Dolor de estómago: causas y remedios para aliviarlos

dolor de estómago

¿Quién no ha tenido dolores de estómago? El dolor en la zona abdominal es muy común, en la mayoría de los casos por causas poco graves, pero con una enorme variedad de tipos.

De hecho, muchas veces relacionamos a todos los dolores en esta zona con el estómago, cuando no lo afecta exclusivamente.

No solo eso, también nos encontramos con tipos de dolores muy diversos: generalizados, localizados, cólicos o calambres.

Por todo ello, a la hora de tratar el dolor de estómago el primer paso es identificarlo, acotarlos por su tipología y zona de afectación, teniendo en cuenta además que las formas de diagnóstico son distintas y sus tratamientos.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Qué es el dolor de estómago?

En lugar de dolor de estómago, lo que en realidad nos encontramos son con dolores de estómago, como hemos dicho, de muy distinto  tipo.

Esta diferencia de tipología es muy importante tanto para acotar el tipo de dolor, conocer las causas de los dolores de estómago, como su tratamiento más adecuado.

Así, encontramos estos cuatro grandes tipos de dolor de estómago.

Dolor generalizado

Este tipo de dolor se caracteriza por afectar tanto al estómago como a otros órganos, afectando a más de la mitad del abdomen.

Las causas son muy variadas, destacando la gastroenteritis, que afecta a estómago e intestinos, la acumulación de gases o simplemente una mala digestión.

En muchas ocasiones el dolor es más intenso precisamente por un bloqueo de los intestinos que se irradia al estómago.

Dolor localizado

Suele señalar un problema en el órgano en el que se localiza, a veces mal interpretado como dolor de estómago, como ocurre con los problemas en la vesícula.

También puede indicar algún tipo de problema en el estómago, como ocurre con la epigastralgia, los problemas en la boca de este órgano.

Tipo calambre

Suelen ser dolores muy molestos, pero de pequeña importancia y duración cuya causa más probable son los gases y la distensión abdominal.

En muchas ocasiones tras deposiciones, frecuentemente de tipo diarrea, se suelen calmar.

Si duran más de 24 horas o tiene fiebre si es importante que consulte con su médico.

Cólicos

Es un dolor en oleadas, que empieza y acaba repentinamente y que genera un dolor muy intenso en su episodio más alto.

Hay muchas causas de un cólico estomacal, una de las más comunes es un cálculo biliar o incluso renal que irradia a la zona del estómago.

Dolor de estómago por inflamación

Detrás de estos tipos de dolor de estómago hay también diferentes causas. Una de las más comunes es la inflamación.

Esta puede ser directa, que se desarrolle directamente en el estómago, o indirecta cuya causa sea otro órgano, extendiéndose al estómago.

Gastritis

La gastritis es uno de los dolores de estómago más comunes, producida por una inflamación, aguda o crónica, de la mucosa que recubre las paredes del estómago, por eso comúnmente se la conoce como acidez.  

A este dolor le suele acompañar sensación de plenitud, distensión en la zona estomacal, sensación de saciedad, náuseas y vómitos

Quien la sufre siente una sensación de quemazón, que aparece especialmente tras comer y se alivia después, en ocasiones con ayuda de antiácidos u otros fármacos que equilibran la secreción de ácidos.

Para prevenir este tipo dolor de estómago es también importante evitar algunos alimentos como café, chocolate o el alcohol.

Puede estar producida por diversos agentes, como la ingesta de ciertos medicamentos o por la infección por la bacteria Helicobacter pylori.

Gastroenteritis

La gastroenteritis es una de las principales causas de dolor de estómago.

Suele ser tipo cólico, no constante, variando su intensidad. También se acompaña de náuseas, vómitos y diarreas, y en algunos casos, especialmente en las gastroenteritis bacterianas, acompaña fiebre.

En general cuando se vacía el estómago persiste la náusea y el dolor se traslada al intestino.

Suelen durar 48 y 72 horas y salvo en casos graves, el tratamiento principal es dieta astringente e hidratación.

Pancreatitis aguda

Es uno de los casos más frecuentes de inflamación en otro órgano que conlleva dolor de estómago.

La pancreatitis en su episodio agudo se caracteriza por un dolor epigástrico que se irradia hacia la parte alta izquierda del abdomen y la espalda.

Suele acompañar de náuseas, vómitos y fiebre.

Apendicitis

Aunque afecte al intestino, suele tener como primer síntoma un dolor que se puede iniciar a nivel de la boca del estómago que se acompaña de náuseas, vómitos, fiebre y malestar general.

Según evoluciona este dolor se traslada hacia la zona del apéndice, parte inferior derecha del abdomen.

Cólico biliar

Tiene su causa la obstrucción de las vías biliares por piedras. Aparece en la parte alta y derecha del abdomen o en la boca del estómago.

Este tipo de dolor también le acompaña nauseas y vómitos. Si se sufren cólicos biliares, es importante evitar alimentos ricos en grasas y comidas abundantes para evitar que se repita.

Úlcera de estómago

Otro de los dolores de estómago más comunes es el que tiene como origen una úlcera de estómago o úlcera péptica.

La acidez en el estómago empeora el dolor, pero también tener el estómago vacío. El dolor puede ser peor entre las comidas y por la noche.

En ocasiones se alivia ingiriendo ciertos alimentos que amortiguan la generación de ácido estomacal o a través de medicación.

Si la úlcera se perfora, genera un dolor agudo, cuyos síntomas principales son abdomen duro, mareos y hasta pérdida de conocimiento y que requiere un tratamiento de urgencia médica.

Hernia de hiato

La hernia de hiato es otra de las afectaciones más comunes que generan dolor de estómago.

Su origen está en la parte superior del estómago que se abulta a través de una abertura en el diafragma, que impide que el ácido pase hacia el esófago. Por ello, si se tiene una hernia de hiato hay dificultad para que pase el ácido desde el estómago hacia el esófago generando reflujo gastroesofágico.

Este genera además de tos, problemas de deglución e incluso de respiración, dolor de estómago, nauseas y vómitos.

Además de antiácidos u otros medicamentes, algunos hábitos ayudan a reducir sus síntomas como adelgazar, no fumar, evitar el alcohol y ciertos alimentos.

Dolor de estómago de origen no abdominal

Como hemos visto, la mayoría de las causas del dolor de estómago son dolencias directas de este órgano o de otras zonas del abdomen, pero no siempre.

La esofagitis, por ejemplo, la inflamación del esófago se suele extender al estómago provocando ardor y nauseas.

De la misma forma es espasmo esofágico, debido a ingestas de bolos de gran tamaño o de bebidas muy frías también afecta al estómago.

Dolor de estómago y nervios

También es muy común usar la frase de “nervios en el estómago”, algo muy real, si tenemos en cuenta que estar nervioso, tener cambios en estado de ánimo o incluso la ansiedad causa problemas estomacales con frecuencia.

Este dolor estomacal es causa y consecuencia del estrés y la ansiedad, generan pinchazos, dolores fuertes, incremento de acidez, ardores y distensión abdominal.

Este dolor se agrava con el estrés y no se acompaña de otros síntomas. Por ello, además de intentar evitar comidas copiosas la clave está en tratar la causa, acabar o disminuir la ansiedad.

Como podrás ver, la mayoría de los dolores de estómago son poco importantes, y con una dieta adecuada, hidratación es suficiente.

En otros casos es necesario ayuda médica, que podrá prescribirles antiespasmolíticos o antiácidos para aliviar sus síntomas, y en casos extremos incluso acudir a urgencias.

Por ello, si te ha gustado este post, y conocer las diferentes causas de dolor estómago, no dudes en compartirlo con tus contactos.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on whatsapp
Whatsapp
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn