Manteca de karité: qué es, propiedades y usos

manteca de karite

¿Te gusta cuidar tu piel con productos naturales? En ese caso es fácil que ya hayas oído hablar de la manteca de karité. Y si no lo has hecho, prueba a mirar la composición de cremas de piel, champús, acondicionadores o bálsamos que tengas en casa. Es fácil que aparezca en alguno de ellos.

De hecho, es idóneo para fabricar tus propios jabones en casa.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo


¿Qué es la manteca de karité?

La manteca de karité pura es un producto 100% natural que tiene propiedades regeneradoras. Esta manteca procede del árbol karité (Vitellaria paradoxa o Butyrospermum parkii), que sólo crece en la sabana africana occidental de forma salvaje.

El Karité es sagrado en algunas culturas subsaharianas por sus múltiples propiedades. De hecho, de él se aprovecha todo, desde la madera hasta las raíces. Sin embargo, la parte más importante y valiosa son los frutos.

Los primeros frutos tardan entre 12 y 15 años en producirse, aunque el árbol no alcanzará su producción máxima hasta los 45 años. Se trata de árboles muy longevos que siguen produciendo frutos más allá de los 200 años.

Propiedades de la manteca de Karité

Propiedades de la manteca de Karité

Este aceite vegetal es rico en ácidos grasos, vitamina A, D, E y F y triglicéridos. Esta composición se traduce en cinco cualidades concretas.

  • Hidratación. Es la principal cualidad de la manteca de karité. Con ella podrás hidratar todo el cuerpo e incluso el cabello y se puede aplicar tanto en pieles secas como grasas por sus propiedades seboreguladoras.
  • Nutrición. La manteca de karité pura nutre la piel y el cabello, aumentando su elasticidad y reparándolo.
  • Propiedades antiflamatorias, que ayudan a aliviar los dolores de afecciones como la artritis o el reumatismo gracias a los antioxidantes de la vitamina E y a los alcoholes triterpénicos.
  • Propiedades regenerativas y cicatrizantes.

Por otro lado, la manteca de karité no es comedogénica. Es decir, que pese a ser un aceite, no produce granos ni obstruye los poros de la piel.

Usos de la manteca de karité

¿Para qué usar manteca de karité? Para muchas cosas de las que puedas imaginarte. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer con ella:

  • Como crema corporal y facial hidratante. Es ideal para hidratar la piel en verano y también en invierno.
  • Reparador de la piel después de tomar el sol, ya que, además, ayuda a alargar el bronceado.
  • Tratamiento diario para pieles secas o muy secas.
  • Para la piel de los bebés tras los cambios de pañal o después del baño. Sus propiedades hidratantes y regenerativas hacen que sea ideal para tratar las pieles atópicas.
  • A modo de protector y regenerador en los labios y la nariz en épocas de frío.
  • Como descongestionador nasal aplicándolo en el interior de las fosas nasales.
  • Para el contorno de ojos por sus propiedades hidratantes y nutrientes.
  • Para prevenir estrías y grietas en los labios, piel o pezones en el caso de las madres que dan el pecho.
  • Como crema para masajes, incluso deportivos. De hecho, ayuda a prevenir tendinitis y otras lesiones por sus propiedades antiinflamatorias.
  • En el pelo como protector ante agentes externos como la contaminación o el frío.
  • Como mascarilla capilar, especialmente para el cabello quebradizo y seco o que cuesta penar. El karité también está disponible en formato aceite, aunque su estado natural a temperatura ambiente es el sólido, por lo que, hay que tener en cuenta que el aceite de karité no contiene el mismo nivel de vitaminas, antioxidantes y otras propiedades que en formato manteca cruda. Aprovechamos para dejarte aquí los mejores tips para cuidar el cabello en invierno.

¿Cómo usar la manteca de karité?

Puedes encontrar la manteca en muchos productos de cosmética como mascarillas, cremas reafirmantes, cremas de mano o cremas anti edad junto con rosa mosqueta, por ejemplo.

Sin embargo, también puedes usarla tú directamente. Es decir, comprar crema de karité pura al 100% y crear con ella tus propias recetas o aplicarla directamente.

A temperatura ambiente es una manteca, pero se puede convertir en aceite calentándola a 45 grados. De hecho, ni siquiera hace falta llegar a esa temperatura para poder aplicarla. Basta con el calor corporal para que se funda y poder usarla como queramos de forma local.

Para usar la manteca de karité pura en la cara de forma local solo es necesario frotarla un poco con las manos y aplicarla. Lo mismo ocurre al usarla en el cuerpo de forma local.

La manteca de karité es idónea como tratamiento antes, durante y después del embarazo para tratar las estrías.

¿Cómo usar la manteca de karité en el pelo?

Para los tratamiento capilares se recomienda usar sobre el cabello húmedo para que sea más fácil de aplicar. Después se cubre el cabello con una toalla y se dejar actuar durante 30 minutos. Si la toalla está caliente mejorará el efecto.

Pasados los 30 minutos sólo quedará retirar la manteca y lavarse la cabeza. Otro producto que puedes usar para el cuidado de tu cabello y en el que seguramente no hayas pensado es el champú de cebolla.

Usos de la manteca de karité

¿Cómo derretir la manteca de karité?

Para hacer tus recetas y mezclar la manteca con vainilla u otros productos necesitarás derretirla. De hecho, también es recomendable hacerlo para algunos tratamientos.

La manteca se funde a 45ºC, por lo que si usas el microondas deberás tener cuidado. Si la calientas demasiado el producto perderá parte de sus propiedades.

Esta temperatura en la que la manteca empieza a ablandarse es una de las formas de comprobar su pureza. La mejor manteca de karité 100% pura necesita más calor para ablandarse que la que tiene menos pureza. Esta última empieza a hacerlo entre los 23 y los 25º.

¿Cuánto dura la manteca de karité?

Igual que otros aceites vegetales, la manteca de karité dura entre seis meses y un año una vez abras el envase.

Para conservar mejor el producto debes guardarlo a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco, alejado de la luz. El frigorífico puede ayudarte a alargar un poco su vida.

La manteca de karité es uno de los muchos productos naturales que pueden ayudarte a mejorar tu salud.

seguro de salud familiar
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.