Osteopenia: qué es y cuál es su tratamiento

mujer con dolor en la muñeca a causa de la osteopenia

Quizás te hayas encontrado en más de una ocasión con este término pero no acabes de entender del todo qué es la osteopenia o cuál es realmente la diferencia entre osteopenia y osteoporosis. A través de este artículo queremos acercarte a esta patología, te contaremos cómo tratar la osteopenia de forma natural y cuál es su tratamiento.

Como avance, te desvelamos que entre las causas de la osteopenia está la falta de actividad física o la carencia de elementos tan importantes para nuestra salud como son el calcio y la vitamina D.

Además, como curiosidad, cabe destacar que son las mujeres las que tienen una mayor tendencia a padecer osteopenia, con un mayor rango de posibilidades a partir de los 30 años. Pero… ¿Por qué? ¡Sigue leyendo!

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

¿Qué es la osteopenia?

La osteopenia es una patología que se caracteriza por una disminución de la densidad ósea, aunque no llega a ser tan baja como la experimentada en la osteoporosis.

Es ahí donde encontramos la principal diferencia entre osteopenia y osteoporosis. Si nos vamos a una concepción más técnica, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se definiría como aquella en la que la densidad ósea tiene un índice T- score de -1 a -2,5.

Como ya te hemos avanzado, esta patología suele padecerse a partir de la treintenta. Y es que, a partir de los 30 años, es cuando el cuerpo reabsorbe las células existentes de los huesos a una velocidad mayor de la que tarda en formarse el nuevo hueso. En estas circunstancias, nuestros huesos pierden minerales, masa y estructura, siendo más débiles y, en consecuencia, siendo más proclives a sufrir una fractura.

¿Es grave la osteopenia?

Como ya hemos comentado, la osteopenia no llega a la gravedad y complicaciones de la osteoporosis. Sin embargo, si no tomamos las medidas y tratamientos para que no avance esta patología, contribuirá al desarrollo de la osteoporosis.

Causas de la osteopenia

Tal y como te contábamos al inicio, las causas de aparición de la osteopenia son varias y muy diversas. Llevar unos hábitos de vida saludable y una vida activa, tendrán un efecto muy positivo en nuestro organismo a la hora de evitarla. Y es que, entre las causas de la osteopenia, se encuentran:

  • La carencia de calcio
  • La falta de vitamina D
  • Sedentarismo y fatal de ejercicio físico
  • No desarrollar buena masa ósea de niño
  • Algunos medicamentos
  • Factores genéticos
  • Premenopausia
  • Bajo peso corporal
  • Trastornos alimenticios
  • Enfermedad de Crohn
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Etc.

De hecho, el factor genético es especialmente significativo. Las mujeres caucásicas de constitución delgada frecuentemente padecen de osteopenia.

En definitiva, todas estas causas derivan en unos niveles bajos de calcio en los huesos y, en consecuencia, en el padecimiento de osteopenia. La ruta biológica de asimilación del calcio tiene varios factores implicados, ya que, para que el calcio ingerido se absorba, necesita estar acompañado de vitamina D. Además, la fijación de este mineral en los huesos depende del magnesio, por lo que una dieta deficitaria en alguno de estos elementos puede derivar también en este padecimiento.

💡 Descubre, con la ayuda de nuestra nutricionista Deva Camino, estas dietas saludables para adelgazar o cuidarte.

¿Cuál es la diferencia entre la osteopenia y la osteoporosis?

La osteoporosis es una patología en la que los huesos sufren una pérdida de la densidad ósea, haciendo que la resistencia de los huesos se debilite. Así, la principal diferencia entre la osteopenia y la osteoporosis es que, en el caso de la osteopenia, esta debilitación resulta más moderada.

A la hora de hablar de patologías relacionada con la densidad ósea, cabe entender cómo funcionan nuestros huesos. Los huesos son tejidos vivos, formados principalmente por colágeno y fosfato cálcico, que están reparándose a sí mismos durante toda la vida. Esto ocurre porque, a lo largo del tiempo, algunas células se rompen haciendo desaparecer el hueso viejo mientras que otras células son las encargadas de construir hueso nuevo.

Diagnóstico de la osteopenia

Como en todas las enfermedades, una adecuada prevención es la mayor garantía de cura. Por ello, la detección temprana supone la herramienta más eficaz. Así, te recomedamos que acudas a revisiones periódicas con tu médico para poner foco en la prevención.

El diagnóstico que mejor funciona es la medición de la densidad ósea, una prueba común que mide este parámetro es la densisometría DEXA (Dual Energy X-ray Absorptiometry, en español, Absorciometría por Rayos X de Energía Dual). Esta prueba mide la densidad de los huesos de la cadera, la columna vertebral y la muñeca. Se trata de una prueba sencilla e indolora, que por lo general suele tener una duración de unos 20 minutos.

Las densisometrías son habituales en grupos de riesgo, como mujeres tras la menopausia o pacientes que han tomado esteroides. Además, es altamente recomendable para mujeres y hombres por encima de los 50 años que cuenten con un factor de riesgo.

Existen otras diversas pruebas para el diagnóstico de la osteopenia:

  • Un análisis de sangre que compruebe los niveles corporales de calcio, fósforo y de la enzima fosfatasa alcalina
  • Una ecografía
  • Una radiografía

¿Qué dolores causa la osteopenia?

Al igual que la osteoporosis, la osteopenia no presenta síntomas como tal. La pérdida ósea, ya sea en menor o mayor medida, no genera dolores. Sin embargo, esa disminución de la masa ósea debilita los huesos, de forma que da pie a que se produzcan fracturas. Y eso, como sabemos, sí que es muy doloroso. Aun así, al ser la pérdida ósea de la osteopenia menor que la de la osteoporosis, la probabilidad de fractura también es menor.

Por tanto, concluimos que la osteopenia en sí no causa dolores, pero la forma en la que afecta a nuestros huesos sí puede acabar provocándonos grandes dolores.

Tratamiento de la osteopenia

Las recomendaciones en el tratamiento de la osteopenia dependerán de los resultados de la densisometría, pero también dependerá del perfil del paciente y de los otros factores de riesgo con los que cuente. Siendo el especialista en reumatología el encargado de pautar el tratamiento.

¿Cómo se cura de forma natural?

Como hemos comentado, una corrección de los niveles corporales de calcio y vitamina D puede mejorar la densidad ósea en puntos significativos del esqueleto. Para lograrlo, es importante llevar a cabo una dieta equilibrada que aporte el calcio que necesitamos. Además de asegurarnos una correcta exposición a la luz solar, que nos ayude a sintetizar la vitamina D.

De cara a bajar a cifras más exactas, los requerimientos para el calcio y la vitamina D son:

  • El consumo de calcio recomendado está entre 1.000-1.500 mg/día.
  • La cantidad de vitamina D recomendada está entre 400 y 800 UI.

Los suplementos alimenticios pueden ser también recomendables. Estos se prescriben a las personas con niveles bajos o que se están sometidas a tratamientos de corticoides.

Ejercicios

Mejor que cualquier tratamiento, la osteopenia debe evitarse con prevención, como ya te habíamos mencionado. Realizar actividad física regularmente evitando el sedentarismo es clave. Existen muchas actividades a través de las que podemos asegurarnos unos niveles mínimos de actividad, sin renunciar a disfrutar al mismo tiempo.

En nuestro blog encontrarás artículos variados con ejercicios de todo tipo, desde ejercicios de fuerza o cardio, hasta ejercicios sencillos para hacer en casa y mantenerse en forma.

Ejercicios contraindicados

Un estudio publicado en la revista Bone desveló la posibilidad de reducir el riesgo de osteoporosis mediante el levantamiento de pesas en hombres de mediana edad. Pero en este mismo estudio, también se detalló que no es válido cualquier levantamiento de pesas, sino que ha de ser con una carga controlada, un aumento progresivo de la misma y periodos de descanso que se intercalen entre los periodos de trabajo.

¿Qué comer si tengo osteopenia?

Como ya te hemos adelantado varias veces, lo que buscamos al padecer osteopenia, es aumentar los niveles de calcio y vitamina D. Por ello, debemos buscar alimentos ricos en estos nutrientes.

💡 Por su similitud, una dieta para la osteoporosis también será perfecta para la osteopenia, visita nuestro artículo al respecto para más información al respecto.

Así, encontramos calcio en:

  • Lácteos
  • Brócoli
  • Sardinas
  • Almendras

En cuanto a la vitamina D, está presente en:

  • Pescado azul
  • Huevos
  • Setas
  • Aguacate

Además, deberás evitar el exceso de:

  • Carnes rojas y ultraprocesadas
  • Sal
  • Azúcar
  • Harinas refinadas
  • Alcohol

Si te ha parecido útil e interesante este artículo, no dudes en compartirlo, puede serle de mucha ayuda a alguien que conozcas. Además, te animo a seguirnos en redes sociales, donde encontrarás muchos más posts muy interesantes. ¡Te esperamos!

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Doctor especialista en Geriatría

Profesional con 20 años de experiencia en el campo sanitario. Mis áreas de especialización son: en el mundo clínico, la Geriatría, con especialización en las demencias; Y en el mundo de la gestión sanitaria, la seguridad del paciente y la calidad en la gestión de servicios. Cuento con experiencia en la puesta en marcha de servicios asistenciales, incluyendo dos hospitales generales.