Tipos de fobias: cuáles son y en qué consisten

tipos de fobias

Millones de personas sufren fobias, un trastorno de ansiedad provocado por un miedo irracional de algo que en realidad no representa ningún peligro real.

Tener fobias es un factor claramente limitante, ya que quien la sufre intenta evitar todo lo que les desencadena, llevando a que en muchas ocasiones se encierre en sí mismo.

Si no lo consiguen tendrán toda una serie de consecuencias psicológicas negativas. Sobre ellas y muchas más cuestiones relacionadas te hablamos en nuestro completo artículo sobre salud mental.

  • Miedo.
  • Pánico.
  • Taquicardias.
  • Deseos de huir.

Las fobias suelen comenzar de niño o de adolescente continuando hasta la edad adulta. Hay muchos mecanismos que pueden desencadenar las fobias y, en algunos casos, hay un factor hereditario.

Hay una enorme variedad, pero se agrupan en dos grandes categorías, las específicas (o simples) y las complejas.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.

Fobias específicas

Como su propio nombre indica, las fobias específicas son aquellas que se centran en un único objeto o situación particular.

Esto no hace que solo se tenga una única fobia. Dentro de los muchos tipos de fobias específicas existentes es bastante frecuente tener más de una. También pueden presentarse junto a otros trastornos de ansiedad.

Las fobias específicas son duraderas, producen reacciones físicas y psicológicas intensas y son uno de los trastornos de ansiedad mas importantes.

Entre las más comunes están:

  • Miedo a estar en espacios cerrados (claustrofobia).
  • Subirse a un avión (aerofobia).
  • Fenómenos naturales como las tormentas (brontofobia).
  • Temor a las alturas (acrofobia).
  • A la muerte (tanatofobia).
  • A conducir (amaxofobia).
  • Ruidos fuertes.
  • A las figuras geométricas (tripofobia).
  • A atragantarse (fagofobia).
  • Animales: insectos, serpientes, perros entre otras (zoofobia).
  • Sangre, heridas, lesiones, agujas.
  • Payasos.

Reacciones que producen las fobias específicas

Con independencia de que fobia específica se sufra, se pueden desencadenar todo tipo de reacciones, muchas veces más de una:

  • Temor intenso que evoluciona a ansiedad e incluso pánico. En muchas ocasiones no solo por esta expuesto a lo que genera la fobia, simplemente solo por pensarlo.
  • Sensación de impotencia, por ser consciente de cuales son tus temores, que son irracionales, pero no poder controlarlo.
  • Ansiedad que empeora a medida que se está más cerca del objeto o situación.
  • Nauseas, mareos e incluso desmayos, especialmente en fobias como a la sangre.
  • Dificultades sociales, por evitar las situaciones y no poder realizar actividades normales.
  • En niños, enfados, berrinches.
fobias

Causas de las fobias específicas

Los mecanismos causantes de las fobias son aún unos grandes desconocidos. Pero si hay ciertos aspectos que se creen que pueden desencadenarlas:

  • Experiencias negativas y traumáticas, que pueden generar un ataque de pánico.
  • Factores medioambientales.
  • Genética, hay casos en el que existe relación entre una fobia específica la fobia o ansiedad de sus progenitores.
  • Cambios en la función cerebral.

Factores de riesgo

Lo que si se tiene más claro es la existencia de factores de riesgo a padecerlas:

  • Tener un familiar con fobia o ansiedad: Además de la posible causa genética ya mencionada pueden existir factores ambientales al observar la fobia de un miembro de la familia.
  • La edad, lo más frecuente es que aparezcan durante la infancia (a partir de los 10 años) o adolescencia.
  • Temperamento, suelen ser más frecuentes en personas más introvertidas, sensibles o pesimistas.
  • Experiencias negativas ya sean propias, pero también de otras personas.

La importancia de pedir ayuda

Una fobia específica puede parecer absurda para quien no la sufre, pero condicionar la vida para quien la padece.

En algunos casos puede desencadenar:

  • Trastornos de estado de ánimo, dan un salto de la ansiedad a la depresión.
  • Aislamiento social: Evitar los objetos y lugares que producen la fobia puede llevar a que se dificulte la relación con los demás y el desempeño de trabajo o estudios.
  • Conductas adictivas: que van desde el abuso de sustancias a incluso tener riesgo de suicidio.

Esto hace incluso más importante contar con ayuda psicológica que ayude a convivir mejor con sus propios miedos.

Fobias complejas

Las fobias complejas son más incapacitantes que las fobias específicas. Otra de las grandes diferencias con las específicas es que suelen desarrollarse durante la edad adulta.

Sus causas o al menos el desencadenante principal es un miedo o ansiedad sobre una situación o circunstancia particular. Las dos fobias complejas más comunes son la agorafobia y la fobia social.

Agorafobia

La agorafobia es el miedo a los espacios abiertos, incluidos los lugares públicos. Este miedo viene derivado a que son lugares en los que es imposible o muy difícil escapar, generando una fuerte ansiedad.

La agorafobia se asocia en bastantes ocasiones a episodios de depresión y al aislamiento dentro del hogar. En muchos casos, aunque parezca contradictorio, se tiene miedo a estar solo.

Los síntomas de la agorafobia más comunes son:

  • Miedo a salir de casa solo
  • A las multitudes.
  • Espacios cerrados, como restaurantes, cines y al uso de transporte público.
  • Áreas abiertas.

Estas situaciones causan ansiedad por el miedo a no poder escapar o a no encontrar ayuda si comienza con un ataque de pánico.

Estos miedos son desproporcionados como en la fobia específica, pero en este caso puede llegar a generar trastornos de pánico:

  • Frecuencia cardíaca acelerada.
  • Sensación de ahogo.
  • Presión en el pecho.
  • Sudoración excesiva.
  • Malestar estomacal.
  • Mareos.

Superados estos episodios de pánico la situación de la agorafobia suele agravarse ya que suele sentir más miedo a que este episodio se repita.

💡 Infórmate con más detalle en nuestro post ¿Qué es la agorafobia o trastorno del pánico?

fobias

Fobia social

La fobia social es aquella que genera episodios de ansiedad centra en sentirse ansioso en situaciones sociales.

Esto genera miedo de hablar frente a la gente por temer avergonzarse y con ello impidiendo muchas de las actividades cotidianas, incluso a encuentros inesperados.

Algunos de sus síntomas son muy parecidos que en la agorafobia: ataques de pánico que incluyen sudoración profusa, palpitaciones, náuseas.

Si son distintos otros síntomas como:

  • Rubor.
  • Tartamudez.
  • Discurso acelerado.

En las fobias complejas es más importante contar con una terapia adecuada que ayude a tener una vida más normalizada.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Redactor Salud y Consumo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).

Perfil de LinkedIn