Consejos para ahorrar en tus vacaciones si te vas fuera de España

ahorrar vacaciones fuera españa

El 21 de junio a las 17:54 dio comienzo el verano. El día D da paso a lo que muchos y muchas llevaban esperando durante tantos meses de invierno: las vacaciones. El período estival tan deseado, pero que para poder disfrutarlo aún más es necesario una buena planificación, entre las que destaca un control adecuado de los gastos.

El gasto medio de un español en vacaciones, según los últimos estudios, oscila entre los 1.000 y los 3.000 euros, incluyendo transporte, alojamiento y todo tipo de gastos de ocio y consumo. Esta gran diferencia se basa no solo en los días en los que vayamos fuera, sino que son muchos los que eligen destinos cada vez más lejos de sus fronteras, asumiendo más gastos. Si es tu caso, te dejamos estos consejos.

La eterna pregunta ¿reservar anticipadamente o hacerlo a última?

El ahorro comienza antes de comenzar el viaje. Aquí está una de las grandes disyuntivas, reservar anticipadamente o hacerlo a última hora. Ambas pueden conllevar ahorro, pero también tiene sus riesgos. Es cierto que anticipando la reserva obtenemos un descuento, pero es sobre un precio tarifa que puede reducirse a última hora. También debemos cubrirnos sobre cualquier imprevisto que nos impida hacer el viaje y perder el dinero.

Si elegimos esperar a última hora tenemos más asegurado que ningún contratiempo impida las vacaciones, pero no lo estará tanto el destino, porque puede que no haya plazas al plazo deseado. En general para conseguir ahorro tienes que ser flexible en tu destino.

La cobertura de asistencia en viaje de tu seguro de salud

Vayas a donde vayas, un punto clave es tener una cobertura suficiente para cualquier tipo de imprevisto. Un seguro de viaje puede cubrir buena parte de estos, pero tendrás que asumir un gasto más, por una cobertura de unos pocos días.

Frente a esto, tu seguro de salud es tu mejor aliado para viajar con tranquilidad sin asumir un coste adicional. La cobertura de asistencia en viaje de tu seguro de salud te permite tener coberturas importantes sin tener que hacer ningún desembolso adicional.

Control diario de tu gasto

Pero también es importante controlar los gastos en el día a día. Aunque tengamos reservado y cerrado el precio de la parte más importante del viaje como el vuelo o el hotel, son los gastos extra los que muchas veces disparan nuestro presupuesto.

Y es que este es el primer consejo, no salirnos mucho de la cantidad que tengamos prefijada, incluido un dinero apartado para imprevistos y tener en cuenta ciertos costes que podemos evitar o disminuir con los siguientes consejos:

  • Telefonía:  Un importe abultado en el recibo del teléfono supone para muchos una de las sorpresas más desagradables de las vacaciones. Por ello, ten en cuenta que fuera de la Unión Europea -donde no se aplica roaming-, los costes pueden ser muy elevados. Consulta la tarifa que te aplicarían con anterioridad, si existe alguna posibilidad de ahorro contratando alguna oferta y limite su uso. Una buena idea es usar WiFi públicas o del hotel y gestionar llamadas a través de este servicio de datos gratuito.
  • Otro punto importante son las comisiones de las tarjetas. La mayoría de las tarjetas, no todas, cobran una comisión por pago en otra divisa. Por todo ello busque la forma más económica, si no es una tarjeta sin comisiones, si use dinero en efectivo para pequeñas transacciones.
  • Pero ante todo tenga cuidado con los gastos no planificados. Por ejemplo, las excursiones de última hora suelen suponer un gasto importante porque se contrata compulsivamente sin comparar otras opciones, algo que gracias al acceso a Internet con nuestros dispositivos móviles podemos hacer de forma sencilla. También es un sobrecoste la compra de suvenires en zonas turísticas. Analice muy bien lo que compra y su coste.

Controlar los gastos de tus vacaciones te ayudará a evitar sobresaltos financieros, que pueden hacer que la cuesta de septiembre, que coincide con la vuelta al colegio, sea lo menos dura posible.