¿Qué es la fatiga pandémica y cómo combatirla?

efectos fatiga pandemica

Agotamiento mental, cansancio emocional, falta de energías… Estas dolencias llevan acompañándonos desde el estallido del coronavirus. Es lo que se conoce como fatiga pandémica.

Este es el término creado por la Organización Mundial para la Salud (OMS) para describir la desmotivación y cansancio ante la pandemia.

En España la definición de fatiga pandémica ha cambiado desde la ““desmotivación para seguir las conductas de protección recomendadas por diversas emociones, experiencias y percepciones, así como por el contexto social, cultural, estructural y legislativo” inicial. La última actualización del Consejo Interritorial del Sistema Nacional de Salud habla de una “una reacción de agotamiento frente a una adversidad mantenida y no resuelta, que puede conducir a la complacencia, la alienación y la desesperanza, que aparece de forma gradual en el tiempo y cuya manifestación es un número creciente de personas que no siguen o no aceptan las recomendaciones y restricciones y/o cuyo esfuerzo por mantenerse informadas sobre la pandemia disminuye”.

Así es como adapta el concepto a lo la definición de fatiga pandémica por parte de OMS como se recoge en este documento.

Este agotamiento psicológico por el coronavirus lleva tiempo fraguándose. En este sentido, un estudio realizado por varias universidades españolas apunta a que el malestar psicológico ha aumentado para un 45,7% de la población desde el comienzo de la pandemia.

combatir la fatiga pandémica

¿Por qué surge la fatiga pandémica?

La fatiga pandémica es el resultado de un estrés crónico provocado por la duración de esta situación, sus consecutivas olas y que no termine de verse la luz al final del túnel. Este estrés sostenido en el tiempo supone un enorme desgaste físico y mental que cristaliza en los síntomas de esta dolencia.

A esto se añade el denominado efecto de habituación, señalan desde la Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud (SEPCYS). Este efecto, también habitual en otras áreas de la vida, hace que nos acostumbremos a hechos que antes nos parecían sorprendentes o excepcionales.

Por eso la emoción de comprar un coche nuevo disminuye con el tiempo (entre otras cosas) y también por eso bajas la guardia cuando recorres en coche un camino que haces habitualmente, algo que no pasa en carreteras desconocidas.

Con la pandemia, este efecto de habituación hace que nuestro cerebro se haya acostumbrado a la pandemia e interprete que la amenaza puede no ser tan grave. El resultado es que prácticamente sin darnos cuenta, vamos abandonando las medidas de protección que hasta entonces considerábamos básicas.

A esto se unen otros de los llamados sesgos cognitivos, como el sesgo de disponibilidad, que hace que estimemos las posibilidades de contraer el coronavirus en función de nuestro entorno. Es decir, que, si pocas personas conocidas han enfermado, entenderemos que las posibilidades de hacerlo nosotros son elevados.

Porque la salud es lo más importante


Lo mismo puede aplicarse con el sesgo de confirmación, por el cuál sólo buscamos o encontramos informaciones que confirman nuestra creencia inicial. Si, por ejemplo, hemos dejado de usar gel hidroalcólico con asiduidad, buscaremos datos que respalden ese nuevo hábito.

Así, se van relajando cada vez más las precauciones, primero de vez en cuando y después de forma más sistemática, creyendo además que no pasa nada por hacerlo.

Estos sesgos cognitivos y en concreto el sesgo de la ilusión de control hizo que se disparasen las compras de papel higiénico al principio de la pandemia.

Síntomas de la fatiga pandémica

¿Te has sentido reflejado en alguna de las actitudes que hemos repasado? En ese caso es fácil que sufras de fatiga pandémica en mayor o menor medida.

El cansancio mental es sólo uno de sus síntomas. La fatiga pandémica afecta a la población de diferentes formas. Las más habituales son:

  • Agotamiento físico.
  • Problemas de insomnio y una mala higiene de sueño (afectaría a un 30% de la población).
  • Tristeza y falta de motivación e interés.
  • Irritabilidad y nerviosismo.
  • Frustración.
fatiga por el coronavirus

Consejos para a superar y prevenir la fatiga pandémica

¿Qué puedes hacer para enfrentarte a la fatiga pandémica? Con carácter general, llevar un estilo de vida saludable te ayudará a sobrellevar mejor la situación, tanto física como mentalmente.

De forma más específica, estos son los 20 consejos más útiles

1. Activa tu cuerpo

La expresión latina de “mens sana in copore sano” nunca tuvo más sentido. Procura hacer ejercicio si venías haciéndolo y empieza si no lo hacías. Practicar deporte libera substancias químicas que mejoran tu estado de ánimo y, además, te ayudarán a reducir el estrés.

2. Cuida tu alimentación

En línea con el consejo anterior, vigila tu dieta y, en la medida de lo posible, evita alimentos tóxicos o poco saludables. Una dieta rica en frutas y verduras ayudará a tu organismo y también a tu bienestar emocional. Y es que cuando lleguen los pensamientos negativos siempre podrás ver el lado positivo de que te sigues cuidando o te cuidas más.

3. Mantén el contacto social

Pocas cosas influyen más en tu estado de ánimo que las relaciones sociales. Durante la pandemia quien más y quién menos ha restringido sus interacciones físicas con amigos y familiares.

No se trata ahora de correr para recuperar el tiempo perdido, pero sí de no perder ese contacto, sea físico u online.

4. Aprende a relajarte y a controlar tus emociones

Desde la meditación guiada hasta el yoga pasando por escuchar música relajante. Aprende a abandonar ese estado de estrés constante y a relajarte. Además de sentirte mejor, ganarás un mayor control de tus emociones.

5. Aprende a ser amable contigo mismo

Es normal que sientas ira, frustración e incluso que te enfades. No debes castigarte por ello. Aprender a aceptar esos episodios reducirá el nivel de ansiedad.

Además, también te ayudará a detectar esas emociones negativas que producen esos comportamientos.

6. Modera el consumo de información sobre la Covid-19

Puede ser complicado, pero prestar demasiada atención a las noticias sobre la pandemia aumenta el desgaste emocional, la ansiedad y angustia.

7. Dedica tiempo a tu ocio

Igual que es conveniente restringir las noticias que ves sobre el coronavirus, también es positivo que refuerces tu ocio. Dedica tu tiempo a hacer las cosas que de verdad te gustan. Así tu estado de ánimo mejorará.

8. Pide ayuda

Y por supuesto, si lo necesitas pide ayuda. Con tu seguro de salud puedes acceder a profesionales cualificados que te ayudarán a afrontar esta situación y paliar los efectos de la fatiga pandémica.

banner seguro salud covid19
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.