vertical en tu hogar te proporcionará, tanto a ti como a tu familia, un rincón sano, bonito y decorativo. No importa si es en el salón de tu casa, en el balcón, o en la terraza. Es fácil y muy económico y, además, te permitirá pasar horas de relajación mientras llevas a cabo tu diseño. Una idea más para naturalizar tu casa, al igual que la de instalar un invernadero en casa que ya te contamos en este blog.

Así que anímate a hacerlo y disfruta de un maravilloso y magnífico resultado en tu hogar.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.