Preguntas y respuestas sobre la viruela del mono

viruela del mono

El 29 de abril de 2022 se detectó en el Reino Unido el primer caso de viruela del mono. muy lejos de las zonas donde la enfermedad es más habitual. Y es que, aunque en zonas remotas de África central y occidental ya se hubieran sucedido importantes brotes en los años 1970 y 2017, y por ello es considerada una enfermedad endémica, no se conocían casos traspasadas las fronteras del continente africano desde el año 2003.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), tras confirmarse más de 100 casos durante las primeras semanas, ya lo considera el brote más importante sucedido en Europa.

Desde Aegon queremos explicarte la información más importante que los expertos tienen hasta el momento, para que sepas qué es, en qué consiste y cómo actuar ante la aparición de cualquier síntoma.

Porque la salud es lo más importante…Infórmate sobre nuestros seguros de salud. Ahora con 4 meses gratis

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono o del simio es una enfermedad vírica que, principalmente, se detectaba en las zonas remotas, cercanas a la selva, de África Central y Occidental. Pese a ello, no es una enfermedad muy común y fue descubierta en el año 1958 en simios, aunque también se ha detectado en ratas, ratones, ardillas y conejos.

La primera vez que se detectó en humanos fue en el año 1970 y desde entonces se han ido sucediendo algunos brotes en el propio continente y, muy ocasionalmente, traspasando las fronteras.

La viruela símica según la OMS

La Organización Mundial de la Salud, tras el brote que se está sucediendo en Europa y Estados Unidos, ha explicado qué es esta enfermedad para que todo el mundo pueda entender su origen, sus posibles causas de contagio y cuáles son los síntomas de la viruela del mono.

La viruela símica es una enfermedad provocada por un virus que se transmite de animales a humanos (zoonosis), y de persona a persona. No es muy común, por lo que se desconoce mucha información al respecto y, además, no existe una vacuna específica para poder prevenirla.

Suele tratarse de una enfermedad que provoca síntomas que persisten entre 14 y 21 días, inflamando los ganglios linfáticos gravemente antes de que aparezcan los exantemas que caracterizan la enfermedad.

Las lesiones que ocasiona varían en función del grado de exposición al virus, el propio estado de salud del paciente y la gravedad de los síntomas, pudiendo provocar más de miles de lesiones en los enfermos y afectando a las mucosas de la boca, los genitales o la córnea.

Las personas más afectadas suelen ser los niños, aunque también existen casos diagnosticados en adultos.

¿Cuál es su letalidad?

En cada brote que ha surgido de la viruela del mono a lo largo de la historia la tasa de letalidad ha ido cambiando hasta llegar a ser, actualmente, de menos del 10% en las personas contagiadas.

Según los estudios, los niños y adolescentes, además de las personas con otras enfermedades que comprometen su inmunidad, parecen ser más susceptibles al contagio de la enfermedad y, por tanto, son los grupos en los que más defunciones se han constatado.

ilustración del virus de la viruela del mono

¿Qué causa la viruela del mono?

La enfermedad llamada viruela del mono es causada por un virus llamado Monkeypox que pertenece al grupo de los Orthopoxvirus, del mismo grupo que el virus de la viruela, aunque en una versión más benigna.

¿Cómo se contagia la viruela del mono en humanos?

Se cree que los roedores, pese al nombre de la enfermedad, son los principales transmisores del virus, por lo que uno de los posibles riesgos de contagio inicial sería la ingesta de la carne de estos animales, una vez están infectados, sin que sean sometidos a la adecuada cocción.

Según los datos actuales de los que se tiene constancia, es probable que la viruela del mono en humanos se contagie a través de los líquidos corporales, ya sea a través de la saliva, el contacto directo con las heridas o las vías respiratorias. También se ha descrito la transmisión de madre a feto a través de la placenta.

Consejos de prevención

La Organización Mundial de la Salud, frente a la falta de la existencia de una vacuna específica contra la viruela del mono, aconseja lo siguiente para evitar el contagio:

  • Evitar el contacto directo con pacientes infectados. En caso de ser necesario, utilizar guantes y equipos de protección.
  • Evitar a toda costa tocar las heridas y fluidos, y prevenir los aerosoles.
  • El paciente contagiado, ante cualquier síntoma, debe aislarse total y completamente del resto hasta que las heridas hayan sanado por completo.
  • Ante la sospecha de cualquier síntoma relacionado, antes de acudir al hospital, llamar para informar de la posibilidad de poder sufrir dicha enfermedad.
  • Para los sanitarios que deban manipular cualquier muestra de los enfermos contagiados, se recomienda la vacunación contra la viruela.
  • En las zonas donde se consumen roedores o se mantiene un contacto directo y estrecho con estos animales o con simios, evitar la exposición a su sangre y carne, cocinarlos debidamente antes de su consumo y limitar el contacto.
seguro de salud

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Los síntomas de la viruela del mono varían su gravedad en función del propio paciente, su estado de salud y la exposición que haya tenido al virus. Los síntomas suelen aparecer entre los 6 y los 14 días tras el contagio, aunque pueden llegar a tardar hasta tres semanas. Pero, por norma general, se desarrollan los siguientes:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Fiebre
  • Cefalea intensa
  • Dolores corporales
  • Escalofríos
  • Dolor lumbar
  • Dolores musculares
  • Falta de energía
  • Erupciones cutáneas que aparecen como marcas rojas planas que, poco a poco, se van inflamando y llenando de pus, y que luegon secan formando costras. Las lesiones cutáneas suceden con mas frecuencia en cara y palmas de manos y plantas de los pies, aunque también pueden aparecen en la boca, los ojos o los genitales.

Los síntomas duran entre dos y cuatro semanas, y ceden por si solos. En los casos en los que se empeoran los síntomas es cuando se suceden los casos más graves, llegando incluso a producirse, muy raramente, la muerte del paciente.

Tratamientos y vacunas

A día de hoy no existen tratamientos ni vacunas específicas que garanticen la prevención ni la cura de la viruela del mono en humanos.

Dado que se suele curar sin necesidad de tratamiento, este va dirigido a controlar los síntomas y cuidar la piel. En casos graves se utiliza un antiral: Tecovirimat.

Sin embargo, los estudios realizados hasta el momento han demostrado que la vacuna contra la viruela, erradicada en el año 1980, tiene una eficacia del 85% ante el contagio de la viruela símica. En 2019 se aprobó la vacuna MVA-BN, conocida como Imvamune®, Imvanex® o Jynneos® que es útil en la prevención de la Viruela del Mono, aunque su disponibilidad es limitada.

En líneas generales, el riesgo para la población general es bajo.

En Aegon Seguros velamos por tu salud y la de tu familia y, por ello, hemos querido explicarte todo lo referente a la viruela del mono. Ante la aparición de cualquier síntoma es fundamental acudir al centro sanitario de preferencia avisando, como recomienda la OMS, de los síntomas que se presentan para que puedan estar preparados ante la posibilidad de un contagio.  

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Doctor especialista en Medicina Familiar

Licenciado en Medicina y Cirugía, en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, con más de 29 años de experiencia. En mi formación cuento además con un Máster en Salud Pública y Epidemiología y con un Máster en Cuidados paliativos.