Consejos para cuidar el corazón y evitar riesgos cardiovasculares

cómo cuidar la salud cardiovascular

Cuidar el corazón es imprescindible para poder tener una vida plena y saludable y poder seguir disfrutando de todo cuanto nos rodea.

Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2020 en España fallecieron 119.853 personas por problemas cardiovasculares, lo que supone un 24,3% del total de decesos que hubo en ese año en España.

Las enfermedades cardiovasculares representan una de las principales causas de mortalidad de la sociedad. Por ello es de vital importancia aprender buenos hábitos y desarrollar rutinas saludables que ayuden a prevenir cualquier problema cardiovascular que deteriore la calidad de vida.

En Aegon velamos por tu salud y de tu familia y, por ello, en este artículo te explicamos cómo cuidar tu corazón adecuadamente.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

Factores de riesgo cardiovascular

Según la Fundación Española del Corazón, los factores de riesgo cardiovascular son aquellos que están relacionados con una mayor probabilidad de que un individuo pueda sufrir una enfermedad cardiovascular en un determinado plazo de tiempo.

Los principales factores de riesgo se clasifican en dos grupos diferentes:

Factores de riesgo cardiovascular no modificables

Los factores de riesgo cardiovascular no modificables son aquellos que no pueden evitarse y que van estrechamente ligados a cada persona:

  • Edad
  • Antecedentes familiares
  • Sexo
  • Raza

Factores de riesgo cardiovascular modificables

Los factores de riesgo cardiovascular son aquellos en los que los individuos sí pueden intervenir y prevenir para evitar problemas futuros:

alimentación sana para cuidar el corazón

Calcular el riesgo cardiovascular

Existen dos formas diferentes calcular el riesgo cardiovascular:

  • El método cualitativo, que se basa en la suma de todos los factores de riesgo que presenta un paciente y, así, poder determinar si tiene un riesgo leve, moderado o alto riesgo.
  • El método cuantitativo, que es que ofrece una probabilidad de que el paciente pueda presentar una enfermedad cardiovascular en un determinado plazo de tiempo. Este método está basado en predicciones de riesgo en las diferentes tablas de riesgo cardiovascular.

Las tablas de riesgo cardiovascular más utilizadas están basadas en el Estudio de Framingham, que utiliza un método de puntuación según la edad, el sexo, el HDL-colesterol, el colesterol total, la presión arterial sistólica, el tabaquismo, la diabetes y la hipertrofia ventricular izquierda:

  • Framingham clásica
  • Framingham por categorías
  • Nuevas tablas de Framingham
  • Sociedades Europeas
  • Sociedades Británicas
  • Nueva Zelanda
  • Sheffield

Cada una de ellas tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero es el cardiólogo quien decide cuál es la tabla que mejor puede aplicar para poder calcular el riesgo.

Para las personas que no son médicos especialistas, existen diferentes calculadoras de riesgo cardiovascular que poder consultar.

💡 Conoce cuáles son las principales pruebas para controlar tu salud cardiovascular

¿Cómo cuidar el corazón?

Cuidar el corazón, como hemos dicho al inicio, es fundamental. Y es que no existe una máquina más precisa y perfecta que supere las funciones que éste desarrolla de forma natural.

Según la Organización Mundial de la Salud, los accidentes cardiovasculares se cobran al año más de 17 millones de vidas en todo el mundo, y se estima que esta cifra aumente hasta los 23 millones en el año 2030.

Por tanto, es muy importante saber cómo cuidar el corazón y hacerlo adecuadamente.

A continuación, veremos algunos consejos para cuidar nuestro corazón.

Estilo de vida sano

Llevar un estilo de vida saludable es la clave para reducir cualquier posibilidad de sufrir un accidente o enfermedad cardiovascular.

Por ello, evitar el consumo de alcohol, tabaco y tener una dieta equilibrada es básico, así como realizar actividades físicas de forma habitual. Y, por supuesto, evitar el consumo excesivo de alcohol, evitar las drogas y el tabaco.

Una alimentación saludable

La alimentación es clave para la salud en general. Es importante seguir una alimentación equilibrada, reduciendo el exceso de grasas, la bollería industrial, los productos procesados y las bebidas azucaradas.

Practicar deporte

El deporte hay que incorporarlo a nuestra rutina independientemente de la edad. Por supuesto, en cada etapa de la vida realizar un tipo de deporte u otro, pero siempre ejercitando el cuerpo. Lo ideal es practicar ejercicio físico unas tres o cuatro veces por semana, porque además es un método infalible para descargar el estrés y reducir la ansiedad.

💡 ¿Sabías que practicar deporte alarga la vida?

Chequeos médicos

El médico está para ayudarnos a mantener una buena salud, detectar cualquier enfermedad que aparezca y llevar a cabo el tratamiento que sea adecuado para cada caso y cada persona. Por ello, es muy importante acudir periódicamente a las visitas con el médico y que este pueda valorar cuál es nuestro estado de salud, ayudarnos a cambiar hábitos y recomendarnos qué hacer para estar todavía mejor.

Alimentación sana para el corazón

Como hemos dicho, la alimentación es un elemento clave para cuidar el corazón. La dieta equilibrada, baja en grasas, es la mejor manera de conseguirlo, pero además existen ciertos alimentos que son muy beneficiosos para el corazón, como por ejemplo:

  • Nueces. Las nueces ayudan a prevenir los problemas cardiovasculares gracias a su aportación de ácidos grasos Omega 3.
  • Chocolate negro. Ayuda a que las arterias sean más flexibles y a que los leucocitos se queden pegados en las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Fresas. Ayudan a dilatar las arterias y controlar la tensión arterial.
  • Té verde. Disminuyen los niveles de grasa en sangre.
  • Aceite de oliva, beneficioso por su composición en ácidos grasos y antioxidantes.
seguro de salud

Ejercicios para cuidar el corazón

Una buena forma física ayuda a cuidar el corazón y a prevenir enfermedades cardiovasculares. Algunos ejercicios para cuidar el corazón muy beneficios son:

  • Nadar
  • Correr
  • Andar rápido
  • Bicicleta
  • Yoga
  • Pilates
  • Subir escaleras

Lo recomendable es realizar cualquier de estos ejercicios, o la combinación de ellos, un mínimo de 30 a 60 minutos al día, 3 o 4 días por semana.

El corazón estará más fuerte y sano y nuestra salud general mejorará notablemente.

Como ves, cuidar el corazón es algo fácil de hacer pero que requiere constancia y la asimilación de unas rutinas a seguir.

Los beneficios son tantos que cualquier esfuerzo merece la pena, por ti y por tu familia. Recuerda que ante la aparición de cualquier síntoma inusual, debes acudir a tu médico para que lleve a cabo una revisión y verifique que todo está según lo esperado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.