¿Qué es la agorafobia o trastorno de pánico?

Agorafobia

Dentro de los diferentes tipos de fobias, una de las fobias complejas más importante es la agorafobia. Lo es tanto por lo que puede desencadenar una crisis, efectos psíquicos como físicos, como también la limitación de la vida social que provoca.

Por ello conocer la agorafobia, su prevención y su tratamiento es cada vez más relevante.

Porque la salud es lo más importante…Infórmate sobre nuestros seguros de salud. Ahora con 4 meses gratis

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia es un trastorno de ansiedad que suele causar pánico ante circunstancias en las que quien lo sufre se ve indefenso o atrapado.

No hace falta que sea una situación real, solo el hecho de pensarlo puede originar este trastorno de pánico, y en este caso el desencadenante es el temor a no poder escapar.

Uno de los mayores problemas es que estos ataques desencadenan o agravan la agorafobia, por lo que el que la tiene tiende a aislarse, evitar no solo multitudes, uso de transporte público e incluso espacios abiertos.

Síntomas de la agorafobia

Los síntomas de la agorafobia son muy claros, pueden cursarse individualmente, pero en la mayoría de los casos se sufren muchos de ellos:

  • Miedo a las multitudes, especialmente cuando hay aglomeraciones y filas
  • Temor a espacios cerrados y abiertos
  • Aprensión al uso de transporte público
  • Ansiedad por estar expuesto o pensar en esta situación
  • Angustia ante situaciones sociales normales, como en el trabajo o estar con amigos y familia

💙 Desde Aegon, hemos creado Cariñoterapia con sentido, un programa que nos ayuda a tomar consciencia de la importancia de cuidarnos, de forma integral, trabajando nuestros 5 sentidos para alcanzar el bienestar y una salud mental plena. No dudes en visitar nuestra web para aprender de todos los consejos que nuestros especialistas y talentos amigos nos ofrecen a través de esta iniciativa, ¡te esperamos!

Causas y factores de riesgo

No se tienen claro cuáles son las causas de la agorafobia. Se buscan ciertas relaciones genéticas (si alguien de la familia la sufre) y el peso de las experiencias traumáticas.

Lo que sí está más claro es la existencia de diferentes factores de riesgo:

  • Tener fobias específicas, como claustrofobias
  • Padecer trastornos de pánico
  • Sufrir sucesos estresantes, como muerte de un familiar, un ataque, etc.
  • Respuestas excesivas ante un suceso traumático

Complicaciones

El problema principal como hemos anticipado es la limitación de actividades diarias. En los casos más extremos se llega a no salir de casa.

Esto en si genera o incrementa otro tipo de problemas de salud graves:

  • Trastornos de ansiedad, como sufrir ataques de ansiedad.
  • Depresión.
  • Cambios en la personalidad.
  • Abusos de sustancias como alcohol e incluso drogas.

Para intentar paliarlo hay dos pilares fundamentales:

  • Familia y amigos: Muy importantes a la hora de enfrentarse a los miedos y acompañarlos cuando salgan al exterior.
  • Psicólogos y psiquiatras: Tanto para la propia agorafobia como para sus síntomas como la depresión, ansiedad y el pánico.

Diagnóstico y tratamiento

La agorafobia se diagnostica a través de la valoración de los signos que hemos descrito anteriormente.

Para ello, a la vez de que se descartan otras enfermedades, se realiza una entrevista en la que se describa sus síntomas.

Para su tratamiento se combina la psicoterapia y el uso de determinados medicamentos.

Psicoterapia

El objetivo es que aprenda ciertas pautas con las que consiga disminuir la ansiedad, como la terapia cognitiva conductual.

Con ello, conseguirá mejorar su ansiedad e incluso tolerar mejor los episodios que le generan trastorno de pánico y gradualmente retomar gradualmente a ciertas actividades sociales.

En muchos casos es recomendable que acuda también un familiar o un amigo que luego colabore y ayude en el camino de ir volviendo a la vida normal.

Medicamentos

Se centran en dos tipos de medicación: antidepresivos y ansiolíticos.

  • Antidepresivos: En concreto los inhibidores de serotonina, siempre en tratamiento pautado por un médico.
  • Ansiolíticos: Haciendo un uso muy limitado para aliviar trastornos de ansiedad a corto plazo.

Cómo afrontar la agorafobia

Superar la agorafobia es una tarea ardua, pero no imposible. Como hemos señalado, la combinación de tratamiento médico y el apoyo de personas allegadas es fundamental.

Aunque cada caso tiene sus características seguir estas pautas será de gran ayuda:

  • Entender qué es la agorafobia: tanto su entorno más cercano, que en muchas ocasiones no le da la importancia que tiene este trastorno, pero también quien lo sufre, en este caso para saber que puede tratarse. Por ello, saber sus síntomas, identificarlos correctamente y normalizar pedir ayuda.
  • Reforzar la autoestima: No considerarse peor por sufrir este tipo de trastornos, e ir ganando confianza en si misma, poniendo pequeños retos en su vida profesional y social.
  • Aprender técnicas para manejar la ansiedad: son muchas y variadas, desde la relajación, el control de la respiración o el mindfullness entre otras muchas.
  • Aprender a anticiparse a las situaciones que generan agorafobia: detectar pensamientos irracionales y buscar así evitar ataques de pánico.
  • Afrontar situaciones que generan agorafobia: Una buena técnica es hacer una lista en intentar hacerlas frente de forma progresiva y controlada. Es importante también lo contrario, ser consciente de los hábitos perjudiciales e ir abandonándolos.

Agorafobia y trastornos de pánico

No solo la agorafobia genera ataques de pánico, sino que también muchos trastornos de pánico van unidos a este tipo de fobia compleja.

Un trastorno de pánico puede generar síntomas físicos importantes como:

  • Aceleración cardiaca.
  • Dolor de pecho.
  • Ahogo, problemas respiratorios.
  • Mareos, entumecimiento y hormigueo.
  • Sudoración.
  • Problemas estomacales e intestinales con vómitos y diarreas.
  • Miedo a morir.

Todo ello limita la capacidad para socializar y trabajar para quien lo sufra y hace muy importante pedir ayuda para poder si no superarla, al menos sobrellevarla con menos condicionantes.

La agorafobia es un trastorno importante con unas consecuencias sociales muy importantes en el que para superarlas es importante contar con el apoyo de familia, amigos y los mejores profesionales.

Por ello no dudes en compartir este post para así poder ayudar directamente a quienes sufren agorafobia y su entorno para mostrarlos cómo superarla.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn