Ictus: qué es, tipos, síntomas, causas, tratamiento y secuelas

radiografía cerebro ictus

En España mueren cerca de 40.000 personas al año a causa de un ictus, aunque la suma asciende a 120.000 casos nuevos detectados, lo que se traduce en un ictus casa seis minutos en nuestro país. Estos son los datos que aporta el Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología.

Detectar a tiempo un ictus es vital para poder aplacar las consecuencias y secuelas y, por ello, desde Aegon Seguros vamos a explicarte todo cuanto necesitas saber al respecto a continuación.

¿Qué es un ictus?

El ictus, tal y como explica el Ministerio de Sanidad y política social en su presentación sobre la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud, es una enfermedad cerebrovascular que supone un trastorno brusco del flujo sanguíneo cerebral y que, como consecuencia, altera de forma transitoria o permanente las funciones que lleva a cabo la región determinada del encéfalo. Es decir, los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro se ven afectados, provocando que el paciente vea alteradas, modificadas o eliminadas las funciones básicas que se originan en la zona del encéfalo que se ha visto afectada.

Porque la salud es lo más importante


¿Cuáles son los síntomas del ictus?

Los síntomas del ictus suelen presentarse de forma rápida y llevar a cabo su desarrollo del mismo modo. Pero, en algunos casos, aparecen ciertos síntomas que pueden alertar de que algo está ocurriendo y es necesario acudir a un centro hospitalario para llevar a cabo las acciones médicas que sean necesarias. La detección y tratamiento precoz es vital para reducir las posibles secuelas.

La Federación Española del Ictus alerta sobre los 5 principales síntomas del ictus que hay que aprender a diferenciar para actuar con la mayor celeridad:

  • Pérdida de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo (en la cara, pierna y brazo del mismo lado)
  • Dificultad para hablar con normalidad o comprender
  • Dolor de cabeza agudo y súbito
  • Pérdida repentina de la visión de un ojo
  • Pérdida brusca de la estabilidad, sensación de vértigo, hormigueos…
Ilustración que muestra los cinco síntomas principales del ictus
Imagen Federación Española del Ictus https://ictusfederacion.es/infoictus/codigo-ictus

¿Cuáles son las causas de un ictus?

El ictus suele aparecer de forma repentina y muy brusca, pero también suele ser el resultado de ciertas causas que, a lo largo del tiempo, van causando efectos en el cuerpo. Algunas de ellas pueden controlarse y prevenirse y otras no.

  • A partir de los 60 años el riesgo de sufrir un ictus aumenta. Lógicamente, este es un factor en el que no se puede intervenir, pero llevar una vida sana y saludable puede reducir los riesgos.
  • Según los estudios realizados hasta la fecha, los hombres son más propensos a sufrir ictus pero, por el contrario, la tasa de mortalidad es más elevada en las mujeres.
  • En el caso de que existan antecedentes familiares de ictus, es preciso llevar a cabo una prevención más exhaustiva.
  • La hipertensión arterial tiene que estar debidamente controlada por un médico, puesto que es una de las principales causas también.
  • Las personas que han sufrido una angina de pecho o un infarto de miocardio tienen mayor riesgo.
  • El consumo excesivo de alcohol.
  • El consumo de drogas o tabaco.
  • Tener colesterol o triglicéridos altos.
  • La obesidad.
  • O, incluso, tener una vida sedentaria.

¿Qué secuelas deja el ictus?

Sufrir un ictus deja secuelas importantes que hay que tratar y rehabilitar con ayuda de expertos. Facilitar los tratamientos óptimos para cada caso en particular, sin esperas y que proporcione una atención sanitaria de calidad es fundamental.

Solo en el caso de haber sufrido un ictus isquémico transitorio el paciente es capaz de recuperarse totalmente, y sin secuelas, en menos de 24 horas.

Para el resto de casos, las principales secuelas dependerán de la gravedad inicial del ictus y el tratamiento recibido posteriormente y pueden ser:

  • Pérdida de fuerza, de coordinación y de control del movimiento.
  • Facilidad para caerse.
  • Ciertos trastornos visuales, principalmente la hemianopsia.
  • Trastornos en el lenguaje.
  • Modificación de la sensibilidad.
  • Dolor superficial desagradable que se intensifica con el tacto.
  • Incontinencia urinaria.
  • Deterioro cognitivo.

Además de estas existen otras secuelas que también pueden aparecer pero, sea como sea, con la ayuda de médicos especialistas, como los logopedas, puede intentarse la recuperación del paciente.

Tipos de ictus

Existen diferentes tipos de ictus, ya que no todos aparecen con las mismas características o provocados por las mismas causas.

Los ictus están clasificados en dos grandes grupos y, en cada uno de ellos, podemos encontrar diferentes tipologías.

  1. Ictus hemorrágico

Son poco comunes, pero cuando se dan, la tasa de mortalidad es bastante elevada.

Se producen por la rotura de uno o varios vasos sanguíneos de las ramas arteriales, lo que acabo convirtiéndose en una hemorragia cerebral.

Dentro de este gran grupo encontramos ictus diferenciados.

  1. Ictus por traumatismo
  2. Ictus por aneurisma
  3. Ictus por MAV y otras malformaciones
  1. Ictus isquémicos

Son aquellos ictus que se producen por la obstrucción de los vasos sanguíneos y que, de este modo, se impide el riego a una parte concreta del cerebro.

Dentro de los ictus isquémicos podemos diferenciar:

  1. Ictus por embolia cerebral.
  2. Ictus por trombosis cerebral.
  3. Ictus lacunar o de pequeño vaso.
  4. Ictus isquémico transitorio.
  5. Ictus hemodinámico
Hombre mayor sentado en un sofá se lleva la mano a la cabeza

Prevención

La Sociedad Española de Neurología advierte de que es posible prevenir un ictus si se siguen ciertas pautas y hábitos saludables:

  • Mantener una dieta rica, sana y saludable
  • Hacer ejercicio moderado de forma habitual
  • No fumar
  • Moderar el consumo de alcohol
  • Llevar un control de la tensión arterial
  • Mantener visitas médicas de revisión y control adecuadas a la edad.

El ictus es una enfermedad que puede aparecer en cualquier momento y afectar a cualquier persona. Por ello, es imprescindible saber cómo reaccionar a tiempo y, sobre todo, conocer las causas que pueden llevar a ello y los síntomas que alertan de que algo está sucediendo.

Contar con la ayuda de un médico profesional que pueda asesorarnos, aconsejarnos y cuidar de nosotros a lo largo de nuestra vida es prioritario, y con un buen seguro de salud es posible conseguirlo y recibir una atención médica de calidad.

seguro

En Aegon Seguros velamos por tu salud y la de tu familia, y por ello te ofrecemos los mejores seguros de salud que se adaptan a tus necesidades específicas.

Ponte en contacto con nosotros y consigue la tranquilidad de poder seguir viviendo una vida sana, feliz y tranquila.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.