Mitos sobre el sueño que creías que eran ciertos

Hablar sobre sueños conlleva creer, de una forma u otra, una gran cantidad de mitos. La ciencia desvela cuáles son reales y cuáles son solo eso, mitos.

En este artículo vamos a desmentir algunos de esos mitos sobre el sueño que siempre te has creído y que no eran ciertos en realidad.

Muchos mitos sobre el sueño

En un estudio realizado recientemente se revisaron 24 afirmaciones habituales sobre los sueños. Los resultados confirman que tan sólo 4 de ellas son ciertas, y solamente porque no se han encontrado las evidencias suficientes para poder desmentirlas.

Mitos que no se pueden desmentir

Por ejemplo, si pensabas que dormir más los fines de semana para compensar el sueño perdido durante la semana es bueno, tienes que saber que esta afirmación carece de un respaldo científico. Esto no quiere decir que tenga necesariamente que ser una mentira, pero sí que significa que no se han encontrado, al menos de momento, ninguna prueba a favor o en contra de este mito.

Si creías en el mito anterior, quizás creas que los siguientes que vamos a mencionar también son reales, y tampoco la ciencia los respalda, ni los desmiente:

  • Despertarse en mitad de la noche significa que dormimos mal.
  • Dormir con nuestra mascota en la misma cama nos garantiza un sueño más plácido.
  • Dormir durante más tiempo en lugar de madrugar para realizar algún ejercicio es bueno, y además nos sentiremos más activos durante el día.

Mitos sobre el sueño desmentidos

Sin embargo, los que sí que se han llegado a desmentir por completo por la ciencia, son los siguientes:

  • Dormir en cualquier lugar y en cualquier momento es señal de que tienes buena salud, por lo menos en lo que respecta a tu sueño.
  • Los adultos obtenemos suficiente descanso durmiendo una media de cinco horas al día.
  • Siempre es mejor dormir más.
  • Tumbarse en la cama con los ojos cerrados, es casi tan bueno como dormir.
  • Posponer la alarma en el momento en el que suena es mejor que levantarse la primera vez.
  • El alcohol ayuda a conciliar el sueño.
  • Roncar fuerte es normal para algunas personas.
  • Ver la televisión en la cama ayuda a conciliar el sueño antes.

Es un hecho que la mayor parte de los conocimientos que tenemos sobre el sueño no suelen ser reales, de hecho muchos expertos coinciden en que deberíamos concienciar e informar más a la gente sobre ello.

El mejor consejo que podemos ofrecerte, es que comiences a cuestionarte todos estos mitos, o aquellos en los que de verdad creas. Por ejemplo, está demostrado científicamente que hay que dormir al menos siete horas diarias, no cinco. También existen fórmulas para dormir antes y mejorar tus patrones de sueño

No obstante, también algunos expertos del sueño se encuentran en desacuerdo con la negación de parte de estos mitos. Como por ejemplo, el mito de dormir más los fines de semana. Aunque interrumpe el ritmo circadiano natural, para las personas que ejercen ciertas profesiones, como pueden ser los trabajadores por turnos, puede ser incluso mejor dormir hasta tarde, que tener menos horas de sueño en general.