Cómo hacer mascarillas caseras

Mascarillas caseras
Tiempo de lectura: 5 minutos

La recomendación del uso de mascarillas para la población como medida de protección y especialmente en lugares de aglomeración, como transporte público o supermercados, y su escasez ha llevado a que muchos busquen como solución la elaboración de mascarillas caseras.

Cómo hacer mascarillas sanitarias caseras no es excesivamente complicado para quien tenga algunas nociones de costura. Lo más importante es que cumplan una serie de especificaciones para que cumplan su cometido.

Qué tipos de mascarillas hay

El Ministerio de Trabajo distingue cinco categorías de mascarillas:  mascarilla con filtro de partículas, mascarilla autofiltrante o media máscara filtrante contra partículas, mascarilla quirúrgica, mascarilla dual y mascarilla higiénica.

Por lo tanto, las diferencias entre estas tipologías residen en su nivel de protección. Así, por ejemplo, las mascarillas autofiltrantes, como su propio nombre indica, filtran el aire que se inhala del exterior, reteniendo partículas, bacterias o virus según sus distintas capacidades de filtrado (FP1, FP2 y FP3). Es decir, te protegen contra patógenos, por ello son equipos de protección individual (EPI).

Las mascarillas duales, cumplen una doble función. Proporciona protección frente a bioaerosoles a la persona portadora y a la vez reduce la transmisión de agentes infecciosos.

Por último, las quirúrgicas y las higiénicas tienen como objetivo evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de la persona que la lleva. Su diseño, de dentro a fuera, busca evitar la diseminación de microorganismos presentes en la boca, nariz o garganta.

En esta última categoría, las higiénicas, están las mascarillas caseras. Pero, para que sean eficaces se tienen que cumplir una serie de requisitos.

Mascarillas higiénicas normalizadas

Para que se cumpla el objetivo de que sean eficientes y seguras, desde las propias administraciones, como el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han puesto una disposición una serie de guías que explican como hacer mascarillas caseras.

El punto clave está en su homologación. Por todo ello, la Asociación Española de Normalización (UNE), a través de la Especificación UNE 0064-1 ha definido unos requisitos mínimos que deben tener las mascarillas caseras para que sean mascarillas higiénicas, y protejan a la gente que está a nuestro alrededor.

Cómo deben ser las mascarillas caseras higiénicas

Toda mascarilla casera higiénica debe cumplir estos puntos:

  • Tienen que cubrir tanto nariz como boca o barbilla.
  • Deben confeccionarse con un material que sea reutilizable y que tenga el filtrante adecuado.
  • El material con el que está hecha debe permitir la correcta respiración.
  • Que los materiales reutilizables no provoquen ningún tipo de riesgo al contacto con la piel, como irritaciones.
  • Deben ajustarse de forma adecuada a la cara.

Cómo deben fabricarse las mascarillas caseras

Todos estos puntos dejan claro que el aspecto clave para que una mascarilla casera sea higiénica está en el tejido y en su composición. El propio Ministerio de Industria, Comercio y Turismo tiene una lista de materiales con los que se tenga constancia de que han superado ensayos y son válidos para que cumplan su función higiénica.

No obstante, cualquier tejido que se haya constatado que cumplen requisitos a través de ensayos son válidas.

En todo caso, existe un punto común. Si se combinan con varias capas, la filtrante se debe situar en el medio. Si solo se utilizan dos capas, esta filtrante debe ser la capa externa.

La Especificación UNE 0064-1 señala para una mascarilla compuesta por cinco capas la siguiente combinación:

– Dos capas de tejidos no tejido spunbod de 40g/m2; 100% Polipropileno hidrófobo para la parte exterior de la mascarilla.

– Dos capas de tejidos no spunlace de 44g/m2; 80% Poliester/20% viscosa que constituye la parte media de la mascarilla.

– Una capa de tejidos no tejido spunbod de 20g/m2; 100% Polipropileno hidrófobo que constituyen la parte interior.

Ya tienes disponible la Guía gratuita de ayuda durante y después del Coronavirus. Información, consejos y recomendaciones, claves para la desescalada y más.

Descárgarla gratis aquí 👉 Guía sobre el COVID-19 Aegon Seguros

guía de ayuda coronavirus Aegon Seguros

Tamaños distintos para cada destinatario

También el tamaño es importante, ya que es fundamental para su ajuste y así evitar el posible contagio por coronavirus. Así la misma Especificación UNE 0064-1 establece cuatro tallas para su cuerpo:

  • Talla de niño pequeña (3 a 5 años): 5,5 cm de alto por 13 cm de ancho.
  • Talla de niño mediana (6 a 9 años): 6,6 cm de alto por 15 cm de ancho.
  • Talla de niño grande (10 a 12 años): 8,5 cm de alto por 17 cm de ancho.
  • Talla adulto: 9,5 cm de alto por 18 cm de ancho.

Para los arneses con sujeción en las orejas se deben cortan dos cordones/bandas de material elástico con medidas personalizadas para un ajuste adecuado a cada una de las tallas.

Mascarillas caseras

Una vez confeccionadas es muy importante su almacenamiento. Las mascarillas se deben embalar de tal manera que estén protegidas frente a la contaminación, antes de su primer uso.

Lavado y reutilización de las mascarillas caseras

Además, un punto fundamental de las mascarillas caseras es que se pueden lavar y reutilizar, pero siempre también siguiendo una serie de requisitos tanto de seguridad como de conservación.

  • En primer lugar, debe intentar depositar y lavar de forma separada al resto de la ropa.
  • Quién las manipule y lave debe protegerse de forma adecuada a la hora de manejarlas.
  • No deben usarse productos que puedan degradar o dañar los materiales. Para ello debe tener en cuenta las condiciones de lavado específicas de cada uno de ellos. Otro tipo de productos pueden hacer disminuir su capacidad protectora.
  • Se recomienda que la mascarilla se seque completamente en un plazo máximo de dos horas posteriores al lavado.
  • No se deben secar o higienizar con un horno microondas.
  • Durante el secado y el almacenaje posterior se deben evitar los ambientesen los que se pueda volver a contaminar.
  • Tras cada lavado se debe realizar una inspección visual (con guantes de protección o manos lavadas). Si se detecta algún daño en la mascarilla (menor ajuste, deformación, desgaste, etc.), se debe desechar la mascarilla.

En definitiva, las mascarillas caseras pueden cumplir su función de mascarilla higiénica si se utilizan los materiales adecuados. Es muy importante tener en cuenta también los distintos tamaños para un correcto ajuste. Por último, su lavado y mantenimiento es otro punto clave para que no pierdan sus propiedades y tener otro mecanismo de protección contra la expansión del coronavirus.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos ¿Es posible hacer tu propio gel desinfectante? Y recuerda, puedes compartirlos en tus perfiles sociales y divulgar salud y prevención.