¿Qué es la salud mental?

salud mental

En los últimos meses la pregunta de qué es la salud mental resuena más que nunca en las calles e incluso entre nuestros políticos, y es que la salud mental parece haber empeorado considerablemente desde el inicio de la pandemia.

La reducción de la vida social, el miedo y la incertidumbre, están pasando factura, por esto te dejo por aquí nuestro artículo: 14 claves para mantener la salud mental en tiempos de coronavirus.

Una peor salud mental implica más riesgo de desarrollar enfermedades psicológicas y psiquiátricas, por tanto, estar atentos para cuidarla, es fundamental. El problema es que a menudo los problemas de salud mental, se tapan ¿Por qué?

Existen aún muchos tabús sobre las enfermedades relacionadas con el bienestar emocional, a menudo las personas que las padecen se sienten más débiles, menos capaces o incluso, ante algunas patologías, temen ser catalogados como “locos”.

Todo esto no hace más que enquistar el problema, porque si no se pide ayuda profesional a tiempo, la enfermedad se agudizará y será más difícil de tratar. Pero antes de seguir avanzando, comencemos por la definición de la salud mental.

Porque la salud es lo más importante

¿Qué es la salud mental?

Dar una definición de salud mental, resulta un tanto escurridizo, a pesar de que intuitivamente todos sospechemos de qué estamos hablando.

La OMS (Organización Mundial de la salud) nos acerca a este concepto a través de su definición de salud, en la que se hablada de “Un estado de completo bienestar físico, mental  y social, y no solo la ausencia de afecciones o enfermedad”

Por otro lado, desde la psiquiatría y la psicología, se da esta definición de  salud mental: estado de equilibrio y bienestar subjetivo, tanto a nivel emocional como social, que permite adaptarse y hacer frente a las demandas psicosociales diarias.

Hagamos hincapié en la palabra subjetivo, ya que a menudo podemos encontrarnos con personas cuyo entorno es favorable, pero lo perciben como negativo ¿Por qué puede suceder esto? Pues porque la bioquímica cerebral, hace que cada persona interprete las situaciones de manera muy diversa.

Cómo funcione esa bioquímica cerebral, dependerá desde luego de nuestra genética, pero también de todo lo que hayamos vivido y aprendido desde nuestra infancia. Desde experiencias positivas, a frustraciones, traumas… o comportamientos aprendidos, como por ejemplo, la actitud vital de los padres.

Finalmente, estados emocionales mantenidos en el tiempo, pueden alterar nuestra bioquímica cerebral. Aquí destaca el papel negativo que juega el estrés crónico, muy presente en las sociedades occidentalizadas.

Este tipo de estrés suele producir un agotamiento a nivel psicológico que nos hace percibir con mayor negatividad situaciones que en otro contexto clasificaríamos como neutras, lo que es un fuerte factor de riesgo para empeorar la salud mental.

💡 Sobre estos cambios del la bioquímica e incluso de la estructura cerebral, puedes leer más en nuestro artículo: Qué pasa en el cerebro de una persona con depresión

Test de salud mental

Actualmente se han desarrollado diferentes tipos de test para evaluar la salud mental. Existen algunos test genéricos, en los que se valora el nivel de bienestar psicoemocional globalmente. Estos pueden darte pistas, sobre si es conveniente la intervención de un profesional en tu caso.

Por otro lado, desde el ámbito de la psiquiatría y la psicología, se han elaborado también test específicos según la posible patología que se pretenda evaluar.

Entre los test de salud mental que más se consultan encontramos los siguientes:

  1. Sobre la ansiedad
  2. Para la depresión
  3. Valoración de adicciones
  4. Trastornos alimentarios
  5. Valoración del autismo
  6. Para déficit de atención e hiperactividad
Los test de salud mental son cada vez más utilizados

Es muy importante resaltar que, lo más adecuado tras realizar un test de salud mental, incluso los de autoevaluación, es que lo valore un profesional cualificado. Pues son ellos los que viendo el conjunto de tus respuestas, podrán analizar el resultado global con la suficiente coherencia.

Estos test de salud mental, nos acercarán al diagnóstico de las posibles patologías mentales, pero no son totalmente definitivos. A menudo se necesita completar esa información, con la de las sesiones individualizadas, para dar un diagnóstico más preciso. Algo fundamental para comenzar a trabajar en la mejora de tu salud mental.

Aprovechamos a dejarte por aquí el pdf sobre los principales test de salud mental, que la consejería de salud de Andalucía reunió ya hace años en este documento, útil tanto para profesionales como para particulares: Cuestionarios, índices y test de salud mental

Salud mental en adolescentes

En los últimos años, los trastornos psicológicos y psiquiátricos, no dejan de aumentar en nuestros adolescentes. Las causas son variadas, pero habitualmente los profesionales destacan como factores de riesgo:

  1. La baja tolerancia a la frustración, en general menor que en las generaciones anteriores
  2. Elevado nivel de exigencia en el ámbito estudiantil o deportivo
  3. Mayor presión social de grupo (necesidad de encajar), acentuada por el uso de las redes sociales: estética, popularidad…
  4. Mayores dificultades de comunicación con padres y amistades
  5. Aislamiento o sensación de soledad: tecnologías, tiempo solos, reducción de la socialización por la pandemia…
  6. Sufrir o presenciar violencia, especialmente cuando es dentro del hogar
  7. Agresiones sexuales, a los que se está especialmente expuesto durante la adolescencia
  8. Presentar dificultades durante la exploración de la identidad sexual o de género
  9. Pertenencia a una raza, religión u origen étnico o nacional minoritario
  10. Dificultades económicas en el seno familiar

Por todo esto si convives con un adolescente que presente cualquiera e estos factores de riesgo, te animamos a estar atentos. La salud mental de los adolescentes es especialmente frágil, pues están construyendo su personalidad y por tanto su autoestima aún no está afianzada.

Es lógico que este periodo observemos que se distancian o que están especialmente irascibles, pero si detectas síntomas como tristeza persistente, dificultades para dormir o escasas relaciones sociales, es conveniente que indagues sobre si puede haber algo más detrás.

💡 A este respecto te dejamos nuestro post: Síntomas de depresión: aprende a identificarla, pues es una de las patologías que con frecuencia afectan la salud mental del adolescente.

Otras también muy frecuentes son la ansiedad, los trastornos alimentarios, adicción a sustancias o a las nuevas tecnologías, y el trastorno disociativo y negativista, caracterizado por una conducta violenta y desafiante.

Salud mental en el trabajo

En nuestro país este asunto se ha puesto recientemente en centro del debate, ya que se ha dado luz verde a la estrategia nacional de salud mental. En ella se contempla como los desequilibrios en nuestra vida laboral, pueden ser el germen de algunas patologías mentales.

el estres laboral afecta a la salud mental

Situaciones de estrés crónico en este ámbito, el acoso en el trabajo e incluso las dificultades de conciliación, favorecen que nuestro equilibrio psicológico se resienta. Por eso, desde el ministerio de trabajo se ponen a disposición de las empresas unos test sobre salud mental en el trabajo.

Tras realizarlos, la empresa puede solicitar también que le remitan una serie de recomendaciones para aminorar las situaciones de riesgo que se hayan detectado.

Esas recomendaciones son muy amplias, y muchas varían según el puesto de la persona, pero de manera general destacan:

  • Flexibilización de horarios, siempre que sean concretos para evitar el aumento de las jornadas.
  • Mejorar la previsión de tareas y valoración realista de los tiempos de ejecución.
  • Implantación de pausas, que reducen el estrés y mejoran la concentración.
  • Derecho a la desconexión digital al finalizar la jornada laboral.
  • Preguntar e implicar a los propios trabajadores periódicamente por su nivel de satisfacción
  • Formación a los trabajadores y sus superiores sobre la importancia de la salud mental y formas de mejorarla: saber delegar, comunicación cordial y asertiva, jornadas que fomenten el autocuidado, técnicas de relajación…

Para finalizar

La mayoría de los consejos que incluimos en el apartado anterior, sirven también para cuidar nuestra salud mental en cualquier otro ámbito.

💡 Por eso, y para que tengas más información sobre estos y otros consejos, te dejo nuestro artículo: cómo combatir la depresión, pues incluye además algunas pautas que pueden ayudarte de manera general a mejorar tu bienestar emocional y reducir el estrés.

Esperamos que todo esto te sea de utilidad en tu día a día, porque la salud mental, debe ser desde luego un pilar en el bienestar de cualquier persona, así que ya sabes, no la descuides. En cualquier caso, recuerda que los profesionales están para consultarles, por tanto recurre a ellos cuantas veces necesites.

Entre ellas encontramos cultivar emociones, las relaciones sociales, realizar actividad física, practicar yoga o meditación, expresar nuestras emociones…

Por hoy ya terminamos, no sin antes animarte a compartir este post, para ayudarnos a que la salud mental deje de ser un tabú.

seguro de salud
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Aegon

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.