Lentillas de uso nocturno que retrasan el aumento de las dioptrías

Lentillas de uso nocturno que retrasan el aumento de las dioptrías

Puede que hayas escuchado hablar de las lentillas de uso nocturno. Lo cierto es que puede resultar una buena opción para corregir defectos refractarios. Vamos a conocer más de este tipo de tratamiento.

Se trata de unas lentillas que deben usarse exclusivamente durante el sueño. Contienen una alta permeabilidad al oxígeno, y modifican la superficie corneal durante la noche, para eliminar durante el día los efectos de la miopía, hipermetropía o astigmatismo. De esta manera, su uso nocturno nos permitirá tener una visión nítida durante todo el día. 
Del mismo modo que utilizamos otro tipo de tratamientos diurnos, o que, en verano, se debe proteger con gafas de sol adecuadas nuestra vista, esta opción puede llegar a ser una verdadera solución en muchos casos.

Cómo funcionan
Estas revolucionarias lentes de contacto, nacen en los Estados Unidos en 1960. No obstante, es realmente en los siguientes años y hasta la década de los 90, con la aparición de nuevos materiales más permeables al oxígeno y nuevos diseños de lentillas, cuando adquiere su mayor difusión. Un gran número de investigadores estudiaron su aplicación como tratamiento para reducir la miopía

A partir de ese momento, con el avance de la tecnología, su aplicación como tratamiento para corregir la miopía (0,5 a 7 dioptrías), la hipermetropía (0,5 a 4 dioptrías), el astigmatismo (0,5 a -5 dioptrías) y la presbicia, además de controlar el aumento de la miopía, ha ido aumentando. 
En definitiva, a día de hoy son una de las mejores alternativas para la corrección de defectos refractivos. También resulta ser un tratamiento no invasivo y reversible. Sus ventajas son las siguientes: 

  • Absoluta libertad para la actividad diaria, sin necesidad de utilizar gafas u otro tipo de lentillas.
  • Seguro y estable. 
  • Como hemos dicho anteriormente, es un tratamiento reversible: al dejar de usar las lentes se recupera la forma inicial del ojo. 
  • Carece de limitaciones por edad: permite, tanto a niños como a adultos, realizar cualquier tipo de actividad al aire con la máxima difusión. Además, al ser de uso nocturno, facilita en los niños un control parental de su uso.
  • Control de la miopía: los estudios realizados por oftalmólogos y optometristas sitúan estas lentillas como el método no farmacológico más efectivo para controlar el aumento de la miopía en niños. 

Cómo se utilizan

La adaptación de estas lentes de contacto, tarda alrededor de unas 4 semanas, y requiere al menos 4 visitas a un experto, aunque puede variar según cada caso. 
El efecto de estas lentillas dura entre 20 y 30 horas aproximadamente, con una visión suficiente para poder llevar a cabo todas las actividades del día a día. En cualquier caso, se recomienda su uso todas las noches, a no ser que nos lo indique un especialista. 
El tiempo recomendado de sueño para que el efecto de las lentillas sea satisfactorio y duradero, es de unas 7 u 8 horas, como mínimo. Esta duración se determinará por su especialista, siempre atendiendo a sus características personales.
Además, estas lentes no causan ningún tipo de molestia para dormir. Existen muchos mitos sobre el sueño, pero en este caso, estos dispositivos no interfieren en absoluto con el descanso. Como hemos mencionado anteriormente a diferencia de las lentillas diurnas, que no están diseñadas para su uso nocturno, por lo que pierden hidratación y se quedan adheridas al ojo, causando una enorme molestia, estas están hechas especialmente para ello y son cómodas y muy sencillas de retirar por la mañana.