Residuos orgánicos y biodegradables: Cómo gestionarlos en casa

residuos orgánicos en casa

Los residuos biodegradables forman parte de los diferentes residuos que generamos diariamente en cualquier hogar, aunque solo son uno de los diferentes tipos de residuos que producimos, puesto que también están los vidrios, los envases, el papel, el cartón, los electrodomésticos, los muebles, las pilas, la ropa usada…

A continuación, vamos a explicarte qué son los residuos biodegradables y cómo reciclarlos correctamente en casa para colaborar con el cuidado de medio ambiente.

¿Qué significa el término biodegradable?

Aunque todos los productos pueden desintegrarse por sí solos, algunos lo hacen de forma más rápida y otros pueden llegar a tardar siglos en hacerlo. Por tanto, se utiliza el término biodegradable para hacer referencia a aquellos productos que pueden degradarse, en un corto periodo de tiempo y de forma natural, gracias a la ayuda de organismos vivos como hongos, bacterias o algas. Es decir, que es la propia acción de la naturaleza la que los descompone sin causar residuos nuevos ni provocar daños en el medio ambiente y sin demorarse mucho en el tiempo.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo

Ejemplos de productos biodegradables

La sociedad está empezando a tener una conciencia absoluta de la necesidad de reciclar correctamente y de utilizar productos biodegradables para no perjudicar al medio ambiente. Por ello, cada vez son más los consumidores que se decantan por estos productos y las empresas que apuestan por los materiales biodegradables.

Algunos ejemplos de biodegradables que podemos encontrar en casa son:

  • Madera. Aunque toda la madera es biodegradable, existen tipos que son más biodegradables que otros.
  • Detergentes biodegradables que, hoy en día, ya se pueden conseguir en casi cualquier supermercado.
  • Bolsas biodegradables.
  • Cápsulas de café.
  • Cepillos de dientes de bambú.
  • Pañales y toallitas desechables. Es importante saber que todavía no todas las marcas están comercializando este tipo de productos biodegradables, así que antes de adquirirlos, es importante asegurarse de que realmente son biodegradables.

💡 Si quieres reducir los residuos que generas en casa, debes aprender a reducir el desperdicio alimentario.

¿Qué hago con las bolsas biodegradables?

Las bolsas biodegradables están hechas de productos naturales y materiales renovables que se descomponen al entrar en contacto con el agua, el aire o la luz solar y, de este modo, se convierten en nutrientes. Para que se consideren biodegradables deben cumplir, siempre, con la norma UNE-EN 13432.

Cuando se tengan bolsas biodegradables, lo ideal es intentar reutilizarlas todas las veces que se puedan y, cuando ya no sea posible hacerlo más, lo más conveniente es depositarlas en el contenedor de residuos orgánicos.

¿Qué son los residuos orgánicos?

Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, los residuos orgánicos biodegradables pueden ser de origen vegetal o animal, y según su naturaleza se dividen en dos grupos:

  • Residuos de origen alimentario
  • Residuos vegetales

Los residuos orgánicos son biodegradables y pueden utilizarse como abono orgánico a través del compostaje.

Algunos ejemplos de residuos orgánicos que se generar en los hogares son:

  • Restos de frutas y verduras
  • Restos de comida, como pescado, carne, cáscaras de huevo, pan, huesos, comida en mal estado…
  • Restos de podas de jardín, flores, césped, ramas…
  • Hojas secas, se descomponen en muy poco tiempo y además son un buen fertilizante para la tierra
  • Papel de cocina usado
  • Servilletas usadas
  • Pañuelos usados
  • Corcho…

Reciclar correctamente los residuos orgánicos es muy importante, puesto que éstos favorecen al ahorro de energía, incrementan la fertilidad, protección y estructura de los suelos renovando el PH del terreno, y ayudan a mejorar la calidad del aire y del agua, reduciendo la contaminación y evitando los olores y las emisiones de gases que son perjudiciales para el medio ambiente.

residuos compostables

Diferencias entre biodegradable y compostable

Como hemos explicado anteriormente, un producto biodegradable es el que es capaz de descomponerse de forma natural gracias a la acción de organismos vivos. Un material biodegradable se descompondrá después de un corto periodo de tiempo y desaparecerá en la tierra completamente, siguiendo el ciclo natural.

Ahora bien, un material compostable utiliza el mismo proceso, por lo que es biodegradable, pero en su proceso de descomposición se convertirá en un abono o compost de calidad con grandes beneficios para la tierra.

Para que un material sea compostable, además, debe poder descomponerse en un plazo máximo de 12 semanas.

Por tanto, todos los materiales compostables son biodegradables pero, no todos los materiales biodegradables son compostables.

Algunos ejemplos de materiales compostables son:

  • Ceniza de madera
  • Restos de poda
  • Hojas secas
  • Excrementos de animales
  • Pieles de fruta o verdura…
seguro de salud

¿Cómo seleccionar la basura biodegradable y orgánica en casa?

Lo más recomendable para el medio ambiente, y también para la economía familiar, es reducir al máximo el desperdicio alimentario. Y, cuando esto ya no sea posible, proceder a seleccionar la basura biodegradable y orgánica de manera eficiente.

Para ello, se deben distinguir y separar de diferentes maneras:

  • Contenedor verde para los residuos orgánicos como pieles de fruta y verdura, restos de carne y pescado, huesos y otros restos de comida.
  • Contenedor azul para los residuos biodegradables como servilletas de papel, papel de cocina y, en definitiva, para todo tipo de papel que haya en casa.
  • Retirada a un punto limpio de restos de poda y jardín, así como hojas secas, a no ser que de forma casera se quiera llevar a cabo un compostaje.

El mundo de la ecología es realmente fascinante e imprescindible para nuestra sociedad y el medio ambiente. Por eso es tan importante saber cómo reciclar adecuadamente y saber distinguir entre los productos orgánicos, no orgánicos, biodegradables, compostables, peligrosos, no reciclables… y así poder depositarlos en el contenedor adecuado para que puedan ser tratados correctamente.

En Aegon estamos muy comprometidos con la ecología y el reciclaje, nos gusta cuidar del medio ambiente del mismo modo que nos gusta cuidar de la salud de nuestros pacientes.

Entre todos podemos lograr un mundo mejor y menos contaminado para que la salud de todos los seres vivos sea buena y podamos tener una larga vida sana, saludable y feliz.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.