¿Qué grados de invalidez existen y en que se diferencian?

grados invalidez

Aunque muchas veces pensemos solo en las cotizaciones a la Seguridad Social como los pagos que realizamos para obtener una cobertura para la jubilación, afortunadamente sus coberturas son mucho más amplias. Desde cubrir una baja por enfermedad, hasta pensiones de viudedad, orfandad o cubrir económicamente cuando por distintas circunstancias no podemos ejercer nuestra profesión.

En este caso recibiremos una prestación por invalidez, que dependerá fundamentalmente del distinto grado de incapacidad que un tribunal médico nos conceda y cuyas diferencias os explicamos:

Diferentes grados de invalidez

Actualmente existen estos grados de invalidez:

  • Parcial para la profesión habitual: Cuando al trabajador se le determina una disminución no inferior al 33% en el rendimiento necesario para ejercer su profesión.
  • Total para la profesión habitual: No puede realizar su profesión habitual pero sí puede dedicarse a otra distinta.
  • Absoluta para todo trabajo: No puede realizar ninguna profesión u oficio.
  • Gran invalidez: Cuando además de no poder realizar profesión habitual o ninguna profesión y además necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida.

Cuánto cobrará por su pensión de invalidez

La cuantía está determinada por la base reguladora, lo que ha cotizado, a la que se le aplica un porcentaje según el grado de discapacidad:

Incapacidad permanente parcial: Una indemnización a tanto alzado determinada por las 24 mensualidades de la base reguladora (cotización) que se usaron para el pago de la incapacidad temporal (tiempo de baja).

Incapacidad permanente total para la profesión habitual:  Tendrá derecho a una pensión del 55% de la base reguladora. Este porcentaje se incrementa un 20% a partir de los 55 años cuando por diversas circunstancias exista dificultad de obtener empleo en actividad distinta a la habitual.

Incapacidad permanente absoluta:  Se abonará una pensión igual al 100% de la base reguladora.

Gran invalidez: Se incrementa con un complemento la pensión obtenida por invalidez total o absoluta.

Cuando el motivo de la incapacidad sea un accidente de trabajo o enfermedad profesional y se haya determinado la responsabilidad empresarial, la prestación económica aumentará, según la gravedad de la falta, entre un 30% a un 50%.

¿Puedo realizar otra actividad?

Según el grado de invalidez existen diferentes compatibilidades o incompatibilidades:

  • Incapacidad permanente parcial: Puedes realizar cualquier trabajo incluido el que estuvieras realizando.
  • Incapacidad permanente total: Puedes realizar cualquier tipo trabajo con la excepción del mismo puesto que tenías.
  • Incapacidad permanente absoluta y gran invalidez: La normativa permite “realizar actividades compatibles con su estado” pero, a partir de la edad de acceso a la jubilación, es incompatible con el trabajo por cuenta propia o ajena.

En todos los casos, si estos trabajos obligan a que te incluyan en alguno de los regímenes de la Seguridad Social, tendrás que darte de alta y cotizar, además de comunicarlo a la entidad gestora.

En todo caso, las pensiones de incapacidad permanente pasan a denominarse pensiones de jubilación, cuando sus beneficiarios cumplen 65 años.