Botiquines caseros: ¿qué no debe faltar?

Botiquin casero medicamentos

“La prevención de accidentes no debe ser considerada como una cuestión de legislación, sino como un deber ante los seres humanos, y como una razón de sentido económico”. Werner von Siemens, empresario alemán.

 

En todos los hogares hay botiquines con medicamentos por si hay alguna urgencia médica en casa o para el alivio de síntomas menores que no requieren intervención médica.

El botiquín se debe guardar en un lugar limpio, seco y fresco de la casa, evitando la luz directa del sol. Tiene que estar siempre cerrado, con especial precaución si hay niños en casa, y debe abrirse fácilmente.

¿Qué no debe faltar en un botiquín?

  • Termómetro: es imprescindible para medir la temperatura, por ejemplo, en procesos gripales o catarrales. Debe ser de fácil lectura. Hasta hace poco tiempo, en la mayoría de las casas había termómetros de mercurio. Con el avance de las nuevas tecnologías, desde el 2009, éstos se han ido sustituyendo por termómetros digitales.
  • Analgésicos y antitérmicos (por ejemplo: paracetamol): son medicamentos para el dolor y la fiebre.
  • Antiinflamatorios (por ejemplo: ibuprofeno): se deben usar solo cuando los síntomas tienen origen antiinflamatorio. Pueden causar molestias en el estómago, así que deben tomarse siempre que estén recomendados por su médico.
  • Crema antiinflamatoria: para dolores musculares o articulares como contracturas o torceduras.
  • Anticatarrales y antitusivos: alivian los síntomas de la gripe y los resfriados (congestión nasal, dolor de garganta, tos…).
  • Antisépticos (por ejemplo: agua oxigenada, alcohol, etc.): son sustancias que se utilizan para evitar la infección de las heridas Si se considera necesario, se puede cubrir la herida con una gasa o apósito.
  • Pomada para quemaduras.
  • Crema antihistamínica: para reacciones alérgicas.
  • Tiritas: para cubrir las heridas, especialmente si hay niños en casa.
  • Vendas.
  • Tijeras y pinzas de punta redondeada.
  • Esparadrapo.
  • Gasas estériles.
  • Bolsa térmica para poder aplicar frío o calor.

 

¿Qué no debe tener un botiquín?

Un botiquín no es un almacén de medicamentos. Su uso está restringido a situaciones de urgencias o al tratamiento de síntomas leves que no requieren la visita al médico. Por eso, es importante controlar el contenido que tenemos en el botiquín de casa. Un botiquín no debe contener:

  • Medicamentos caducados.
  • Medicamentos en mal estado.
  • Medicamentos sin prospecto.
  • Tijeras oxidadas.

A pesar de que tengamos en nuestros botiquines caseros todo lo necesario para solventar urgencias y padecimientos de gravedad leve, hay que tener especial cuidado con la automedicación y siempre que sea posible consultar con su médico antes de iniciar cualquier tratamiento.