Coronavirus y teletrabajo: cómo crear en casa un puesto de trabajo seguro para tu salud

teletrabajo seguro
Tiempo de lectura: 4 minutos

El teletrabajo es una opción con la que compaginar tu tarea laboral desde casa, pudiendo beneficiarte de ventajas que van desde una disminución de los costes de desplazamiento (en tiempo y dinero) hasta mejorar la conciliación laboral. Pero por encima de todo ello, ahora se está mostrando que el teletrabajo es vital para que muchos podamos continuar con nuestras tareas en estos momentos de crisis, como el que vivimos actualmente con la pandemia del coronavirus.

Para muchas tareas, el teletrabajo es sencillo de implementar desde un punto de vista tecnológico. Conexiones a Internet de gran velocidad, herramientas de trabajo colaborativo, servidores en la nube o seguridad y privacidad a través de VPN, son medidas fáciles de aplicar. Sin embargo, muchas veces los problemas vienen derivados de lo que aparentemente parece más sencillo: tener un espacio adecuado de trabajo.

Qué es y qué no es el teletrabajo

El que no está acostumbrado a realizar teletrabajo tiene que desterrar una falsa creencia: creer que teletrabajar es lo mismo que hacer una tarea puntual desde casa. No estamos hablando de contestar un correo urgente o terminar una presentación, sino de realizar una jornada de trabajo igual de larga que en la oficina y, por tanto, teniendo las mismas o parecidas prestaciones que desde allí.

Por todo ello, hay que buscar de un espacio específico para el trabajo. Un lugar ordenado, respetado por todos los miembros de la familia y en el que todos sus elementos (mesa, silla, ordenador, iluminación…) cumplan unos requisitos

Requisitos para un teletrabajo adecuado

Al igual que se debe establecer una rutina de trabajo, desde la hora de inicio o finalización o la ropa que se vista, el lugar de trabajo debe cuidarse en una serie de puntos. La idea es tener un entorno estable en el que se cuiden puntos como la ergonomía hasta la iluminación para evitar perjuicios a nuestra salud.

Silla

Se tiene que elegir una silla adecuada para estar sentados durante periodos prolongados. Por ello tiene que ser estable, si es posible con reposabrazos y con acabados que no produzcan molestias como tener salientes.

Si puede ser, una silla giratoria proporciona mayor autonomía a la hora de realizar gestos rutinarios (coger documentación, usar impresora, etc.). También que el tapizado evite la humedad, que sea transpirable.

Pero el punto más importante está en la altura e inclinación del respaldo, para que pierda alinearse de forma correcta con el área de trabajo y que la espalda pueda apoyarse correctamente y así evitar dolores de espalda.

Mesa

La altura y la alineación con la mesa es el punto clave. Tiene que estar a la altura de los codos cuando se está sentado y en una posición de 90º con la silla.

Con respecto al tipo de mesa es recomendable que sus bordes sean redondeados, sin salientes que conlleven algún golpe o percance no deseado.

Teletrabajo mesa y ordenador

También, para facilitar tanto el trabajo como prevenir molestias, la superficie debe ser lo más amplia posible con espacio suficiente bajo la mesa para acomodar bien las piernas. Igualmente, es conveniente que los colores sean suaves y el acabado mate para eliminar reflejos.

Ordenador

Es el instrumento de trabajo principal y cuyo uso continuo puede generar fatiga ocular y si no está correctamente alineado dolencias de espalda. Por ello, es importante que el borde superior de la pantalla tiene que estar por encima del nivel de los ojos y a una distancia de unos 40 centímetros.

Tanto pantalla como teclado tiene que estar frente a la silla, para evitar malas posiciones. El teclado o portátil debe guardar una distancia de al menos 10 centímetros con el borde para una buena posición de manos y brazos. Es importante igualmente que haya espacio suficiente para manejar el ratón.

Entorno e iluminación

Por último, el entorno de trabajo, la luz, también es importante. Las estancias cerradas no son las más adecuadas para la salud, tener una buena iluminación es vital para prevenir daños en la vista.

Trabajar en un área con buena iluminación natural es muy importante. Es importante tener en cuenta la luz que entre en la estancia, pero también orientar de forma adecuada la mesa de trabajo para poder conseguir la mejor iluminación solar. Es recomendable que la luz entre siempre por un costado, sin que exista ningún obstáculo que impida que llegue correctamente y que se oriente correctamente pantallas y teclados para evitar reflejos.

Teletrabajo iluminación

Cuando no se usa luz natural es importante saber usar la luz más focalizada y aquella que ilumine toda la estancia. Lo ideal es tener un buen sistema de iluminación general, con una lámpara de techo que proporcione luz a toda la estancia y que no quede a espaldas del trabajador.

Se puede apoyar en luz focalizada (flexo) para determinados trabajos y momentos, especialmente repasar documentos, o tareas que se realizan de noche. Este tipo de lámparas direccionales es de gran utilidad para un uso intensivo durante unas horas, pero hacerlo de forma habitual no es lo más adecuado para la vista.

El objetivo durante esta cuarentena por Coronavirus es que puedas optar por el teletrabajo y continuar trabajando desde casa, pero es importante que lo hagas de forma adecuada, y así prevenir molestias que afecten a tu salud.