Tributación conjunta: cómo funciona y cuándo compensa

tributacion conjunta

La tributación conjunta es una ventaja que matrimonios y familias pueden aplicar al hacer la declaración de la renta y cuya paulatina desaparición se abordó recientemente.

Esta figura es también la razón por la que cada año millones de personas se hagan la pregunta de si compensa más hacer la declaración de la renta conjunta o individual.

Aegon te ofrece una solución para ti y tu familia para que te sientas tranquilo


La reducción por tributación conjunta

La gran ventaja de la tributación conjunta en el IRPF es una reducción de 3.400 euros en la renta para familias integradas por ambos cónyuges. 

La reducción por hacer la renta conjunta es de 2.150 euros para familias monoparentales.

Ese es el incentivo principal para hacer la declaración de forma conjunta en lugar de individual.

Esta modalidad conjunta en el IRPF surgió en su momento para adecuar este impuesto a la composición de rentas dentro del hogar. En otras palabras, para que las familias donde una persona era quien trabajaba no pagasen más que otra en la que lo hacían los dos.

La razón es que al ser el IRPF un impuesto progresivo, cuanto más ganas, más pagas. Así, una persona con ingresos de 60.000 euros pagará más que dos con 30.000 euros cada uno, por ejemplo.

Precisamente por ese motivo, no todo el mundo puede beneficiarse de la tributación conjunta en la renta.

renta individual o conjunta cual es mejor

¿Quién puede hacer la declaración de la renta conjunta?

La Agencia Tributaria (AEAT) es clara sobre quién puede acceder a la tributación conjunta. Sólo las personas que se integren dentro de una unidad familiar podrán optar por la declaración conjunta

Hacienda distingue dos modalidades de unidad familiar que dan derecho a presentar el IRPF conjunto y a aplicar la reducción por tributación conjunta. Son las siguientes:

  • En caso de matrimonio. La unidad familiar serán los dos cónyuges casados legalmente y los hijos menores de edad o mayores de edad incapacitados.
  • En ausencia de matrimonio o en casos de separación legal. La unidad familiar la podrán formar el padre o la madre con todos los hijos que convivían con una u otra persona.

El resto de opciones no se consideran unidades familiares en la renta y no podrán acceder a la tributación conjunta. Esto afecta, por ejemplo, a las parejas de hecho sin hijos, que no podrán hacer la renta de forma conjunta.

¿Cuáles son tus opciones de tributación según tu situación familiar?

Para que lo tengas todavía mucho más claro, vamos a ver cuándo puedes acceder a la tributación conjunta dependiendo de tu situación.

Matrimonios sin hijos

Puedes presentar la declaración conjunta independientemente de tu régimen matrimonial. Es decir, incluso si estás casado en régimen de separación de bienes, puedes hacer el IRPF conjunto.

Matrimonios con hijos

Pueden optar por presentar la renta conjunta toda la familia o la individual uno de los padres y el otro la conjunta con los hijos. En cualquiera de los casos el mínimo personal y familiar se dividirá al 50% entre los dos progenitores.

Parejas de hecho sin hijos

La definición de unidad familiar para Hacienda es cristalina. Una pareja de hecho no se considera una unidad familiar en el IRPF y no puede acceder a la tributación conjunta.

Pareja de hecho con hijos

En este caso, uno de los miembros hará la declaración individual y el otro podrá hacer la declaración conjunta con los hijos.

Sin embargo, no podrá aplicar la reducción por tributación conjunta como familia monoparental. Esta ventaja por hacer la renta conjunta es solo para aquellas personas que no convivan con el padre o madre del niño.

Sí se podrá beneficiar de otras ventajas de la tributación conjunta, como unos límites mayores para acceder a determinadas deducciones.

Matrimonios separados con hijos

En este caso sólo uno de los dos progenitores podrá hacer la renta conjunta con los hijos menores. Este progenitor debe ser quien tenga la custodia, en caso de no estar compartida. ¿Y si lo está?

En caso de custodia compartida sólo uno de los progenitores podrá hacer la renta de forma conjunta con los hijos. Lo más habitual es turnarse este privilegio año a año.

Madres y padres solteros con hijos

En este caso se puede hacer la declaración conjunta con los hijos siempre que no sean mayores de edad.

tributación conjunta parejas de hecho

¿Mejor tributación conjunta o individual?

Cada caso es un mundo y lo mejor siempre es hacer pruebas con Renta Web antes de decidir. Sin embargo, sí que hay una serie de situaciones en la que la opción de tributación conjunta es mejor.

Estas son algunos casos repetidos y cómo actuar en cada uno de ellos:

Cuando los dos trabajan. En este caso la declaración individual suele ser la mejor opción casi siempre salvo que exista una enorme diferencia de ingresos porque uno cobra muy poco. La razón es que el mínimo personal y familiar en la declaración de la renta no se multiplica por dos. Seguirá siendo de 5.500 euros en declaración conjunta y 5.500 euros siempre serán más que los 3.400 de la reducción por tributación conjunta.

Cuando sólo uno trabaja. En este caso hay que optar siempre por el IRPF conjunto. De hecho, para eso se creó la tributación conjunta.

Cuando hay una hipoteca y se puede desgravar. La respuesta en este caso depende. La base máxima de la deducción es de 9.040 euros en declaración individual y conjunta. Si habéis aportado más de esa cantidad a la hipoteca, incluido el seguro de vida ligado al préstamo, compensará la individual.

Cuando hay un hijo que gana menos de 8.000 euros. Puedes incluir a tus hijos en la renta hasta los 25 años siempre que gane menos de 8.000 euros y no presente la renta por su cuenta. Si es el caso, mejor que haga el IRPF contigo como parte de la unidad familiar que de forma individual. El estado de los hijos es fuente de errores en el borrador de la renta, así que conviene revisar bien el IRPF para ver que los datos son correctos.

 ¿Cómo hacer la declaración conjunta?

Hacer la declaración de la renta de forma conjunta es muy sencillo. Actualmente el propio programa de Hacienda se encarga ahora de hacer los cálculos y de informarte de cuál es el resultado de la declaración individual y conjunta.

Lo único que debes hacer es incluir los datos de tu cónyuge y su número de referencia al tramitar el borrador. El programa Renta Web trasladará sus datos fiscales a la declaración y te dirá si te compensa más la declaración conjunta o individual.

Para saber la modalidad en la que estás tributando puedes revisar la casilla 461, en la que aparece el importe de la «reducción para unidades familiares que opten por la tributación conjunta.

¿Se termina la tributación conjunta?

El «Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia» que el Gobierno envió a Bruselas incluía un epígrafe donde apuntaba directamente a “la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta mediante el establecimiento de un régimen transitorio, debido a que genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta (principalmente mujeres)”.

La medida de quitar la tributación conjunta surgía un estudio realizado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en julio de 2020 donde apuntaban que el posible desincentivo laboral y la caída de la recaudación por ese motivo.

Menos de una semana después el propio Ejecutivo daba marcha atrás y aseguraba que no se plantea eliminar la tributación conjunta, por lo menos, hasta consultar con los expertos, que incluiría también a la AiReF. Y es que el propio estudio también apuntaba que el impuesto cumple con el objetivo de ayudar a una renta más acuánime con todos los modelos de familias.

Ahora habrá que ver qué camino toma finalmente el Ejecutivo, acuciado por cuadrar cuentas y aumentar los impuestos tal y como quiere la Unión Europea.

banner seguro de ahorro
¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Compártelo en redes sociales con tu familia y amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin