Seguro de salud para jóvenes: cuándo contratar y qué buscar al hacerlo

seguro de salud para jóvenes

Los seguros de salud no tienen edad ni entienden de edades. Igual que hay pólizas para familias, también hay seguros de salud para jóvenes, que buscan cosas muy diferentes y tienen necesidades concretas.

De hecho, la juventud es una ventaja a la hora de contratar un seguro médico. Si piensas que este tipo de pólizas son solo para personas mayores, pronto lo verás de forma diferente.

¿Por qué contratar un seguro de salud siendo joven? Porque la edad es uno factor clave en el precio del seguro médico. Dependiendo de cuándo contrates el seguro de salud, terminarás pagando más o menos en el cómputo total del mismo.

La mejor forma de aprovechar al máximo los beneficios de un seguro médico es contratarlo cuando todavía eres joven. Es verdad que es cuando mejor salud tienes y cuando, por lógica, menos utilizarás los servicios de la póliza. Aun así, seguirás pudiendo disfrutar de ventajas como evitar colas de espera o recibir atención del especialista sin pasar por el médico de cabecera.

Y si te gusta viajar, podrás ahorrarte el seguro de viaje, salvo que quieras incluir la cancelación. Un buen seguro de salud para jóvenes incluirá asistencia sanitaria en el extranjero, por lo que siempre estarás cubierto cuando viajes fuera de España.

a que edad contratar un seguro de salud

Ventajas de contratar un seguro de salud para jóvenes

Además, al contratar un seguro siendo joven pagarás menos por el seguro ahora y en el futuro y evitarás posibles exclusiones. ¿Quieres saber por qué? ¡Vamos a verlo!

Tienes buena salud y eso siempre ayuda

Uno de los factores más importantes para determinar el precio de un seguro médico es tu estado de salud general.

Lo más habitual es que cuanto más joven, mejor salud o menos achaques y problemas previos. Esto incluye accidentes que hayas sufrido, lesiones graves de las que dejan secuelas o enfermedades crónicas que se pueden desarrollar con el tiempo.

Todo eso hará que tu seguro de salud sea más económico ahora y en las posteriores renovaciones. Por eso mismo, la edad ideal para contratar un seguro médico es entre los 20 y los 30 años. Además, hay seguros con un límite de edad para contratar.

No te preocuparás por las preexistencias

Las preexistencias son uno de los principales motivos de exclusión en un seguro médico. Contratar un seguro de salud para jóvenes evitará que tengas que preocuparte por ella en buena medida.

Las condiciones médicas preexistentes son enfermedades crónicas o secuelas de un accidente previo a la contratación del seguro que no se incluyen en la cobertura del seguro de médico o que pueden hacerse con un coste adicional.

Si contratas el seguro de salud cuando eres joven, es fácil que no arrastres ninguna preexistencia de condiciones médicas.

Tampoco te preocuparás por los periodos de carencia

Las carencias dentro del seguro de salud son el tiempo que deberás esperar para acceder a todos los servicios del seguro. Es una herramienta que se usa para evitar que una persona un seguro médico para jóvenes sólo para hacerse una prueba o recibir un tratamiento.

A modo de ejemplo, imagina que te duele la espalda y contratas el seguro médico para recibir tratamiento y darte de baja una vez que termine o que te acabas de quedar embarazada y quieres dar a luz en una clínica privada que te pague el seguro. Los periodos de carencia buscan limitar ese tipo de usos.

Si contratas el seguro de salud con tiempo, a una edad temprana, ese periodo de carencia ya habrá pasado cuando necesites hacer uso de los servicios que normalmente están sujetos a él, como todos los relacionados con el embarazo, por ejemplo.

Tendrás todas las ventajas de un seguro privado, por si a caso

Ser joven no significa ser inmortal ni, por supuesto, tener siempre buena salud. A nadie le gusta pensar en ello, pero también puedes enfermar o tener un accidente. Si se da el caso, contar con un seguro para jóvenes te ayudará a que tus necesites estén cubiertas de forma más rápida, amigable y confortable. Así acortarás periodos de recuperación para seguir disfrutando de tu juventud.

Dos mujeres jóvenes se ríen sentadas en los columpios de un parque

Qué pedirle a un seguro de salud para jóvenes

Como explicaba al principio del texto, los seguros no entienden de edades, sino de necesidades concretas. Estas necesidades sí que pueden variar en cada etapa de la vida y en cada generación.

Un ejemplo es la importancia que la generación millennial otorga a llegar un estilo de vida saludable o cómo equiparan la importancia de la salud física y emocional, algo que no hacen las generaciones anteriores, según un estudio de ICEA.

Aplicado al seguro de salud para jóvenes, esto pasa por prestar más atención a determinadas coberturas como las dentales, ginecológicas, traumatológicas, de reconocimientos médicos para deporte o para renovar el carnet, fisioterapia y rehabilitación o asistencia sanitaria en el extranjero.

Un buen seguro de salud para millennials debería cubrir todas esas áreas de interés y un simple vistazo a sus coberturas te bastará para averiguar si cumple con tus expectativas.

¿Qué más debería tener un seguro de salud para jóvenes?

Pues básicamente lo mismo que cualquier otro gran seguro. A saber:

  • Un cuadro médico amplio. Con Aegon tendrás más de 50.000 profesionales a tu disposición.
  • Una buena red de hospitales y centros médicos. Con Aegon tendrás más de 200 hospitales 1.000 centros médicos a tu disposición en toda España.
  • Cercanía. Con Aegon tienes servicio en todas las poblaciones de más de 20.000 habitantes, además de Asistencia 24 horas y gestión de autorizaciones vía Whatsapp.

Y por supuesto, sumar todas las coberturas que necesites como la asistencia en el extranjero para viajes o un amplio servicio de pediatría y ginecología pensando que, tarde o temprano, ese seguro joven se puede transformar en un seguro familiar.

¿Qué tipo de seguro de salud elegir?

A partir de ahí, sólo te quedará elegir la modalidad de la póliza. Existen diferentes tipos de seguros de salud entre los que elegir.

Un seguro sin copago te permitirá acceso total a los servicios del seguro cuando los necesites y todas las veces que los necesites sin pagar un euro por cada visita, mientras que con un seguro con copago pagarás menos cada mes, pero tendrás que abonar una pequeña cantidad cada vez que visites al médico. Esta modalidad es ideal para las personas que no suelen enfermar, como tú que eres joven, pero que necesitan el valor adicional que un seguro médico privado puede ofrecerles.

Para terminar, hay una última cuestión que conviene que revises: la tecnología del seguro y su accesibilidad. En otras palabras, atención a distancia con consultas médicas telefónicas u online y una app fácil de gestionar.

Con Aegon sólo tienes que entrar en tu área de clientes desde el móvil para acceder a los datos de tu póliza y a sus servicios. ¡Descubre lo que un seguro de salud para jóvenes puede hacer por ti!

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
José Trecet

Soy un apasionado de las finanzas personales y los impuestos. Me decido desde hace más de 15 años a escribir sobre ahorro, dinero, inversión y fiscalidad en diferentes medios.
Me gusta pensar que ayudo a las personas a mejorar su formación financiera y a tomar mejores decisiones sobre el dinero. De hecho, las finanzas conductuales son una de mis grandes pasiones. Y es que cuando se trata de nuestro dinero, somos mucho menos racionales de lo que pensamos. En mis artículos entenderás por qué.