Los mejores consejos para hidratarse en verano

hidratarse al practicar deporte es fundamental

Nuestro cuerpo es fundamentalmente agua, hasta dos tercios aproximados del mismo se componen de este elemento fundamental. No solo eso, el 85% de la sangre, el 80% de masa muscular y hasta un 25% de nuestros huesos tienen como componente al agua. Es ahora, con el calor, cuando precisamente perdemos más y por ello, saber cómo hidratarse en verano es más importante.

Beber agua según se necesite es fundamental, pero también hay alimentos que nos ayudan a estar hidratado. Muchos de ellos, además, tienen su mejor momento en estos meses de verano y ayudarán a mantener tu cuerpo equilibrado.

El mayor cuadro médico para cuidar de ti.
Más de 50.000 especialistas.
Más de 1.000 clínicas a tu disposición.


¿Qué significa hidratarse y en qué consiste la hidratación?

La hidratación se refiere a la cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita para que pueda cumplir sus funciones vitales.

Gracias a la hidratación nuestro cuerpo no solo transporta los nutrientes necesarios a los tejidos y a los órganos también posibilita que se lleven a cabo las reacciones químicas esenciales para la vida.

A medida que se realizan estas funciones se pierde agua de manera constante. Por ello, es necesario ir sustituyéndola con una ingesta continua, que de término medio se recomienda que sea de unos dos litros de líquidos diarios.

Pero hidratarse también depende de nuestras propias circunstancias. El calor ambiental, por ejemplo, conlleva perder más agua, pero también lo hace una mayor actividad física al aumentar la sudoración.

Tener sed no es el único indicador de una hidratación deficiente que además afecta a muchas partes de nuestro cuerpo.

Por ello, además de hidratarse correctamente con líquidos y alimentos es fundamental para nuestro organismo en general, pero, también que la piel y el cabello tengan la humedad correcta.

En estos dos elementos externos, piel y cabello, es tan importante además usar productos externos para mejorar su hidratación. Lo explicamos.

Hidratarse el pelo en verano

Si hidratarse el pelo es siempre importante en verano lo es aún más. Esto es así porque a las agresiones a las que sometemos el pelo añadimos nuevas como al ir a la playa o la piscina o se multiplican otras como el sol.

El uso de productos adecuados que nutran el cabello es fundamental. Un cabello mal nutrido conlleva que sea débil, quebradizo, enredado o que multiplique su caída.

hidratar pelo

No es el único punto importante para hidratarse el pelo en verano, también hay que añadir:

  • Una alimentación adecuada: entre las que se incluyen los cítricos (ricos en vitamina C) y en ácidos grasos (Omega 3).
  • Ingerir agua: La hidratación general influye también en el cabello. Unos dos litros diarios es la cantidad media recomendada.
  • Proteger contra el sol: La exposición directa y prolongada es muy perjudicial. Usa sombreros o pañuelos cuando estamos mucho tiempo en la piscina o playa, o estar bajo una sombrilla es por ello de gran ayuda.
  • Usar productos hidratantes o regeneradores.
  • Lavar el pelo con agua fría. Si siempre ayuda de forma general, el agua caliente daña el cabello, ahora lo es aún más. Tras pasar un día de playa o de piscina es importante que el lavado sea poco agresivo.

Hidratación facial

La cara es también una de las zonas más expuesta y, por ello, la hidratación facial es tan importante.

El primer punto importante está en la prevención. En verano el solo produce fuertes desequilibrio en la hidratación facial es el sol y por ello, el uso de factores de protección solar elevados es fundamental.

Si tienes la piel sensible debes optar por factores máximos, como 50+. Si no es así, puedes optar por factores más reducidos, pero siempre acordes a tu cutis.

A esta protección puedes unirse estos consejos específicos para mejorar tu hidratación facial:

  • Evitar la exposición solar en las horas centrales del día.
  • Realizar una exfoliación cada cierto tiempo para eliminar células muertas.
  • Mantener la piel de la cara limpia, eliminando cualquier resto de suciedad, maquillaje o crema antes de dormirte.
  • Usar cremas hidratantes específicas para la cara.
  • Aplicar mascarillas.
crema para hidratacion facial

Con respecto a la alimentación, igual con el cabello, los alimentos ricos en vitaminas y ácidos grasos ayudan a la hidratación facial.

Hidratación de la piel

El resto de la piel también multiplica sus agresiones en verano y, por ello, la hidratación de la piel en verano también necesita cuidados especiales. ¿Pero cómo hay que hidratarse en esta época del año?

Los consejos son muy similares a los de la cara, teniendo en cuenta que hay que aplicar productos de hidratación específicos y que otras tareas, como la exfoliación no tiene que realizarse tan frecuentemente.

Si debemos realizar una atención diferenciada a zonas más expuestas al exterior (hombros, brazos, piernas, etc.).

También es importante diferenciar el tipo de piel, seca o grasa, pero también su estado. Pero también el uso de productos para una hidratación de la piel preventiva de forma recurrente de otros intensivos cuyo fin principal es la reparación.

Hidratación en el deporte

Como ya hemos señalado, la pérdida de líquidos cuando se realiza actividad física conlleva una atención especial, más aún en verano cuando el calor la acelera.

Por ello, la hidratación en el deporte debe ser lo más completa:

  • El agua es la bebida fundamental tanto para evitar la deshidratación como el aumento de la temperatura corporal.
  • Hidrátate antes, durante y después de hacer deporte. En este último punto bebe igual cantidad que el peso que hayas perdido.
  • Con temperaturas por encima de los 25º C se produce una mayor pérdida de sales minerales y, por tanto, más interesante complementar la hidratación en el deporte con bebidas isotónicas.
  • La rehidratación debe ser paulatina y, por ello, no beber más de un litro de agua cada hora.
  • Complementar esta hidratación con alimentos ricos en agua como son las frutas.
hidratacion en el deporte

Hidratación en niños

Los niños junto a los más mayores son los dos colectivos más susceptibles a la deshidratación.

En el caso de la hidratación en niños los consejos no difieren mucho del resto. Si deben adaptarse a las circunstancias especiales de su edad, especialmente de no tener conciencia de su importancia:

  • Ofrecerles bebidas frescas, nunca muy frías que conlleva que beban poco, que estimulan su consumo.
  • Combinar la bebida con alimentos ricos en agua como son las frutas en modo de zumos o batidos.
  • Estimular el hábito de beber agua de forma continua llevando una pequeña botella de agua al colegio o en sus salidas fuera de casa.

6 alimentos que te ayudarán a hidratarte en verano

Beber mucha agua es fundamental estos días, pero una correcta hidratación también pasa por incluir en nuestra dieta alimentos que además de ricos en agua también nos proporcionan de forma natural muchos otros elementos beneficiosos para nuestra salud.

A continuación, repasamos algunos alimentos que te ayudarán a mantener una correcta hidratación:

  • Sandía y Melón
  • Tomate
  • Pepino
  • Pomelo
  • Lechuga
  • Uvas

Sandia y melón

Las frutas son el primer gran grupo de alimentos muy ricos en agua que ayudan a hidratarnos y en esta categoría destacan de forma importante dos: la sandía y el melón. Y es que es imposible pensar en hidratarse en verano, y que estas frutas no te vengan a la cabeza.

La sandía, una fruta rica en vitamina A, B, C y potasio, destaca precisamente por el licopeno, un pigmento antioxidante que le confiere su color rojo intenso, pero principalmente lucha contra el envejecimiento celular. Es una fruta de moda, que cada vez se consume más y es normal: tiene pocas calorías (20 por cada 100 gramos), sacia y además ayuda a mantenerte hidratado ya que más de 90% de su contenido es agua.

hidratarse en verano

El melón le sigue de cerca. Su contenido calórico es similar, unas 30 calorías por cada 100 gramos. Todo ello siendo un alimento rico en betacarotenos y vitamina D. Su contenido en agua es similar, entre un 90% y un 95% y además su valor gastronómico es cada vez más apreciado tanto en ensaladas, macedonias, postres y entrantes.

Tomate

Pero si buscas cómo hidratarse en verano y disfrutar con la riqueza y variedad gastronómica de tus platos, sin duda el tomate será un ingrediente estrella.

Esta fruta tiene una composición de agua en un 93% es además rica en vitamina C, un potente antioxidante natural, a la que añadir la vitamina A, K, hierro y potasio. Pero, además, lo que nos interesa especialmente en verano, es su alto contenido en agua y sus propiedades diuréticas que ayuda a evitar la retención de líquidos, tan habitual en estas semanas, y que es de gran ayuda en la eliminación de toxinas.

Lo mejor del tomate es que en verano despliega más aún todas sus ventajas culinarias en multitud de platos. Ya no es solo in indispensable en las ensaladas, sino que, en forma de sopas frías, como gazpacho y salmorejo, es un deleite para el paladar a la vez que refresca e hidrata.

👉 Amplía información a través de nuestro artículo “Soluciona la retención de líquidos y prepárate para el verano

Pepino

Otros de los alimentos básicos ricos en agua es el pepino, en este caso por encima del tomate ya que un 96% es agua. Su consumo no es en grandes cantidades, pero sí junto a otros alimentos ayuda a cómo hidratarse en verano y además hacerlo de forma sana.

El pepino es de sobra conocido por sus propiedades diuréticas que ayuda a eliminar el exceso de líquidos, lucha a combatir el exceso de peso, pero también tiene beneficios para la piel, al propiciar mantenerla muy hidratada en un momento en el que el sol la castiga mucho más. Si quieres tener más información sobre cómo cuidarte la piel, no te pierdas “Cuidado de la piel: trucos, consejos y claves para una piel sana

Además, cabe destacar que España es un gran productor de pepino, que podemos encontrar todo el año, pero es en verano cuando se consume más como un ingrediente importante en platos como el gazpacho y especialmente en ensaladas.

Lechuga

Pero si hablamos de ensalada, la verdura más destacada es la lechuga. Rica en fibra y, por supuesto en agua, es un alimento imprescindible siempre y de nuevo en especial en verano. Además de su efecto saciante, que la incluye entre los alimentos para casi todas las dietas, también ayuda a hidratarnos.

ensaladas para hidratarse bien

La lechuga es muy rica en agua y potasio y a la vez pobre en sodio, por eso es también un alimento muy recomendable por sus efectos diuréticos y contra la acumulación de líquidos.

Pomelo

El pomelo es una fruta llena de beneficios y que se ha convertido en un producto estrella para muchos tipos de dietas. Ya sea al natural, en macedonia, en zumo o en refrescante sorbete tenemos ante nosotros una fruta muy rica en vitaminas A y C, muchos minerales y antioxidantes.

frutas para hidratarse

Esta última propiedad es la que explica cómo hidratarse en verano gracias al pomelo. En primer lugar, está compuesta por un 91% de agua (no mucho menos que una sandía), pero no solo aporta agua, gracias a sus componentes antioxidantes, ricos en minerales también ayuda a reequilibrar el cuerpo ante la pérdida de electrolitos.

Uvas

Es uno de los alimentos que más pueden sorprender si pensamos en hidratación, pero es que, además de sus propiedades beneficiosas para el corazón su capacidad antioxidante también es muy importante.

Estas ventajas de hidratación se centran en la piel principalmente que, cómo ya hemos indicado, es donde se sufren muchas agresiones en el verano. También ayuda a eliminar toxinas, a que funcionen mejor los riñones y, en definitiva, a complementar la hidratación en verano.

seguros privados

👉 Si te ha gustado este artículo, te invitamos a seguir leyendo “Prevención en Salud ¿Por qué es importante el cuidado de la salud?

Además, si eres cliente Aegon, recuerda, a través de la App Aegon Telemedicina, puedes consultar con un especialista en nutrición de forma rápida y directa ¡Te esperamos!

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Antonio Luis Gallardo Sánchez-Toledo

Licenciado en ADE por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en comunicación por la Universidad Complutense, lleva desde el año 2002 escribiendo sobre temas de consumo, salud y divulgación en general, tanto en revistas escritas como Dinero y Salud, asociaciones y diversas páginas web. Además de ser colaborador en medios escritos (Expansión, Cinco Días, idealista.com, El País, Libertad Digital, El Confidencial,…) Radio (COPE, Onda Cero, Cadena Ser, Onda Madrid…) y Televisión (Telecinco, Antena 3, Telemadrid…).