Sobreentrenamientos: síntomas, recuperación y cómo evitarlos

hombre agotado por un sobreentrenamiento

No respetar los límites de nuestro propio cuerpo acaba provocando muchos más problemas de los que somos conscientes, ya sea en nuestro día a día o en nuestras horas de dedicación al deporte. El sobreentrenamiento, por ejemplo, es uno de ellos, por lo que es de vital importancia hacer las cosas bien, con ayuda de profesionales y siguiendo las indicaciones de nuestro médico.

En este artículo te explicamos qué es el sobreentrenamiento, cuáles son sus síntomas, cómo evitarlo y cuál es su proceso de recuperación. Porque tu cuerpo es salud y necesitas cuidarlo y tratarlo bien para tener una buena vida.

¿Cuándo se produce un sobreentrenamiento?

Pese a que en la actualidad los científicos tienen muchas hipótesis sobre qué es el sobreentrenamiento y por qué se produce, hay algo en lo que todos ellos coinciden, y es que se da cuando se lleva a cabo un entrenamiento excesivo y no se respetan los márgenes de descanso y recuperación que el cuerpo necesita.

Muchas personas sienten la necesidad de ponerse en forma y, en vez de hacerlo poco a poco y de forma gradual, quieren conseguirlo inmediatamente, poniendo al límite su organismo y degenerando en una situación de conflicto para el propio cuerpo. Pasando de casi el sedentarismo al deporte de alta intensidad.

Porque la salud es lo más importante

Todo ello puede provocar dos situaciones graves. Por un lado, el agotamiento del sistema nervioso; y, por otro lado, la fatiga adrenal, que se produce cuando después de realizar intensos entrenamientos las glándulas adrenales se ven afectadas.

Y, como no puede ser de otro modo, todo ello conlleva una respuesta de defensa del propio cuerpo que limita las acciones que realiza pero, antes de llegar al límite, va mostrando ciertos síntomas de aviso que es importante conocer para poder parar a tiempo.

Por tanto, el sobreentrenamiento es la consecuencia directa de no tener una buena rutina de ejercicios y de adquirir malos hábitos de entrenamiento, de no saber escuchar lo que el propio cuerpo nos pide y no darle ni el descanso ni el tiempo de recuperación necesario para que pueda estar fuerte y sano.

Síntomas del sobreentrenaamiento

Como hemos dicho, antes de que el cuerpo colapse va dando avisos de que algo no anda bien. Estos avisos son los síntomas del sobreentrenamiento y, en general, pueden ser todos o algunos de los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de motivación
  • Irritabilidad
  • Malestar general
  • Dolor muscular
  • Dolor de articulaciones
  • Insomnio
  • Disminución del apetito sexual
  • Cambios de humor
  • Depresión y bajo estado de ánimo
  • Cansancio
  • Falta de energía
  • Pérdida de apetito
  • Aumento en el número de lesiones
  • Deficiencia en el sistema inmunitario, provocando que la persona sea más propensa a los resfriados, las gripes, los dolores de garganta…
  • Pérdida de masa muscular
  • Falta de concentración
  • Alteraciones en la frecuencia cardiaca
  • Tensión arterial alta
  • Náuseas

El diagnóstico de sobreentrenamiento es difícil de detectar, puesto que muchos de los síntomas pueden confundirse con otras patologías como el estrés, la ansiedad social, factores emocionales…

Así que si has llevado tu cuerpo al límite y estás empezando a sentir alguno de los síntomas que te hemos comentado anteriormente, es importante que pares, dejes de hacer ejercicio y acudas de forma inmediata a tu médico para que pueda valorar cuál es tu estado y qué medidas tomar para que vuelvas a un estado de salud normal.

¿Cómo evitarlo?

El síndrome del sobreentrenamiento puede evitarse pero, para ello, es importante seguir los siguientes consejos:

  • Contar con una buena rutina de ejercicios acorde a las capacidades de cada persona.
  • Escuchar al cuerpo siempre, ya que éste va dando avisos en forma de síntomas o lesiones.
  • Descansar adecuadamente después de cada entrenamiento. A más intensidad, más tiempo de descanso se necesitará.
  • Dormir lo suficiente como para que el cuerpo se recupere y el cerebro descanse.
  • Contar con la ayuda de expertos que valoren cuáles son los mejores ejercicios a realizar sin llevar el cuerpo al límite.
  • Acudir a la visita médica regularmente para que el especialista pueda llevar a cabo un control de la salud general.
  • Comer adecuadamente siguiendo una dieta sana y equilibrada y, según la intensidad de los ejercicios, ingerir los nutrientes necesarios para equilibrar el gasto energético.
  • Hacer masajes deportivos que alivien los músculos.
  • Hidratarse adecuadamente durante todo el día y especialmente durante los entrenamientos.
  • Estirar adecuadamente antes de iniciar los ejercicios y después.
seguro de salud

Recuperación de un sobreentrenamiento

Como hemos explicado a lo largo de este post, el sobreentrenamiento sucede cuando el cuerpo, literalmente, se ha llevado al extremo y no puede más. Por ello es necesario hacer una recuperación que devuelva a la salud al estado en el que debe estar.

Cómo recuperarse del sobreentrenamiento es fácil de entender y, para conseguirlo, hay que hacer lo siguiente:

  • Descansar. Es probable que sea necesario descansar una semana, dos o un mes. Lo que haga falta y lo que el cuerpo necesite. Hasta que no se haya descansado el cuerpo no podrá volver a entrenar, así que dale el tiempo que necesite para recuperarse.
  • Hidratación. La hidratación es fundamental para la recuperación del sobreentrenamiento. La ingesta de líquidos ayuda a que el organismo se regenere mejor y se suplan posibles déficits provocados por el esfuerzo.
  • La fisioterapia es otra de las opciones muy a tener en cuenta. Los especialistas sabrán cómo tratar tu cuerpo para aliviar el sobreentrenamiento y prepararlo para volver a la normalidad gradualmente. Es un sistema muy útil y eficaz para conseguir desbloquear el cuerpo.
  • La alimentación es, también, fundamental. Y cuando los músculos necesitan recuperarse es importante aumentar la ingesta de proteínas.
  • Acude a tu médico para que sea él quien te haga un plan de recuperación adecuado a tus necesidades y a tu estado de salud. Él es quien mejor conoce tu historia clínica y quien te ayudará a mejorar definitivamente.

Cuida de tu cuerpo y respeta sus límites, es la mejor manera de poder tener una salud buena y una vida feliz. En Aegon te ayudamos a conseguirlo con seguros de salud completos, para que puedas acudir a los especialistas que necesitas en cualquier momento y lugar sin tener que esperar interminables listas de espera.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Aegon es uno de los mayores grupos aseguradores del mundo, fundado en Holanda hace más de 160 años, cuenta con una plantilla de más de 29.000 empleados en todo el mundo. Esta variedad de culturas aseguradoras nos ha permitido conocer, y mejorar la gama de productos y servicios ofrecidos a nuestros clientes durante más de 30 años en España.

Nuestra misión es ayudar a personas a proteger lo que más importa durante toda su vida.